Agradecer en fin de año

Justo cuando siento que estoy algo trabada en una parte de la escritura, respiro, pido ayuda energética, miro al horizonte entre los edificios y aparece al lado mío una abeja que viene a saludar. -¡Ahh! Gracias, amiga, me traes poder, ¿verdad?- le digo mientras revolotea cercana al compu, la taza de té de menta y unos apuntes. Se queda suspendida unos segundos y sigue su vuelo por la ciudad. Algunos insectos alados (mariposas, libélulas, abejas) son los grandes representantes de esta nueva era que comenzamos hace unos años; son símbolos, seres de poder en este despertar de consciencia del que somos parte… Estoy en el balcón, en un día algo gris pero cálido escribiendo las Predicciones 2015 para Emol.com, que se publican a fin de año… Es un rito en cada noviembre, pero este 2014 quiso otra cosa. Siempre salía unos días a otro lugar, sin embargo ahora todo se dio para que tuviera que quedarme en Santiago y no pudiera sentarme hasta estas semanas a bajar información para cada signo…Ya les avisaré cuando estén publicadas… Y, bueno, puro aceptar, no se pueden forzar las cosas, entonces me quedo en casa, también voy de café en café escribiendo un rato, conversando un poco, redescubriendo la ciudad, gozando detalles, como ver al señor que pasea a sus tres perros cokers con gorros navideños y toda la gente se da vuelta a mirarlos, o encontrarnos con los amigos en medio del trabajo de cada uno…

Y estas semanas, además de mucha actividad, a algunos nos han traído una cuota de fragilidad. Yo la siento internamente, también en mi cuerpo y en lo colectivo. Siento la incertidumbre y la vulnerabilidad muy palpables. Claro, también siento el agradecimiento, la belleza de este tiempo naciente, la generosidad, el amor y la nueva comprensión de todo lo que nos sucede… Estamos en la antesala de unos meses muy clarificadores y en un momento cada vez más verdadero, donde -muchos- respiramos la precariedad, que siento es el ajuste de lo nuevo en cada uno y en la malla energética de la que somos parte…

dalilimpiezaLa segunda mitad de diciembre y hasta marzo-abril, la energía viene más drástica, muy directa. La tierra, el fuego, los vientos y las aguas (en ese orden)  pueden reflejar esto también. Urano y Plutón de nuevo tienen otra cita estas semanas, la penúltima desde que se encontraran en junio de 2012 donde hicieron un pacto de caballeros y en medio de sarcasmos dijeron: ok, basta; los humanos tienen que crecer, no pueden seguir ocultándose a sí mismos ni creyendo que las respuestas están afuera; llego el momento de destetarlos de sus dependencias, que hagan limpieza profunda en sus vidas y así comiencen un camino mucho más autónomo y verdadero, por tanto despierto o en vías de. Manos a la obra… Ambos colosos se han encargado de destapar asuntos que teníamos guardados -o queríamos mantenerlos así-, de obligarnos a evidenciar lo frágil y lo poderoso de la condición humana, de mostrarnos cuántas herramientas interiores tenemos frente a las crisis y también que despidamos todo lo viejo: creencias, hábitos, relaciones rancias, apegos. Hemos muerto en 2013 y lentamente renacido desde el segundo semestre de 2014. Estamos en pleno renacimiento, como niños aprendiendo a caminar, sin agarrar del todo el paso firme: todo es nuevo, tenemos que probar, explorar y permitirnos pequeñas caídas, pero ya no retrocesos… Es raro que un niño de dos años vuelva a gatear o a los brazos de los padres… Nos toca caminar con alegría, visión nueva, redescubriendo todo, con mucha flexibilidad… Pero ya no somos niños, lo fuimos. Ahora sabemos, ahora tenemos heridas y experiencias riquísimas en nuestra energía que nos vuelven más sabios…

Y estos días en que escribo las predicciones reviso el año con todas sus energías; recuerdo, agradezco, me emociono. De eso hablamos este miércoles en radio Cooperativa, acá el audio. Porque no podemos pasar a lo siguiente si no revisamos lo presente y de dónde venimos, cuál es el camino que hemos hecho. Y aunque voy con esta fragilidad interna y física a la radio, sintiendo ganas de nido, de refugio y una parte mía no quiere salir y se le hace muy pesado el programa, de ida y de vuelta recibo un regalo-confirmación muy bellos. El chofer que me lleva en el taxi cuando vamos llegando, después de conversar de todo un poco, me pregunta de qué hablaré en el programa. -Ah, pon la radio, capaz que lo anuncian y ahí te enteras -le digo jugando un poco-. Y sí, justo Cecilia, la conductora, avisa que hablaremos de astrología y cómo ha sido el año. -Ah, qué bien, me dice el chofer y me pregunta: ¿por qué hay gente que lo pasa tan mal en la vida y se esfuerza y no sale del hoyo y a otra gente le va bien?, ¿por qué hay gente que todo se le hace difícil y son buenas personas y a otras todas las puertas se les abren?…. -Te entiendo, sé de lo que me hablas -le digo e intuyo que está hablando de él y me conmueve. -¿Sabes?, nosotros venimos vida tras vida a experimentar muchas cosas y a veces nos corresponde vivir ciertos dolores, enfermedades, abandonos, pobreza; también riqueza, logros, bondad, viajes… De todo. Hay vidas que son más duras que otras aparentemente y todas están llenas de regalos de esos que nos gustan: que nos vaya bien, que nos quieran, que tengamos ciertas cosas… Pero hay muchos regalos también en aquello que es incómodo, que duele, sólo que no nos han enseñado a verlos, nos han enseñado a dividir en bueno/malo y eso causa mucha frustración -le digo mientras ya nos acercamos a la radio y me escucha con atención y su corazón muy blando. -Pero, además, te diré algo que tienes que soltar- le agrego, porque a esas alturas ya le pedí su fecha de nacimiento y es ariano: la lucha, el esfuerzo estricto. Chao, no más. No conseguimos más con esforzarnos o privarnos de gastos, por ejemplo. Las cosas se liberan y nos va mejor si disfrutamos, si nos ponemos creativos, si en vez de restringirte te vas a pasear y darte un gusto con tu mujer. Es cuando gozas y confías -sin evadirnos, claro- que la vida se abre, ¿me entiendes? -Y me mira cuando ya estamos estacionados frente a la puerta y me dice: sí, siempre le digo a mi mujer que no gastemos o que no tengo tiempo. -¡¿Viste?! Desde ahora, dile que sí, propónle simplemente ir a caminar, ir a la naturaleza, hacer un pic-nic, ir al cine; cualquier cosa, si sales de la rueda de sacrificio por tu iniciativa la vida comienza a cambiar. Dale!… Bueno, fue un placer y ya nos reencontraremos -le digo, mientras bajo apurada al programa y nos despedimos con alegría.

De vuelta del programa, está esperándome en la puerta porque le avisaron que él me traerá a casa. -Ehhh, hola otra vez -lo saludo y cruzamos parte de Santiago conversando aún más. Cuando llegamos él, además del regalo de poder compartir y viajar en buena compañía, me da otro más. Le pregunto su nombre antes de bajar y me dice: Ángel- …. Guauu! -le digo. Llevo mi mano al corazón, agradezco en silencio, le sonrío y agrego: ¿¡Viste el poder de tu nombre!? Y mira qué honor, que un ángel me lleve y me traiga. Muuuchas gracias, que te vaya muuuy bien y diviértete!- nos despedimos alas-angel1mientras sigo sonriendo por esta señal-confirmación justo cuando en estos días en que a ratos dudo y quisiera esconderme un poco… Hay seres alados por todas partes y nosotros también lo somos!!

Y por si seguía dudando, ya tenemos lugar para el RITUAL DE CIERRE DE 2014. Será el sábado 27 de diciembre, a las 18 hrs, en el TEATRO ORIENTE, en Pedro de Valdivia, 099. Los invitamos a todos, los frágiles y los fuertes, a encontrarnos, celebrar, recapitular, agradecer y comprender lo vivido este poderoso año y a abrir con el corazón el sólido 2015. Reserven la fecha, inviten a todos los que quieran: chicos, medianos, grandes, crédulos y desconfiados; todos somos iguales y podemos compartir una tarde muy especial. La entrada es el aporte voluntario de sólo $1000. Ya les daremos más detalles. Un abrazo alado y nos encontramos por aquí y el 27!!

Decisiones conscientes

Mi nuevo amigo en el barrio es… turco! jaja; se llama Burhan (‘como el de la teleserie’, me dice), tiene una tienda y lleva poco tiempo en Chile; hablamos de Estambul, de Capadocia y de su especial cultura, de cuán en casa me sentí cuando estuve unos días por su tierra este año; también conversamos de Chile y de cómo somos… Qué risa cómo la Vida te conecta con humanos todoaquello en lo que estás vibrando (desde hace poco más de un año Turquía me aparece a cada rato con distintos gestos), por eso -entre otras cosas- es importante tomar atención a nuestra energía, detenernos a ver en qué estamos, y percibir cuándo estamos en alegría/amor/agradecimiento/paz/aceptación versus miedo/rabia/pena/pesimismo/crítica… porque obvio que la Vida nos conectará con aquello, aunque seguro también nuestros guías nos mandarán señales y opciones para elevar nuestra vibración si estamos en algo más bajo u opaco, pero tomarlas es decisión nuestra…

Estos días hemos hablado bastante de esto en la lectura de carta astral. También lo compartimos en la charla del Congreso de terapeutas florales al que fui invitada el sábado pasado a conversar sobre reencarnación/propósitos del alma/astrología… Hablamos de nuestra decisión. Cualquiera está bien: decidir ser agresivo o pacífico, víctima o victimario, consciente o no, rígido o flexible, miedoso u osado… Da igual. Muchas veces lo importante es tomar la determinación, actuar en coherencia y asumir las consecuencias. Hay mucha gente que ha decidido no crecer y está perfecto. No pasa nada, es una experiencia. Y cuando decides lo contrario también es perfecto, ojalá seamos consistentes y seguro vienen otras consecuencias, no mejores ni peores, sólo que es otra vibración…

Desde esto, las decisiones, qué días potentes nos trajeron la cita de Marte y Plutón a mediados de noviembre: todas las verdades sobre la mesa, mucho poder interior y… Cierres. Ahora el cielo nos da un “semi” respiro, mucha limpieza, más claridad y una gran posibilidad de mirar más profundamente en qué estamos y qué necesitamos, para luego, desde el 14 de diciembre y hasta el 7 de enero con fuerza, retomar la intensidad de este ciclo y poner a prueba nuestra sabiduría, a ver si por fin nos decidimos a ocuparla cada vez más… Diciembre será otro eslabón de cierres e inicios, aunque este año realmente termina en marzo, a mediados.

Asistida por guías de esta dimensión y de otras más sutiles, comprendo que este tiempo no tiene que ver con grandes temas antiguos o demasiado profundos, este tiempo -para muchos- se centra en la verdad de lo que somos hoy. Los meses 2014 han sido tan vertiginosos, que claramente no somos los mismos de abril cuando comenzara nuestro centrifugado, ni menos quienes éramos en 2013 durante nuestros potentes procesos de lavado. Obvio que el día no dura 24 horas ni 16 tampoco, ahora dura menos. Cada mes parece un suspiro, todo se acelera y el ritmo -como lo he dicho antes- está vertiginoso y aquello que antes podía gustarte ahora puede que no y al revés. Encima ahora nada se pega con chicle, la verdad aflora sí o sí y nadie puede jugar a que está todo bien en una situación que por debajo huele mal o tiene basura… Ya no. Y cuando quieres mentirte a ti mismo todo se confabula para que asumas y hasta no puedas llegar a aquel lugar al cual ibas por compromiso o con fastidio… Lo que es es y lo que no, no. Parece simple, pero a ratos puede ser crudo. Quedan muchos en el camino de cada uno y varias situaciones que ya fueron no hay cómo maquillarlas o rescatarlas.

Y al mismo tiempo, estos meses de tanta verdad e incertidumbre abren nuestra consciencia y también el goce. Hay demasiado que disfrutar ahora. El canto de los pájaros, el cielo con otro brillo, un ritmo vibrante y cadencioso si te detienes a mirarlo, bellos gestos de amor que saltan a cada instante, la creatividad y osadía de tantos… El sábado pasado, como cada año (una de las pocas tradiciones que sigo conservando en este ciclo), fuimos con Silvia -amiga argenti-chilena- al bazar internacional de las damas diplomáticas en Santiago. Creo que es como el octavo año que voy y hace como tres que llegamos con Silvia al parque y ella también lleva los mismos que yo disfrutando de un sábado de primavera con comida, colores, artesanía, baile, música y gente de todos los rincones. Allá, pese a que esta vez hace frío y finalmente llueve, nos encontramos con otros amigos y vecinos de Chile y otros lados; saboreamos platos de Indonesia, Thailandia, Palestina, Uruguay, Perú… En esta versión hay comida turca a cargo de… Onur, jaja, mi amigo del Meze, el nuevo restaurant turco del barrio, nos saludamos con mucha alegría y conversamos un poco mientras prepara el clásico döner kebab. Todo fluye, hasta la lluvia, los regateos en los puestos de artesanía, la risa, la música mexicana, árabe y china; los niños revoloteando. Uno de ellos, un pequeño de unos dos años y algo se acerca directamente a nuestra mesa y nos mira con sus ojos grandes justo cuando a mí se me cae la lagrimita de emoción al contarle un logro vivido recientemente a Silvia. Detrás de él llega su abuela finlandesa que no habla nada de español y que no sabe cómo sacar a su nieto de nuestra mesa; finalmente le ponemos una silla a cada uno y todos compartimos… Energía nueva, pura y abierta se muestra como señal que me reafirma este nuevo ciclo en el que estoy, al igual que muchos.

La energía nueva también se me muestra en los preparativos que ya comienzan para nuestro Ritual de Cierre 2014, que será el sábado 27 de diciembre (reserve la fecha para encontrarnos y despedir el año con amor), donde el escenario se nos movió a varios, pues parte del centro donde lo hacíamos está dañado por un incendio reciente… La vida con su limpieza e intensidad nos hace practicar flexibilidad, fragilidad, empatía, valentía, creación…  Ya les daré más detalles del ritual en las próximas notas.

Estas dos semanas que vienen, la energía del cielo nos estimula y nos propone lograr más, no desde la ambición solamente, sino desde el entusiasmo, la creatividad, la magia y la decisión. Hay mucho potencial en especial hasta el 9 de diciembre para que conquistemos logros desde el placer y el juego; se trata de divertirnos y hacer gestos para manifestar desde nuestro corazón.

manos1[2]El inicio de diciembre marca mucho entusiasmo y energía antes de las últimas vueltas de la centrífuga 2014. La segunda quincena removerá otros eslabones que tenemos pendientes y nos seguirá revelando verdades. Por ahora, estos días, usemos más nuestra genialidad, riámonos de nosotros mismos, salgamos de ruedas de crítica-queja-desconfianza-envidias, gocemos de lo simple y vayamos más allá de nuestros temores: podemos osar, probar nuevas formas y dar significativos pasos… Y para comenzar un mes donde los guías dicen se abre el corazón podemos partir por hacernos un regalo -cualquier detalle que nos dé alegría- y comprar otro con papel y todo y dejarlo en un espacio público para que alguien lo disfrute, o entregarlo a alguien cercano sin motivo… Al amor se lo puede alimentar y hacerlo circular, como enseña la tradición andina a través del Munay donde podemos “fabricar amor a voluntad” y ofrecerlo a todos los seres… Como lo señalaba al principio, aquello en lo que vibramos es lo que atraemos, así que todo el rato podemos probar qué sucede en nuestras vidas si vibramos amor puro… Muchas veces lo hemos hecho, sólo que ahora en este diciembre podemos decidirlo con más consciencia sólo por experimentar, sin afán, desde el disfrute y la entrega. Veamos cómo nos va…

Días verdaderos… Y activos

Hace días que nos empujan, nos sacuden, nos muestran, nos regalan… Un coro de planetas nos propone VER, tomar todo nuestro poder interior y direccionar nuestra energía. Ya no hay excusas ni tiempo para dispersarnos… Estos días están muy mágicos….

Lo bueno de estar en la centrífuga emocional-mental este año, es que todo pasa rápido. Ya no hay tiempo de quedarnos pegados en nada y Saturno desde Escorpión vaya que le ha puesto fuerza a esto, porque las aguas de este signo tienden a quedarse fijas en varias situaciones (igual que los aspectos de Tauro, Leo y Acuario que todos tenemos), pero don Satur con su bastón ha ordenado esta energía y ha puesto sabiduría en esta dinámica de nuestro ego nos guste o no, y sí que nos ha tomado lecciones en lo mismo, ¿verdad?… Y, como es la tónica del ciclo que iniciamos en 2012, los eventos vidasestán acelerados, profundos, significativos e intensos… El cielo se confabula para que no podamos distraernos -por más que el sistema lo intente vía WhatsApp, Facebook, Twitter; supuestas crisis y epidemias- de nuestro viaje de mayor consciencia y no hay espacio ya ni para sentarse a la hora de crecer: viene un hecho tras otro, una señal tras otra, para que los miremos de frente, nos decidamos a integrarlos y los metamos en la centrífuga mientras seguimos avanzando en esta espiral luminosa y ascendente llamada Vida…

Y como este año está muy bello y generoso, nos regala más cosas donde practicar nuestro crecimiento. Plutón, que está callado con sus ojos profundos que todo lo ven, escondido en algunas montañas y pilares capricornianos desde 2009 con más decisión, donde está en plena reflexión, cuestionamiento y ajuste energético, mientras sube una que otra cumbre emite una ola de frecuencia transformadora para todos los signos astrológicos, y cada mes se sacude un poco el polvo de su traje oscuro y baja a las ciudades -y a nuestra vida íntima- a pasar revista de cómo estamos llevando el éxito, las metas, la economía, las estructuras sociales, la política, la economía, la educación, la ambición… El poder. Y estas dos semanas, la anterior y la actual, está algo inquieto. Su cara inexpresiva y enigmática, tiene los ojos más brillantes, pues ahora se encuentra con el adolescente Marte, quien está un tanto eufórico en tierras capricornianas, trabajando duro para ayudarnos a avanzar en nuestros propósitos y emprendimientos, al tiempo que intenta moderar su clásica impulsividad.

Esta cita cumbre tiene lugar estos días. Un gran brote de poder está a nuestra disposición. Podemos tomarlo por nuestra voluntad y decidirnos a actuar en nuestras metas o trabajos internos y externos -cualquiera, no tiene porqué ser algo importante a los ojos de los demás, sino a los nuestros- y enfocarnos en manifestar cosas nuevas en nuestra vida. Poder, fuerza, decisión, intrepidez, magia, intuición y… Verdad se abren para todos. E igualmente también podemos dejar pasar la oportunidad -hay libertad de elección- y, quizá, vivir la acción desde afuera, es decir, esperar a que la Vida lo haga por nosotros. Que nos empuje, lo cual siempre puede ser con una cuota de ironía; a la Vida le gusta hacer bromas y el espíritu puede ser muy didáctico a la hora de enseñarnos algo, mientras el alma se pone feliz de acompañarnos en todo y abraza todas las resistencias de nuestro ego…

Si octubre fue un suspiro y un poderoso levantamiento de energía en distintos frentes para ver lo real y resolver, este noviembre es una intensa vuelta en la espiral y un reencuentro obligado con la VERDAD. Claro, Plutón, que todo lo impregna, y que estos últimos años emite esta onda energética transformadora en nuestras estructuras, rigideces, miedos, certezas, metas; ahora en noviembre intensifica su potencia. La cita con Marte ya comenzó la semana anterior, y ahora está sucediendo, con botella de vino en la mesa, las copas, los cubiertos, exquisitos platillos, y los protocolos de seguridad activados. El encuentro crucial es toda esta semana y hasta el domingo 16 con potencia, y juntos pueden sacar chispas, sacudirnos a nosotros y/o a la Tierra, a instituciones, o a líderes -por estos lados, en México, Chile, Argentina, los efectos se ven fuertes en la esfera pública- para que sigamos despertando sin enjuiciar, sólo desde la constatación. E igualmente en este encuentro también puede que ambos planetas terminen cantando un tango o una bulería a modo de celebración por los nuevos caminos que decidamos transitar. Todo es posible cuando dos poderosos se encuentran y abren un ciclo que nos da la mano hasta marzo 2015 para que emprendamos nuevos rumbos verdaderos y revisemos cómo queremos instalarnos en el mundo, cuáles son los caminos donde pondremos más énfasis y qué máscaras tendremos que sacarnos para que éstos sean auténticos…

Plutón y Marte nos regalan -o imponen- verdad. Las cosas a medias, ocultas, evitadas e inconsistentes en nosotros pasarán pruebas… Dentro de nuestra centrífuga 2014 puede abrirse la tapa y escaparse más de una prenda olvidada, escondida, taponeada, o no lavada en el proceso 2012-2013… Por tanto, estos días son de poderosa limpieza y reorganización.  El cielo se mueve hacia hechos tajantes que nos piden gran enfoque, consciencia, intuición, honestidad, entusiasmo y… certeza. Sí, en medio de la precariedad de este tiempo sin forma, la certeza está en nuestro corazón verdadero. A él hay que recurrir para que vea-hable-decida cómo vivir las experiencias que nos correspondan para seguir creciendo, evolucionando, integrando…

Y sincrónicamente, estos días varios consultantes de carta astral traen sus temas pendientes u ocultos a la lectura y en la intimidad de ésta, se atreven a expresar lo que les pasa. En esos momentos nuestra luz brilla. A veces lo único que quiere la Vida es que asumamos lo que nos pasa: tengo miedo, me da vergüenza, no quiero, sí quiero, me siento perdido, me siento solo, me siento invadido, no sé qué hacer, estoy frágil, quiero pasarlo bien, estoy harto, me siento feliz por lo que tengo, me siento culpable, tengo rabia, quiero tener más plata, no me gusta mi cuerpo, no me gusta mi trabajo, no sé qué hacer con mis hijos, me gusta mi comodidad… Da igual. Lo que sea tu (nuestra) verdad, quiere más espacio ahora, Desapego1quiere consciencia. Estos días son para esa Verdad. Para mirarla, respirarla, aceptarla, celebrarla si es preciso, y si es incómoda o de baja vibración, HACER algo interior para comenzar a soltarla con AMOR, sin rechazo ni sacrificio -de eso hemos tenido demasiado- y así comenzar a integrarlas y luego a trascenderlas pues esta Vida tiene ciclos -todo se termina para evolucionar hacia algo nuevo- y demasiadas experiencias como para quedarnos pegados en una sola energía o en trampas de nuestro maravilloso ego, que tanto nos ayuda a crecer… Plutón y Marte en Capricornio nos instan a acciones concretas…

Desde esta energía, hace rato que me llama y gusta una campaña publicitaria en la radio de un nuevo plan de telefonía móvil en Chile. Me gusta el mensaje y constatar cómo la nueva consciencia emerge por todas partes. Pasan frases de gente que se queja de algún tema y una voz los interpela y les dice que si eso no les gusta, ¿cuál es su plan?… Qué plan tenemos para cambiar eso en vez de permanecer en el hábito de la lástima, de rezongar o echar la culpa y, al contrario, cómo vamos a retomar ahora todo nuestro poder y comenzar con algo nuevo?

Les comparto, entonces, estos tres videos de esta campaña porque pueden inspirarnos a SER y hacer, a protagonizar nuestras vidas y a brillar con todo lo que somos desde cualquier cosa que hagamos, lo cotidiano o grandes planes. Todo cuenta y todo aporta.

Podemos decidir en tiempos inciertos

Entre risas, juego, e igualmente en serio, al final termino leyéndole la borra del café a Onur, el dueño del nuevo restaurant turco del barrio, que se viene a sentar a nuestra mesa al final de la noche. Antes él se la leyó a Lily y Gissy, con gran acierto, mientras Nora y yo observábamos expectantes. Es una noche exquisita en torno a la amistad, los sabores de Turquía, las anécdotas, los momentos de cada una y las bromas obligadas de “Las mil y una noches”, la exitosa -y dramática- telenovela turca que pasan por la TV chilena, cuyo guapo protagonista se llama precisamente “Onur”, como el que está en nuestra mesa con su acento turco y toda su energía emprendedora en Santiago de Chile. También están su mujer chilena, que obvio que bautizamos como Sherazade (la heroína de la telenovela) y su pequeña hijita, que ya tiene mucho sueño.

Y Nora me pregunta cómo lo hice si yo no sé leer la borra (hasta ahora y en esta vida), porque Onur asentía a lo que le iba diciendo girando la taza. -Pero si todos podemos todo, todos sabemos, además cuando es en juego, te sale, si te lo tomas muy en serio se cae, pero encima tengo años de oficio en esta y en otras vidas; es puro recordar… y jugar, poh -y le cierro un ojo a mi amiga que está feliz recordando sabores de infancia y compartiendo tanto con su amiga de toda la vida, Gissy, como con nosotras, amigas-vecinas de otra generación, que nos conoce hace no tanto pero que sólo con conversar un poco sentimos conexión del corazón… A vibracioncorazonveces pasa eso, hay gente con la que te encuentras y te conectas profundamente y otra cuya vibración simplemente no, no se da por más buena intención que haya. Es bueno ‘experi-sentir’ -como dice Xavier Pedro Gallego-  eso, la vibración. Hay ciertas frecuencias que te unen y otras que no, y algunas que en un momento sintonizan y después pasan, que dejas, porque vamos cambiando y luego no te encuentras aunque haya cariño o buena onda, simplemente no se da, y está bien, sólo que socialmente no es bien visto dejar de ir a ciertas cosas o personas cuando antes sí te encontrabas, pero en estos tiempos de gran honestidad la vibración ya no habla, grita, y casi que te impide conectar con situaciones, espacios y gente que no, que están en frecuencias distintas y/o donde el ciclo se ha cerrado… Por eso siento -ya no sé si lo publiqué antes o no- que estamos viviendo en mundos paralelos o múltiples y que esto se nota cada vez más… Igual tiene su toque de entretención y de comprobación de cómo está de poderosa la energía hoy y de cómo nos muestran aquello que nos corresponde en este presente y aquello que no…

Bueno, iba a escribir más sobre esto y  también de la cita de Plutón y Marte de la próxima semana. Pero la Vida quiso otra cosa y últimamente, hay que hacer mucho caso a lo que se nos muestra… Estas semanas me han hecho vivenciar en distintos contextos algo que siempre explico en la lectura de carta astral: nosotros podemos tomar decisiones en la vida, pero hay energías -situaciones- que son inevitables por más que les demos la vuelta intentando evitarlas, esconderlas o evadirlas, como si tuviéramos algún control sobre aspectos que están ahí para nosotros como un regalo de la Vida aunque no podamos leerlos como tal. Y cuando eso, lo inevitable, se presenta, tenemos tremenda decisión: cómo vivir aquello que ya se presentó y que puede ser incómodo, doloroso, angustiante, límite, impactante, abrumador, desafiante. En esas situaciones desagradables para el ego, irrumpe una energía pura con toda tu fuerza: nuestro corazón verdadero (no el corazón que late en Hollywood y en las telenovelas turcas o de cualquier país; recuérdelo, estimado pasajero de este blog), que con su poderosa luz gira a toda velocidad al centro del pecho y se eleva para animarnos a decidir cómo vivir esos episodios de la Vida que forman parte de ella pero que a nuestra mente le gusta imaginar que a nosotros no nos van a pasar, que no suceden si somos “buenos” -ja-, y que si lo hacen son algo “malo”, casi un castigo. Pero no. Nada malo nos sucede -lo hemos conversado antes, ¿verdad?

Me escribe Pau por su carta astral para revisar los tránsitos del año. Vino en 2013 y estaba ya enfrentada a grandes transformaciones. En el mail me explica que puede en ciertos días y horarios porque viene de Valparaíso (a dos horas de Santiago) y que se está tratando un cáncer de mama, entonces puede aprovechar los días en que tiene tratamiento. Sí, a sus 32 años un día comienza con ahogos, angustia, y primero creen que son ataques de pánico, pero luego se suman rigidez corporal y casi asfixia. La llevan a la urgencia médica, tienen que abrir su tráquea en una operación y de ahí comienza un ‘apasionante’ viaje en que le diagnostican un síndrome cuyo origen es el cáncer, entonces tienen que hacerle dos tratamientos… El último para el cáncer del cual ahora comienza con la quimio… Todo esto me lo cuenta con tranquilidad, sonriendo, con su pañuelo anaranjado en la cabeza sin cabello, sus ojos hinchados y vibrantes… Y llena de vida. Está mucho más feliz que el año pasado y ambas decimos al unísono: esto es lo mejor que te(me) pasó!-  Sí. Pau, en medio de la crisis, del dolor físico y emocional, del miedo, de las preocupaciones por lo que vendría, mantuvo toda su consciencia y corazón activados para vivirse esto como una gran oportunidad que está disfrutando a concho: volvió a ser hija y a tener que vivir con los padres, recuperó su lugar de niña y no de protectora, está en una gran pausa de su trabajo frente a un computador cuando hace mucho rato que estaba inquieta por trabajar con personas y con más libertad, se reencontró con su lado artista y está haciendo pequeñas cosas, ha compartido con los amigos y ya planean proyectos para colorear la vida y que no todo sea el trabajo oficial, desarmó su casa en Santiago y no tiene “nada” ahora y está en plena…. Incertidumbre. Y plena de VIDA…. Guauu. Yo misma le digo: tu energía está brillante-.  Aprendió a anudarse su pañuelo con su propio estilo y quiere hacer un tutorial en internet para que otras mujeres puedan llevarlo con coquetería; y aunque le cuesta respirar y está cansada, por dentro emite tremenda luz y poder…

caminosdecisionNo es que no le duela lo sucedido, que no le angustie, que no haya llorado o temido. No está anestesiada emocionalmente o inventándose que está todo bien. Es que fue capaz de decidir vivir esta nueva experiencia llamada cáncer con amor y consciencia y como un gran aprendizaje que le da la oportunidad que -quizá- sin éste ella no se habría dado: sanar por dentro muchos asuntos pendientes y comenzar a hacer cosas nuevas como siempre querían su alma y espíritu, pero que su ego no permitía por las razones que fueran, donde se había amoldado al sistema sin terminar de abrir espacios reales de transformación… En su caso, tuvo que venir una enfermedad a gatillar ese despertar y a recordarle: tienes otros talentos, quieres otra vida, tus misiones son otras; es ahora el momento, dale.

Esto mismo nos dice a todos el cielo actual: ahora VIVE, reconecta con tu corazón verdadero, escúchalo y actúa. Como un juego, sin pretensiones; prueba, diviértete, apasiónate por tu vida, por las cosas pequeñas y por objetivos más grandes. Muévete porque nadie lo hará por ti y no hay un momento ni un paso “seguros”, la incertidumbre es para todos, es un regalo lleno de puro potencial…

Cuánta belleza, humildad, poder, aceptación, consciencia y grandeza hay en nosotros a través de lo que Pau trajo a mi consulta estos días… Hay muuuchos como ella, aportando desde su propia adversidad, casi sin saberlo, pero con la certeza de que todo tiene un sentido, todo es experiencia y cada paso en el camino está lleno de regalos si miramos con los ojos del corazón puro… Qué tiempos magníficos atravesamos! Enhorabuena hemos decidido estar aquí en este ciclo-espacio y ser protagonistas! Ya no podemos seguir eligiendo ser víctimas, ya no podemos bajar nuestra vibración como en los ciclos anteriores de la humanidad…Este tiempo está de una belleza que te deja mudo y con puro agradecimiento en todo tu cuerpo… Si quieres mirarlo con el corazón, claro; porque si miramos desde el ego veremos caos, crisis, amenazas… Pero hay muchísimo más que eso. Hay demasiada luz…  Es tan emocionante ver a cada rato la cantidad de información al alcance de todos, tanta gente despertando, las nuevas miradas, cómo varios gestos opacos comienzan a quedar atrás y cómo éstas energías -las opacas u oscuras- se muestran con fuerza para que podamos decidir vivir desde otra vibración, desde la consciencia que contiene y emite luz-amor…

Quisiera escribir más, pero siento que la vivencia de Pau tiene una energía tan luminosa y elevada que basta y sobra con su ejemplo, con todo lo que puede inspirarnos. Encima me falta tiempo -como a todos por estas semanas, ¿no?- y ahora tengo que seguir en otras cosas, pues preparo -entre otros asuntos- una ponencia para el VII Congreso de Terapeutas Florales de Chile, donde me invitaron a exponer-compartir sobre La reencarnación y los propósitos del alma vida tras vida. Se los comento por si van o si quieren difundir para que sepan que podemos encontrarnos allá y conocer la mirada de la astrología sobre este tema. Es el sábado 22 de noviembre. Los datos acá.

Pero hay más. Ahora tengo una colega. Pau decidió hacer su blog y cuenta parte de su vivencia en esta página que irá coloreando de a poco y que ya tiene dos notas, pueden leer la primera aquí: http://hagamostribu.blogspot.com/2014/10/y-contratodos-mis-pronosticos-el-cancer.html

Seguimos viaje en este noviembre que traerá contundentes sorpresas donde podremos decidir qué hacer con ellas y desde dónde vivirlas en este tiempo luminoso, apasionante, poderoso… e incierto. Así es. Pura VIDA. Gracias, Pau.

Eclipsados: listos para Recomenzar

-¡Tendrás un cumpleaños eclipsado!, ¡qué bacanooo! -le digo con alegría a Nora al darme cuenta que su cumple es este 23.

-¿Ah, sí? Y eso ¿qué significa, Jimena? Tradúceme por favor -me dice con su chispa e inocencia-dulzura características, que la hacen dueña de un corazón muy jovial.

Estamos en su casa en almuerzo dominguero, con la familia, su hija Andrea con Jorge y sus hijitos -dos de sus queridos nietos-, además de los amigos, Tulio y yo. La casa está bulliciosa, la conversación alegre, llena de recuerdos, anécdotas y bromas; también profunda con los procesos que algunos están viviendo y plasmada de amor en muchos gestos.

-Bueno, que estás en un cierre de ciclo -todos los estamos realmente- donde puedes, por ejemplo, escribir lo que quieres dejar atrás, porque es un momento de transformación y limpieza, puedes mirar tus últimos dos años, que vaya que te han movido, ¿no?, y en silencio sentir en profundidad a qué le quieres decir adiós con amor, sin rechazo, porque comprendes que todo te ha enseñado mucho aunque sea desde el dolor o la incomodidad… Qué te parece?! -le digo a mi amiga, a quien le ha correspondido experimentar la fragilidad y los regalos últimamente, y quien a ratos es como hermana divertida, en otros podría ser mi madre y siempre es muy cómplice.

En eso recuerdo que otra amiga, Mabel, de mi querido Mercedes, también está de cumple y que siempre bromeamos porque ella puro se identificaba con Escorpión y cuando nos conocimos tuve el deber de informarle que su signo es Libra, en el último grado, pero Libra al fin, aunque tiene como cuatro planetas en las aguas escorpionas. Entonces ella -con su exquisito humor- se declaró LIBR-ES, su nuevo signo… Otra que estará eclipsada y que nos mostrará con propiedad la belleza de las transformaciones profundas…

eclipse solar parcialPero no sólo ellas. Este 23 de octubre y los tres días siguientes estamos en un momento bello e importante de este 2014. Este eclipse solar es -en principio- un gran cierre del ciclo que iniciáramos con tantas expectativas, distorsiones y conexión a fines de 2012, cuando todo se aceleró y cuando definitivamente la nueva energía que ya llegaba desde 2009 se abrió para todos y cada día nos regala más información y aprendizajes… Hoy todo es nuevo y está en cambio constante. Hay cantidad de cosas -incluidas ciertas escuelas y miradas espirituales, espirtualoides y/o psicológicas- que ya fueron, que ya no van. Nos estamos actualizando con ganas. Nuestros guías y maestros parecen tener más entretención que nunca con toda la transformación que atravesamos en todos los ámbitos de la vida. Por eso -en parte- la incertidumbre se llega a palpar y es más mágica que en otros momentos. No hay para qué temerle a esta chica, la incertidumbre, ella sí que no está pasada de moda, al contrario; si le damos la bienvenida -con alfombra roja incluida, si somos entusiastas- podemos disfrutarla y atesorarla para vivir el gran potencial que nos ofrece este aire de cambio donde -como lo he compartido antes en este blog- no podemos aferrarnos a nada externo… Sólo a nuestro Yo Soy. A nuestro corazón verdadero. A nuestro diamante -o semilla de luz- interior y comenzar con él un vínculo indisoluble y lleno de certeza. Lo demás, se está moviendo con ganas y abriendo nuestra percepción y consciencia desde distintos desafíos y muchas posibilidades de crecimiento para que seamos cada vez más libres y poderosos internamente.

Ejercicio eclipsado

¿Y qué hay con este eclipse? Bastante. Diría que estos días “volcánicos” previos a este evento celeste han despertado y levantado oscuridad con más potencia que en otros momentos del año. No es ni buena ni mala, simplemente es. La oscuridad -tema de Escorpión- se levanta para ser vista, iluminada, integrada y… liberada. Tanto en nuestro micro mundo, en lo local e internacional se siguen destapando con fuerza energías -las propias y ajenas, que al final son prácticamente lo mismo- secretas, manipuladoras, turbias, pegadas; que quedan al descubierto y entonces aparecen algunas verdades que no queremos ver. ¿Para qué? Para despejar el camino, reconectar con la verdad, devolvernos el poder y reimpulsar nuestra intuición que seguro antes nos advirtió de muchas cosas… El eclipse trae destape antes, durante y después.

Y como le decía a Nora, nos da la posibilidad de revisar los últimos dos años en profundidad y seguir soltando hábitos, actitudes y temas pegados desde el agradecimiento. Desde el amor a nosotros mismos, sin rechazo, sin deber ser, sino desde la comprensión profunda de ver y sentir que hay situaciones que no nos corresponden ya, o que desarmonizan nuestras vidas y es el momento de dejarlas ir con aceptación.

Estos días podemos detenernos, sentarnos con un lápiz y papel cerca, respirar profundo, cerrar los ojos y en silencio revisar todo el camino recorrido desde octubre-noviembre de 2012 hasta acá y mirarlo todo: nuestros logros, avances, duelos, decepciones, regalos, inicios, cierres, alegrías, dolores, frustraciones, obsesiones, hallazgos, sanaciones, desafíos, cambios, oportunidades, aventuras… Todo. Y llevarlo al corazón y permitir que la energía se ordene luzcorazondentro de él. Una vez que se ordene y nos sintamos más en calma con lo vivido podemos traer a la mente y al corazón distintos hechos que aún nos perturben o nos mantengan con un signo de interrogación dentro, que aún no estén en completa comprensión y podemos pedirle a nuestra semilla de luz que nos muestre -mediante una imagen, un color, una escena, una frase o sensación- para qué lo estamos viviendo -o lo vivimos- y cuál es el aprendizaje para nuestro ego… Podemos permanecer un momento allí a ver qué información nos baja… Qué sucede. Sin expectativas. Sólo dejar que algo venga. No importa si no aparece nada, muchas veces la energía se mueve en otras dimensiones y opera igual. Y si aparece podemos anotarlo para tenerlo en cuenta y terminar de comprender o para descifrar en estos días qué nos quiere decir…

Entonces, podemos despedir aquello que esté estancado, sombrío y que ya fue, y que necesitamos transformar en pos de nuestro crecimiento y armonía. Podemos cerrar los ojos y permitir que se desprenda suavemente. Podemos despedirlo con amor y hasta con fiesta, y sentir que en nuestro corazón se abre un espacio, un vacío lleno de potencial, que está listo para que vengan nuevas experiencias, las que tengan que venir…

Sí, estos días son para detenernos, observar, soltar y renacer. Este eclipse se repite tal cual después de 19 años. Los más aplicados podrían retroceder a 1995 y ver en qué estaban. Está bueno mirar eso y valorar lo andado, como también ver si estamos en un momento parecido o no. E igual yo siento que ya no hay tiempo para ir tan atrás. Que el salto cuántico que estamos dando es tan abrumador que hay que trabajar en este presente e ir resolviendo desde el amor y con energía práctica sin enrollarnos demasiado…

vacioComo este eclipse puede realmente conectarnos con ese sagrado vacío, además de cierre es también un comienzo. Con la Luna Nueva y desde el grado cero de Escorpión, atravesamos un umbral que puede llevarnos a un camino mucho más auténtico, que nos permita ser más Libr-es, despejar los típicos dramas escorpiónicos que todos tenemos dentro  (envidias, manipulaciones, desconfianzas, obsesiones) y reconectar con la luz de este signo: nuestra potente capacidad de entregarnos a la experiencia de morir (cambiar) para renacer y así transformarnos y contagiar de este proceso a nuestra realidad. Depende de nosotros, de nuestra decisión bien enfocada y que estos días recibe gran impulso para que de aquí al fin de 2014 podamos sentir y hasta compartir la Vida nueva que estamos experimentando… A ver qué tal nos va. ¡Feliz Eclipse Solar!

Octubre 2014: Encuentro interior

Yaaa poh, Mercu, le pusiste color -le digo al dios Mercurio -fiel amigo de esta encarnación- cuando llego a un trámite que se supone debiera tomar pocos minutos pero veo con desazón que hay una fila de unas 30 personas… Entonces, cierro los ojos, dejo el bolso en el suelo, respiro y soplo la fila con la intención de despejar la energía y que la cosa se agilice… Me resulta bastante, hasta ponen a una señora más a atender (todos podemos hacer magia, queridos pasajeros), pero como Mercurio es chistoso, cuando llego a la ventanilla la misma señora me dice que mi trámite no es ahí sino en otro lugar donde yo pensé que era cuando entré, pero mi mente (regida por este dios alado) le preguntó al guardia inexperto quien me dio mal la información y terminé “perdiendo” preciados veintialgo minutos, en algo que demoraba menos de cinco… En medio de todo, le digo: ok, ya entendí, tendría que haber seguido mi intuición, ¿si? Y claro, obvio que practiqué la paciencia, ¿no? Gracias por la bromita

mercurygodSí, Mercurio, el dios más informado del Olimpo, dios de las comunicaciones, el intercambio, la conversación, el aprendizaje intelectual, el comercio, los traslados, los procesos mentales, el aire, el transporte, el comercio, las firmas, los documentos, los chismes, el colegio, la escritura, la lectura, los puentes de la Vida y más, está retro. Retrógrado. Desde la Tierra parece que viajara hacia atrás y es como una travesura de él que repite tres veces al año. Después de andar inquieto y activo por todas partes sin que nada se escape a su conocimiento, se detiene, se estira, y decide tomar su descanso y se va a dormir su cura de sueño mientras dice: a ver cómo les va sin mi, a ver cómo se las arreglan por tres semanas con menos información y más corazón… Chau, buenas noches-.

Su siesta XL comenzó con más fuerza el 4 de octubre y se extenderá por todo este mes…. Y aquí nos quedamos, con niebla en los aeropuertos, sistemas caídos, comunicaciones que se entorpecen, la Internet que no arranca, confusiones para llegar a un lugar -o a un trámite-, desperfectos en el auto, la bici, el bus;  productos que no encontramos, negocios que no se realizan, citas que no llegan, llaves perdidas, filas absurdas, la mente más enredada de lo usual…

¿Y ahora nadie podrá defendernos? …Nadie externo, obvio. Primero porque -se supone- estamos comprendiendo que no somos víctimas de nada ni de nadie, sino activos protagonistas de esta encarnación y maravilloso momento cósmico que atravesamos… Pero además, porque también esta larga siesta de Mercurio es tremenda oportunidad… ¿A quién podemos recurrir ahora?

…Que las comunicaciones y la logística fallen, esconde -además de buena práctica de adaptación para nuestro ego- tremendo regalo. Este mes de octubre, que está muy revelador, es también una especie de paréntesis catártico, una vuelta a la lavadora por si algo se nos había olvidado limpiar, y también un descanso de la centrífuga en la que estamos este año; un espacio para dejar en Off  la mente parlanchina y darle On al Yo Soy, al Yo Verdadero… Claro, Mercurio hace puentes entre lo terrenal y lo divino, entre esta realidad y la del inframundo, entre nuestra mente y la misteriosa psiquis, entre nuestro ego y el corazón espiritual que somos y nos habita… Entonces, cuando estamos rebasados de info, él se detiene y dice: stop! hasta aquí llegamos, ya no te entra ni un dato más; ahora respira, retírate, siente tu cuerpo, baja al corazón verdadero y deja que la información interior llegue desde la quietud, desde el no hacer, desde el observar sin analizar… Deja que otras energías hablen y te entreguen respuestas sin buscarlas… Por mientras, yo me iré a dormir. Si quieres me acompañas, pero también puedes apoyar la espalda en un árbol y sentir la Vida con toda su fuerza, mientras te caen unas cuantas fichas… En unas semanas más me cuentas, si es que es necesario-.

ojosluzY esta vez, durante todo octubre, las fichas nos caen desde dos terrenos. El primero es desde las aguas de Escorpión, donde podemos tener revelaciones sobre nuestro lado manipulador y dramático, también de cuánto espacio le dejamos a la sabia intuición, de cómo vivimos las crisis interiores, de qué secretos tenemos y cómo los vivimos, y de cuán poderosos somos al entrar en mayor certeza y qué vinculo tenemos con la sexualidad… La otra caída de fichas viene desde el aire libriano y nos harán mirar cómo nos relacionamos en distintos niveles, cuánta armonía somos capaces de poner en lo cotidiano, en la relación con nosotros mismos y en los vínculos más cercanos; cuán auténticos somos, cómo manejamos nuestra iniciativa para compartir con otros y cómo conectamos con la reciprocidad, la belleza estética y la interior…

Mercurio ahora nos propone observar, cuestionarnos -sin enrollarnos, eso sí- y permitir que afloren nuestras verdades… Y como vivimos en constantes espejos, este planeta que hemos elegido habitar también vive el mismo proceso a nivel colectivo, nos refleja. Por eso, es un gran momento para observar ciertas verdades -o secretos- que afloran y cómo lo oculto se revela (Escorpión), para discernir dónde hay confabulaciones -o distractores-, donde hay verdad, cuánto peso le damos a la imagen y qué sucede cuando se rompen los equilibrios (Libra)…

Este octubre -y noviembre también trae algo de eso- es como un volcán -y en Chile ya se activó uno, ejemplo de cómo nos espejamos-, está intro, aparentemente no pasa nada pero está muy activo internamente, es un mes poderoso para los descubrimientos de nosotros mismos y de la dinámica mundial… Es una rica metamorfosis que nos da la oportunidad de detenernos a reformular dónde estamos y cómo. Podemos indagar mucho en nuestra psiquis (Escorpión) y en cómo socializamos (Libra)… Y para aportar a la observación, a los cuestionamientos interiores, a la consciencia y a la búsqueda de la verdad interior, les comparto este video que es una oportunidad en torno a esto… A ver qué dice nuestro corazón…

Regalos para florecer en Primavera

De su viaje al desierto de Chile, Felipe me trae de regalo una pequeña llamita que se puede poner en el refri pero que prefirió instalarse en mi altar, al lado de una mariposa turquesa thai. Del ritual de invierno pasado, Patricia me entrega una exquisita crema de manos de cereza y avellanas y me dice que olvidó entregármela y me la guardó con todo su cariño hasta ahora. Por mensaje, Pame, que tiene su pyme de decoración de eventos (desde cumpleaños infantiles hasta desfiles de moda), Ornamenta, me dice que me trae de regalo algunos carteles para indicar los espacios de comida y el sector del bazar, me da alegría y sé que es todo un esfuerzo porque ha estado muy exigida estos días. Casi comenzando el ritual, Silvia me entrega una pulsera azul con pequeñas hamsas o manos de Fátima porque sabe que me gusta este símbolo, las amé (a las dos) y la dejo como protectora en la mesa frente a mí… Todos me dan emoción y ternura… Qué bello es recibir! Y cuando ya tengo cuatro obsequios antes que empiece el Ritual de Primavera, al final me llega otro más: Rodrigo , me trae una sabrosa galleta integral de avena, naranja, jengibre que acompaña mi mate de esta tarde…. Cuando me la entrega, además de honor y cariño, siento: parece que este ciclo traerá muchos regalos para todos, qué bien… Sí porque estamos todos en una conexión y quienes vienen a estos encuentros o son pasajeros de este blog nos sintonizamos y hacemos el viaje juntos, lo que te pasa a ti me está pasando a mí también en alguna dimensión o intensidad… Nos acompañamos y sintonizamos… Y ahora es más tangible que nunca antes….

Cada Ritual que hacemos aunque tiene sus pasos un poco estructurados pues, por ejemplo, para mí es básico partir saludando a los ancestros y también a los protectores del lugar, también tiene su propio sello tanto porque lo que generamos entre todos y quienes asisten y que producen una energía especial, como porque el ciclo astrológico también provoca una vibración y contexto particular… Pero hay algo más… Cada vez que nosotros hacemos algo -cualquier cosa- podemos poner una intención de forma consciente, y al revisar lo que puse como intención de este encuentro en una de las FLYER PRIMAVERA 2014imágenes, en que usé de fondo el desierto florido de Chile, no sólo  la energía se materializa y me llega el regalito de Feli desde allá, también la música del norte se hace presente en este ritual y, por cierto, la frase que me llegó: “Es tiempo de aceptar, renacer y crear”

Y sí, en este ritual se presentó esa energía y mucho más. A medida que fueron llegando y cuando ya comenzamos sentí nuestra pureza y también un poco de energía algo apretada, algunos miedos y angustias dando vueltas, nada raro. Somos así. Lo bello es sentir cómo ese miedo -o suspicacias- a medida que les das espacio van aflojándose y disolviéndose porque también en este ritual se palpaba la valentía de muchos de venir por primera vez y en algunos casos solos, consigo mismos, la mejor compañía que podemos tener: nuestro corazón y todo lo que somos… La energía, se va transformando y a los pocos minutos ya nos sintonizamos con el amor y la consciencia de forma muy potente y dulce a la vez… También porque el amor para cada ritual se presenta desde antes…

La semana pasada, después de ir a un festival de danzas circulares, en que la vecina Lily me avisa pero yo tengo otros compromisos por la mañana y de tarde ella, que sabe que amo la música y el baile, me insiste en que vaya porque me dice que está muy lindo, agarro un taxi y parto por la tarde en un sábado de nubes oscuras. Allá me encuentro con gente conocida además de Lily, la música me confirma lo que yo venía sintiendo para el ritual y lo que he vivido este invierno: conexión con nuestra tierra, la sanación del sur y la alegría más libre del norte. El salón está decorado con grullas de origami, que se ven muy bellas con la luz cayéndoles al centro del círculo… De vuelta regresamos un tramo caminando y Lily me ofrece algo: “Jime, si necesitas algo para el ritual, algo manual, yo estoy disponible, puedo hacer de estas grullas, demás que aprendo o lo que necesites, en serio” -le agradezco mucho y yo, que estaba sintiendo lo del florecer, al día siguiente le digo: Veci, te cobraré la palabra, de tus manualidades para el ritual, podrás? -Y ella, que es aplicada en seguida se pone practicar lo de las grullas, que desde la primera le queda bacán. Cada uno con sus dones, ¿verdad? Y le digo, jaja, pero yo tengo otra idea: necesito flores, porque vamos a florecer, entonces ¿puedo pasarte los papeles y los moldes? Y dice: Sí, Jime, yo las hago no te preocupes; y hasta me manda fotos de los avances de su ofrenda para este ritual… Le agradezco infinitamente y compruebo cómo se provoca una cadena de amor cuando nos atrevemos a pedir ayuda… Las flores de  Lily floresahora viajan con gran amor y creatividad por cientos de corazones… Lo mismo sucedió cuando pedí ayuda en el post anterior porque varios de quienes siempre trabajan en cada ritual esta vez no podían y en cuanto publico la nota me responde una fiel pasajera de este blog, Patricia, quien queda encargada junto a Cote del altar, y luego escribe Erika, que recién se a une a este viaje porque escucha la sección de astrología en radio Cooperativa  y viene feliz con su marido Víctor y ayudan en cada detalle desde temprano… Y como ellos, varios se unen con su trabajo y presencia desde simplemente estar disponibles para lo que sea hasta irnos a buscar en auto para traer todo lo necesario. También se une Marilyn que unos días antes me pregunta si podría venir con su nuevo arte y práctica: pinta budas a mano, lo que además de ser su propia meditación, la tiene reconectada con sus talentos, la belleza y el arte… Y le digo que sí puede venir porque este tiempo es para atreverse y también para unirnos y hacer que la energía circule… Cuando recapitulo todo esto siento cuánto amor y poder reside en cada uno de nosotros… Así, la ayuda llega y todo fluye para que esto sea lo que es: un encuentro con nosotros mismos, un rito para honrar lo vivido y abrir lo que viene, un espacio de conexión, una fiesta para el corazón…

Somos muchos, alrededor de 240 entre todos, y hay desde varias guagüitas -bebés- de meses hasta los abuelos con sus cabellos más blancos y la mirada más reposada… El círculo pulsa, vibra: pura vida, unión… Amor… Son muchas las emociones que limpiamos del invierno intenso y el aprendizaje que poco a poco logramos atesorar también es creciente… Nuestro despertar está circulando y empoderándose cada vez más… En el ritual nos detuvimos, recordamos, recapitulamos, ofrendamos con nuestro baile y energía, compartimos, saludamos a la señora Primavera e hicimos un ejercicio que tiene un gran sentido: salimos de la víctima…Cuando logramos aceptar lo vivido y comprender -aunque sea por unos minutos- el sentido de los dolores que hemos vivido, damos un paso que puede parecer pequeño pero que es un gran salto que nos transforma. Sin víctima no hay victimarios, no hay personas o situaciones que nos dañen, sino que hay seres y espacios que aportan a nuestro crecimiento aunque a veces no lo entendamos ni nos gusten… Hay experiencias que creamos y que podemos transformar…

En este Ritual y durante estos meses impulsamos la energía de aceptar profundamente el dolor como parte de la experiencia humana y lograr ver y sentir que cada hecho incómodo, doloroso, frustrante, es también una semilla de amor a nosotros mismos, una partícula de polen, una fuente de vida, que puede viajar y hacer florecer el desierto más seco del mundo… No es una tarea fácil, pero es bella y cada día somos más viviendo de otra forma y comprendiendo que no hay casualidades, que cada hecho forma parte de la malla energética de la que somos parte, que cada pasaje de este viaje es preciso y mágico, que la crisis es sólo una aventura más y que a cada rato hay regalos… De hecho, al centro de nuestro altar pusimos -porque es así- a nuestro corazón, representado en otro regalo: un corazón de cristal murano que Moni me trajo de Italia de regalo durante el invierno y que ahora se sintonizó con el ritual desde esas tierras donde está realizando un sueño: estudiar arte en vez de seguir la vida rutinaria y segura de ingeniera… Sí, son tiempos para atreverse y el cielo con todo su movimiento nos dice Sí, dale, todo es posible en tu vida ahora…

altar primavera2

Nuestro altar para honrar a la Primavera 2014

Así es, todo lo que somos y todo lo que importa está en nuestro corazón y los movimientos astrológicos bendicen este proceso y los planetas celebran porque saben que ya nos estamos atreviendo y contagiando a muchos… Recibiremos muchos regalos estos últimos meses del 2014 que, aunque nos ha machucado y mareado un poco dentro de la centrífuga, también nos da la mano en medio del vértigo y nos ayuda a encontrarnos con quienes tenemos que encontrarnos, a sentir la protección de nuestra corazón a través de la presencia incondicional de guías y maestros que nos dan señales y nos muestran el camino… Un 2014 que en su último tramo nos anima a florecer, a darle vida a nuestra semilla con toda su originalidad y pureza, a reconectarnos con la “simple profundidad” de nuestro Yo Soy… Un tiempo luminoso que nos invita a renacer desde el soltar pesos y ponernos más livianos y que, desde ya, está dándonos múltiples regalos cuando menos lo imaginamos! A recibir, aceptar, renacer, crear y florecer con todo lo que somos… Todo. ¡Feliz Primavera 2014!

Y acá unas fotos de nuestro ritual, aunque varios no hayan podido venir, les enviamos con estas imágenes toda la energía de conexión y amor para que florezca en todos los rincones y corazones! Graciaaas!

DSCN9573

El equipo ritual, activando la intención de amor y el fuego del altar

DSCN9614

DSCN9654