Cerramos con Amor el 2014… Y abrimos el 2015 libres de expectativas

Me despierto a media mañana emocionada, feliz, tranquila, cansada… Aún pulsa en mí la vibración bellísima de todos los que compartimos el Ritual de Cierre de 2014 anoche en el Teatro Oriente… Qué regalos tiene la Vida para nosotros en cualquier momento…

fila para entrar2-Amiga, te aviso que la fila para entrar llega casi hasta Provi -me dice Sole cuando faltan unos minutos para comenzar y se refiere que la gente ocupa una cuadra.

-Guauuu, ¿en serio? -le digo con risa y agradecida de la sorpresa.

Luego Cote, quien también forma parte del equipo,  publica una foto y dice: Qué bello que la gente haga fila para entrar al ritual… Mega consciencia, despedimos 2014 con Amor.-

La Vida se confabuló para que este Ritual fuese en un clásico teatro de Santiago y todavía me río porque es como jugar al artista: nos subimos al escenario, con luces, micrófono y todo… E invité a todos los que quisieran a subirse porque para mí todo es un símbolo y si quieres ser protagonista este año, si quieres brillar, aprovecha que estás frente a un escenario y súbete, juega… En gran medida eso nos piden estos tiempos intensos: Urano (creatividad, despertar, libertad) en Aries (iniciativa, niño, osadía) nos pide desde 2011 y hasta 2018 recuperar ese atrevernos, ser auténticos, liberarnos de moldes, jugar, expresar, vivir con más pasión…

Y esta tarde del último sábado del año reconectamos con todo esto y también con la quietud, con la mágica aventura de detenernos, de sentarnos a estar con nosotros mismos sin exigencias e ir a lo profundo de nosotros, pero ya no de manera rígida o solemne, sino desde lo que somos: seres que escogimos estar aquí en esta vida, en este momento, a quienes nos cuestan un montón de cosas porque nos enrollamos y muchas veces olvidamos que hemos venido a vivirlo TODO, no sólo lo que nos gusta o lo que aparece en Hollywood, sino la Vida completa, con dolores, alegrías, miedos, frustraciones, satisfacciones; seres llenos de luz y herramientas para cualquier desafío que el camino ponga; seres con un corazón mágico que posee una semilla con toda la información necesaria para cualquier momento; seres con consciencia aunque se nos olvide o la evitemos; seres con un origen cósmico de Amor y que, por lo tanto, podemos vibrar Amor a cada instante… Seres que tenemos risa, creatividad, dulzura, inquietudes, entrega; además de un cuerpo muy noble, una mente impresionante, un ego que está a nuestro servicio para que lo domestiquemos, un alma siempre presente y un espíritu que todo lo sabe… Somos tantas cosas y todo tiene este ingrediente primordial: Amor…

DSCN9727

Nuestro altar de cierre 2014 y bienvenida a verano 2015

Hay amor incluso en la -supuestamente- «peor» persona o en el hecho más doloroso, la Vida siempre nos regala experiencias que desencadenan otras cosas que no logramos ver en el momento en que lo -aparentemente- «malo» nos visita… Por eso en el Ritual agradecemos todo lo vivido, sin excepción, porque una parte nuestra que siempre intenta comunicarse con nosotros vía señales, sincronías, mensajes en sueños o en lo cotidiano, sabe que todo está bien, sabe que todo forma parte de un puzzle lleno de magia que podemos completar cada día…

Y esta vez somos casi… 400! quienes nos juntamos a la magia de detenernos y reconectar con la Vida. La Vida con todos sus colores, sus incógnitas, sus bromas, sus desafíos, sus regalos, su generosidad, su belleza, su infinito amor…

DSCN9705

Por la tarde, con el equipo armando todos los detalles

Y preparamos todo con mucho Amor y entrega… Días antes estoy muy ocupada en la edición de las Predicciones 2015 que hace años se publican en Emol.com, donde cada martes escribo el horóscopo, y veo que me faltará tiempo para ir al centro por velas y semillas. En eso mando un mail al equipo con los distintos detalles y requerimientos y Jaime -sin saber de mi poco tiempo- me recuerda que él trabaja en el centro y que puede comprar lo que falte y más barato. Entonces se me ocurre encargarle cosas y me responde con su corazón bello que sí, que irá en bici, que sabe perfecto donde están mis encargos y hacemos bromas porque lo hemos declarado nuestro sultán, dada la última telenovela turca de moda, que muchos -incluido él- seguimos. Cuando me escribe que tiene ya todo resuelto me emociono -con lagrimita incluida-, respiro y agradezco por la generosidad de él y de la Vida… He estado tan exigida, llena de compromisos y actividades en este fin de año, sintiéndome a ratos muy frágil físicamente, pero al mismo tiempo con tanto amor alrededor de muchos con quienes nos queremos de forma entrañable, que me emociona poder palpar ese amor y ayuda de la Vida a través de estos gestos dulces… Lo mismo me pasa cuando varios del equipo se ofrecen a hacer carteles, llevar cosas, solucionar temas… Y cuando algunos que están lejos, en Europa y Argentina, escriben mensajes mandando saludos, diciéndome que se conectarán a esa hora y que desean que todo salga genial… Y cuando amigas me mandan mensajes de mucho cariño, diciéndome que están conmigo, que me sienta acompañada en este día especial cuando tenemos mucho que resolver para que todo resulte… Y cuando Marce me dice que escuchó el último audio de radio Cooperativa (aquí está por si quiere oírlo) donde hablamos de la importancia de detenernos y me dice que ella está detenida y que vendrá con todo para ayudar y luego la veo trabajar con gran dedicación en la entrada y los detalles posteriores… Y cuando Lily pasa a la verdulería por mí porque ya no me da el tiempo y el domingo está cerrado, y me trae mi piña «especial», es decir pelada y picada por Alejandro, el verdulero amigo, que sabe que es para mí y ambos coinciden en que me tienen muy ‘regalona’, con lo cual me río a carcajadas y hoy agradezco profundamente mi piña fresca en el desayuno… Y cuando Moni me muestra los letreros que hizo para la entrada y los baños, además de los portavelas con papel alusa…. Y cuando Pame, me manda fotos de la decoración que está preparando, porque entre otras cosas ella está iniciando su emprendimiento ‘Ornamenta’ para decorar cumpleaños, fiestas, reuniones y cualquier evento, acá su página, y digo: guau, cómo cada uno tiene sus talentos… Y cuando Patricia llega con girasoles de papel y otros frescos y comienza a armar el altar con todo cuidado, viendo poco a poco por dónde es, qué poner, qué no, mientras muchos arman los portavelas y reparten los elementos, mientras llegan otros como Sandra con sus soles hechos por ella, mi madre con buganvilias (santa Rita) de su IMG_1416jardín… Y con cada gesto de entrega de quienes forman el equipo nuestro, de Juventud Providencia y del teatro Oriente, que trabajan con entusiasmo y generosidad en todos los detalles de la recepción, la comida, el bazar, el altar, el audio… Y cuando entre el público encuentro a amigos que hace rato no compartíamos o que nunca habían venido y nos saludamos con el cariño de siempre, y también veo a muchos que asisten incondicionalmente…. Y cuando de pronto aparece Cecilia Rovaretti, la conductora de radio Cooperativa a mi lado diciéndome que vino igual aunque llegara atrasada y nos abrazamos con mucho cariño, y luego veo cómo varios se acercan a saludarla pues para muchos su programa es de gran compañía hace años y están felices de poder verla… Y cuando se acercan auditores de radio Cooperativa a saludar y me dicen que escuchan la sección de astrología y me dan su bendición… Y cuando varios me dan regalos con todo su cariño, que recibo con honor y alegría… Y cuando muchos se toman fotos con nuestro altar y se llenan de sonrisas y colores… Y cuando veo a todos entregados a este momento de reencuentro con la Vida, desde los pequeños de meses hasta los abuelos que bailan incluso con más ganas que los jóvenes… Cuánto amor y belleza somos…

ritualSí, en este cierre de 2014 que ha sido tan intenso, rápido, desafiante, bello, generoso, doloroso, Verdadero, poderoso…. Tengo un GRACIAS gigante en el centro del pecho y en las células de mi cuerpo… Todo estuvo bien este 2014, incluso los momentos confusos, pesados, angustiantes… Lo escribí en este blog: 2013 era un cambio radical, un cambio de piel, por lo tanto un año en que nos morimos en muchos aspectos nuestros, mientras que 2014 desde su segundo semestre nos llevó a un renacer, con piel nueva para brillar y subirnos al escenario de la vida… Estamos mucho más grandes después de dos años y medio (todo esto comenzó a mediados de 2012) de un desafío tras otro que nos han obligado a limpiar nuestra vida de todo lo que nos sobraba o no tenía una buena semilla… Nos hemos despojado… Hemos aprendido -cada uno a su ritmo- mes a mes el bendito desapego, el dulce agradecimiento, la poderosa autoestima y la luminosa aceptación… Hemos practicado poco a poco el dar y recibir… Y seguiremos en esto, cada día con más herramientas internas y más acompañados de nuestra sabia intuición… Sólo tenemos que recordar detenernos más en medio de nuestras rutinas y vorágines personales y colectivas, mirar desde la consciencia y el corazón, reírnos de todo empezando por reírnos de nuestro querido ego y sus trampas, disfrutar más todo lo que tenemos, fluir y amar la Vida completa…

Los tres meses que vienen nos harán mirar todo lo pendiente de este año y aquello en que no hemos querido crecer por más señales que ya nos hayan mandado… Estaremos en cierre hasta marzo, e igualmente el calendario abre nuestro 2015, un año que nos pedirá usar más nuestros talentos, soltar la gula -a todos los niveles, no sólo con la comida- y las ansiedades, actuar con más sabiduría y entregarnos a experiencia… Pronto hablaremos más de este nuevo año… Por ahora, igual que en nuestro  ritual, los invito a abrir la puerta 2015 y a mirar el horizonte despejado, con el corazón muy abierto y libres de cualquier expectativa. Que pase lo que tenga que pasar y que seamos capaces de atesorar cada momento por donde la Vida quiera llevarnos mientras nosotros ocupamos nuestra energía y nuevas herramientas, tomamos iniciativas, reconocemos cuándo sí y cuando no hacer algo, gozamos, compartimos y amamos todo…

IMG_1398

El momento de cierre de nuestro ritual

GRACIAAAS a todos por este bello cierre de año! Le damos la bienvenida al Sol en nuestro corazón y como nuestros ancestros de distintas culturas y como le gusta a nuestro cuerpo, honramos al verano con música y baile… GRACIAS!! ❤

Continúa la limpieza 2013: Segundo lavado

Como dice un pequeñito que conozco y un par de amigas: he volvido! … Puede sonar egocéntrico y qué más da: hasta yo me he extrañado en este blog. Me he echado de menos en mi oficio de bloguera de los distintos viajes -literales y simbólicos- en los que estamos y sincronizamos tantos… Incluso angustia-pena me daba unos días la cyber-mudez, y  a veces desazón cuando estaba por instalarme en algún café con el compu y las cosas giraban hacia otras tareas que me impedían hacer mi plan… Urano (imprevistos, locura, innovación) en Aries (iniciativas, rabias, acción) nos está enseñando con ganas el descontrol y la flexibilidad, ¿no?…. «Pero por algo será que no te sale escribir y apenas tienes espacio pa’ responder mails», me decía a mí misma durante unos días agitados, sin dejar de integrar muchas experiencias en estos sanadores meses de invierno, que tantas cosas se han llevado, ¿verdad?…. Y en medio de la revoltura y la incierta limpieza me llega este regalo para transformar nuestra vida en dos simples pasos:

autoayuda rapida

… Aunque con mala ortografía, esto está demasiado bueno. Amo el pragmatismo en algunas situaciones y este «manifiesto-guía» lo es con ganas, te soluciona la vida de una sola leída, ¿o no? Una chamana lo lee, se ríe a carcajadas y me dice: jajajaja, si fuese así no tendríamos pega (trabajo) individual ni colectiva!

Y sí, pero como dice Johansen: soñar no cuesta nada, soñar y nada más, con los ojos abiertos. Reírse tampoco cuesta y es tan aliviador en medio de este «primer enjuague colectivo» que estamos terminando y que nos tiene «trabajando» en nosotros mismos como nunca antes porque ahora es imposible evadir las lecciones que tenemos pendientes, y que pese a los remezones y el cansancio, al menos a mí me tiene feliz. Ahora, no ando saltando por la calle, es una felicidad a ratos subterránea, omnipresente, sutil, certera y profunda…. No es eufórica ni expresiva… De hecho, como muchos he estado muy intro este último tiempo, he dicho que no a varias invitaciones y aceptado otras muy distintas con gente nueva, y dejado de hacer un par de cosas aunque mi agenda de cartas astrales y otras cosas está llena, se me han abierto antiguas heridas, las he llorado y limpiado con ayuda terapéutica muy valiosa, y -como dije- no pude escribir -expresión vital en mí- como me gustaría… Varios estamos así, creo: viviendo todo intensamente, con una visión más clara -y descarnada-, algo desbordados a ratos y sintiendo que el tiempo no alcanza…

florfractal… Hace unos días conversábamos con mi terapeuta sobre la rabia, el abuso, la intensidad, los límites, la expresión, el despertar; y en medio me recordó que con el trabajo interior (espiritual) nos ponemos más selectivos, no en mala onda, pero sí desde el ver/sentir/saber que no todas las energías nos hacen bien o tienen que ver con nosotros, que hay ciertas vibraciones que simplemente ya no: ya no te hacen sentido ni te gustan, ni las soportas como antes… Y cuando eres muy sociable como yo eso da trabajo porque es igual es entrete conversar, conocer gente y tener muchos conocidos y amigos con quienes compartir como me pasaba hasta hace unos años. Entonces, cuando tus círculos se reducen y encima recibes el rechazo, el dolor o la crítica  -directa o por la espalda- porque ya no vas a varias cosas o dejas ciertos círculos y relaciones, además de tristeza, desconcierto y a ratos desolación (tanto por ti como por el otro en algunos casos), medio que se pierde el norte y aparecen los cuestionamientos: ¿seré yo, Señor? jaja… Síp, soy yo quien elige un cambio de consciencia que se traduce, entre otras cosas, en un cambio vibratorio que ya no sintoniza con muchas cosas, conversaciones, miradas, lecturas, programas, gente, lugares, comidas… Y es parte del crecimiento, no es mejor ni peor, es no másp…

De hecho, como les dije a un par de consultantes hace unos meses y esta semana: me reservo el derecho de admisión, no le leo la carta astral y menos el tarot (que ya se va casi completamente de mi campo, pues es otra de las cosas que dejo por cambio de vibración mía)  a cualquiera-. Ya no puedo ni quiero porque -entre otras cosas que ya he publicado acá- la vibración ansiosa y básica me jode, antes la soportaba, ahora no; lo siento, pero por un rato me permito la intolerancia y/o discriminación mientras ajusto mi enfoque e intención en esos casos en que simplemente el ego no quiere crecer ni le interesa… Por un rato no tengo energía pa’ eso, parece que la tuve mucho tiempo y se me fundió… Situación que tampoco es cómoda pues recibo rechazo, agresividad, tristeza, decepción… Pero la certeza y calidad de vida son más fuertes, aunque igual miro la no casualidad de atraer cada cierto tiempo a algunos representantes de esa energía que ya no aguanto…

Como ya no aguanto los espacios con humo o con música pesada, los ambientes con mucha queja, pelambre (chisme) y crítica… Antes hasta me podían entretener, ahora me dan un cansancio…

Y en esto del cambio de vibración, un miércoles me siento muy cansada y sobrepasada porque además se me juntaron compromisos familiares y veo que tendré que suspender algunas tareas ya que no me darán los tiempos. Pero en la noche me llaman dos amigos para invitarme a bailar y les digo sin pensarlo: sí, dale, vamos…. Y entonces, de repente me veo en una buena salsoteca con un grupo que apenas conozco y bailamos un buen rato con mucha risa, complicidad y sensualidad… En una pausa en que nos sentamos algo cansados siento y agradezco el cambio de vibración que tanta falta me hacía: salir del trabajo, la prisa, la demanda, el cumplir, lo conocido… Me reconecto con mi cuerpo, la música y el baile que tenía botados y que tan bien nos hacen a todos, por eso siempre bailamos en los rituales, porque el cuerpo necesita entrar en su espacio de movimiento, alegría y fluidez para acompañarnos en los cambios y conectarnos con su sabio pulso vital… De vuelta, el chofer del taxi es un chico joven que escucha un reggaeton desconocido pa’ mí pero chistoso (en realidad toda esa música me da risa) y le digo: está bueno, súbelo no más-.  Y nos vamos bailando con el jefe de jefes (Daddy Yankee) en la madrugada santiaguina….

Desde ese día sentí dos cambios: primero, se fue el cansancio pese al trasnoche y la falta de horas de sueño al día siguiente. Y, segundo, el viernes, mientras me ponía al día con una decena de correos atrasados desde mi favorito café francés del barrio, incluido el mensaje de una amiga que me cuenta de la decepción con amigos y de lo mal que se siente la envidia de otros, me vino la fuerte sensación: se acabó el primer enjuague de nuestra masiva lavadora (si quiere entender, clickee aquí):  entramos al «Segundo lavado»… Sí, por todo lo que veo/siento/recibo, constato que pasamos fuertes episodios y/o pruebas que ya están frente a nosotros sin maquillaje: vemos la realidad y, por lo mismo, estamos más livianos; doloridos, pero con más certezas y menos pesos, pues hay muchas cosas y situaciones que se fueron -o están en proceso de- estos meses. Cosas internas y externas… Y duele, enoja, desconcierta, alivia, alegra, libera… Hay de todo, porque estamos soltando cosas cómodas e incómodas, el lavado no discrimina ni es al gusto del consumidor, sino del alma y la Divinidad orquestadas para que crezcamos…. La emoción posterior además depende de cuán apegados o identificados estemos y de cuán consistente sea nuestro trabajo interior también, como del espacio y significado de esas pérdidas en nuestras vidas… No es lo mismo perder una relación o el rol que ocupabas frente a todos, que una billetera o un electrodoméstico… Pero son símbolos -ricos-  y pérdidas igual…

LunaNuevaEs este agosto un espacio muy nuevo y loco donde estrenamos una energía que requiere de mucha adaptación, confianza (el pesimismo está pasado de moda, le aviso, estimado lector) y alegría por todo lo que estamos avanzando. La Luna Nueva en Leo de este martes pasado nos impulsa a vivir un mes con más creatividad, expresión, sello propio y diversión, donde también habrá tensiones entre las creencias antiguas y las nuevas, un tiempo en que  el orgullo y el infantilismo serán temas…. Ahora, cuando muchos ya no vibramos tanto desde las heridas primarias que arrastramos (abandono, traición, abuso, indiferencia, rechazo, agresión y más) porque todo este 2013 se nos pusieron enfrente dándonos la posibilidad de limpiarlas, podemos caminar de otra forma: más plenos, con la certeza de que todo lo que sucede está bien y que tenemos las herramientas -o menos obstáculos- para sortear lo que haya que sortear…. Porque además nuestra mente ya se desapega de la instaladísima creencia de que el estar bien es que no nos pasa nada «malo» o que tenemos de todo… Ya muchos captamos, asumimos, sabemos que estar bien no depende de nada externo porque afuera hoy hay incertidumbre, caos e imprevistos que forman parte de la limpieza colectiva, pero dentro nuestro -recordémoslo- hay una poderosa crisálida que intuye que está en plena metamorfosis  y que siente cada vez más sus alas aunque aún no pueda salir y usarlas porque todavía no es el momento… Pero ya casi…

Está muy bello este tiempo. No está fácil, pero está de unas sincronías, luminosidad y consciencia que conmueve… Por lo mismo, desde lo complementario se levantan las resistencias, la oscuridad, la mente básica (dentro y afuera nuestro), lo cual es normal; sólo que ahora podemos elegir con plenitud desde dónde movernos en este segundo lavado que, al menos, estará más lúdico que el primero, pues puede ser toda una divertida aventura pillar a nuestro ego, darle espacio, conversarle, limpiarlo, asumirlo y enseñarle quiénes somos ahora para que nos nos domine como antes… Veamos cómo nos va!

PD: Y gracias por los mensajes de muchos que nos extrañábamos por aquí 😉

Con la Luz de Lakshmi

-¿A ti te pasa algo con Oriente? Porque vos no sos de acá -me dijo Ágata en una lectura de Registros Akáshicos hace unos cinco años o más.

Todo el rato, pensé, pero apenas pude balbucear un sí, porque estaba en un momento de tal fragilidad, que con las primeras frases de ella, cayeron mis lágrimas sin control y sólo me limité a escuchar y secarme con pañuelos desechables en la primera media hora de lectura. Luego volvió a preguntarme: ¿qué te pasa con Oriente? Es que vos sos de allá… Cuando me calmé un poco le dije que practicaba meditación budista tibetana y que había tomado refugio en esa línea espiritual. -Aaahh! por eso me hablan de tanto de la compasión y me muestran esas imágenes. Vos ya fuiste budista y también estuviste en India -agregó con alivio al poder descifrar los mensajes que canalizaba. Demás, pensé; de otra forma no me explico tanto mi conexión estética desde niña (los colores, decoración, ropajes, música) con esas culturas, como el enorme sentido y certeza que siento con muchos aspectos de las miradas espirituales de oriente.

Años después, otra canalizadora me habló de un par de vidas en India y cuando me relataba las imágenes fue como teletransportarme a ese espacio-tiempo, y podía sentir la escena, con el dolor que ella describía, en este caso, y me dio más de una respuesta a temas de esta vida…. Y hace varios años en ciertas tiendas indias en Santiago buscaba imágenes de Lakshmi y no tenían; el dueño de una me regaló un calendario de bolsillo una vez, después de verme escarbar en unos canastos hasta encontrar un par de llaveros, y otros vendedores me regalaron un poster que decoraba la caja de la tienda porque no tenían nada más y yo pregunté si me vendían esa imagen, la cual hasta ahora está en la puerta de mi cocina, a la entrada de casa. Ahora ella, la diosa de la buena suerte, abundancia y belleza, está en muchas tiendas, en fotos, lienzos, cuadros, etc. Mi amiga-maestra Silvia Selowsky dice esto (y  más) en su libro El Oráculo de las diosas:

lakshmi silvia

Con Lakshmi siempre tuvimos buena onda, amor a primera vista, mejores amigas. Por eso está en otro cuadro en la entrada de casa con un altar exclusivo para ella y en tonos turquesa, con su arroz, joyas, dulces, monedas, flores; ocupa también un rincón de mi consulta en Santiago; la he regalado muchas veces enmarcada y ahora está a cargo de las llaves de mi maleta, mientras que el calendario regalado desde 2006 está en mi billetera, aunque a veces se pasea por mi escritorio y otras veces se posa en mi altar. Lo mismo hace hoy, en que la meditación de la Esquina de Luz de Su, que se realiza en su casa cada noche de miércoles, honra al Arcángel Uriel con su luz oro rubí y a él lo acompaña nada menos que «mi» Lakshmi, a la izquierda del altar, actualmente comandado por Lupita (igual que este blog).DSCN4143

DSCN4148Y aquí ando, tomando rico mate, conversando, encontrando amigos en la calle y compartiendo espontáneos cafés, bajando música india, bailando, recordando y acomodando los detalles para movernos y meditar al ritmo de esta poderosa deidad femenina del panteón hindú…  Son mis últimos días de este bello, mágico y conmovedor viaje por Mercedes, Buenos Aires; entonces me conecto con la luz de Lakshmi y de Uriel para agradecer desde el corazón, aterrizar nuestra energía de modo de elevarla, abrirnos a la abundancia y disfrutar lo bella que es la vida con todos sus capítulos, ¿verdad?… 😉