Noticias de octubre y noviembre

Si sobrevivimos a los eclipses que se asoman en 25 de octubre en Escorpio y el 8 de noviembre en Tauro, cuya tensión ya comenzó a sentirse, entonces estos avisos en la agenda de Astroálmica pueden servir de algo.

En este tiempo hay mucha agitación en lo cotidiano, como compartí en algunas conversaciones y en la Charla sobre este 2022, estos últimos meses traen una aceleración con Marte (acción, rabias, osadía, conflictos, uniformados, guerras, jóvenes, deporte) en Géminis (nuestra mente, medios de comunicación y de transporte, estudiantes, sistema educacional, comercio, temas limítrofes, ideas, mundo editorial). Y también los eclipses nos ponen frente a temas que soltar, por tanto a practicar el bendito desapego.

Por supuesto, lo económico puede desmoronarse y más de algún hecho explosivo (cuidado con las ya poco creativas cortinas de humo que teje el poder) en Europa, probablemente. También los volcanes seguirán purgando.

Pero en medio de todo esto lo humano despierta cada vez más y se activan colectivamente la valoración de lo simple, la belleza de este planeta y de nosotros mismos, el deseo de hacer un camino propio, la certeza de estar atravesando una gran crisis que nos lleva a una versión más pura y conectada de nosotros mismos, el desatender discursos de miedo que el sistema insiste en promover… Es muy poderoso este ciclo iniciado en 2018 y se pondrá más sabroso en los próximos dos años…

Jimena

De esto y más, conversaremos en este encuentro en el Festival de Autores de Santiago, este sábado 22 de octubre a las 15 hrs, en el Centro Cultural de Las Condes (Av. Apoquindo 6570). Es una Charla abierta, gratuita, a propósito de Mensajes del alma, libro oráculo para transitar la incertidumbre. Acá les dejamos más info: CHARLA. Y les recordamos que habrá firma de Libros; también nutritivos espacios durante esa tarde, con el libro de Silvia Selowsky y el del doctor Ricardo Soto.

Y porque este tiempo nos requiere mucho más conectados a nuestro corazón verdadero donde reside el alma, con más información y poder sobre eso que somos y aquello que no somos para que el Amor que portamos, que es nuestra esencia, brille… En noviembre comenzamos el Taller: CULTIVAR AUTOESTIMA, UNO DE NUESTROS PODERES. Desde el miércoles 2 de noviembre por cuatro semanas, online vía Zoom (igual se puede ver en diferido porque quedará grabado). Acá están los detalles para inscribirse: TALLER AUTOESTIMA. Es un viaje de reencuentro, sanación y activación del ser grandioso que somos, aunque no hayamos tenido un comienzo o desarrollo en esta Tierra tan amable o luminoso. Siempre es tiempo de transformarnos. ¡Los esperamos!

Y antes de despedir esta nota, les dejamos acá abajo esta conversación con Edgardo Vogel en su canal MCA, donde compartimos miradas de este presente, de la consciencia y de nuestra esencia… Entre otras cosas.

¡Un gran abrazo! ❤ Paciencia y disfrute de este tiempo, que nos requiere flexibles, observadores y alegres… 😉

LANZAMIENTO de Mensajes del alma

Este libro oráculo recién nacido, Mensajes del alma, desde que se gestó se «ha mandado solo». Tiene Vida propia. Primero llegó y apareció como propuesta de editorial Urano Chile. Ante lo cual no me quedó otra (era la segunda vez que una editorial me lo ofrecía) que decir que sí, ok, lo escribo. Después, una vez ya hecho el compromiso, el lindo no quería comenzar, apenas me permitió escribir tres pasajes en 2020 para que los editores vieran al menos una sinopsis, una mini muestra de cómo sería. Sentí que no quería aparecer porque sabía que 2020 e inicios de 2021 no era el momento y que faltaba información para que su autora, yo, comprendiera y reflejara de qué se trataba este tiempo intenso, incierto y de tantas pruebas en el camino. También para que yo entrara en mayores certezas e incluyera varios ángulos.

PORTADA COLOR IG

Después, en el invierno de 2021, Mensajes del alma dijo: ¡Ya pues, a escribir! No te voy a esperar por siempre y es urgente que ciertos temas se incluyan para que muchos compartan nuevas visiones de este ciclo. Entonces, hizo que me sentara una noche, primero a escribir a mano un listado de varios temas y después, con el teclado. Luego, el «esqueleto» de 36 conceptos, 36 cartas en un orden determinado, «bajó» en poco más de media hora, a la mañana siguiente, frente a mi ventana mirando la lluvia en Puerto Varas y, más tarde, ese mismo día, sentada en un café con tostadas con palta y café.

Entonces me dijo: aplícate e inspírate. Chan… Y ahí quedé yo, con cara de pregunta. Después, frenada; en la paradoja de sentir que ahora que había empezado, ya no sabía mucho cómo seguir. Igual me daba risa. Me creía artista en busca de inspiración y sin obtenerla. Pero igual me inquietaba. Habían plazos que cumplir… Hasta que una bella amiga ariana y colega astróloga, María José Pinares, me señaló algo clave cuando le conté que estaba escribiendo un libro (hasta ese momento solo un puñado de cercanos lo sabían; «la artista» no quería presión, jaja, y tampoco interferencias). Por teléfono desde Santiago, con mucha alegría, me dijo: Ay, Jime, qué lindo, me imagino leyendo tu libro con tus historias de estar sentada en un café, escuchando conversaciones o viendo señales y contando temas profundos, pero con chispeza, poh, si ese es tu estilo, con humor, poh, como en el blog…

Y esa frase quedó resonando en mí porque recordé eso. Mi sello. Eso que todos tenemos para hacer las cosas o eso que amamos hacer: escribir, cocinar, pintar, trabajar, decorar, ordenar, organizar, compartir, pasear, criar, entrenar, crear… Cada uno tiene su luz. He ahí parte de nuestra belleza e identidad…

Agradecí tanto esa frase porque me permitió retomar la escritura desde eso: mi propia frecuencia en sintonía con estos tiempos, con lo cotidiano, con la que la Vida me mostraba, con lo que el alma pulsaba… Así empezó a caminar Mensajes del alma

Y el sábado 11 de junio, al mediodía, a las 12 hrs, haremos un primer lanzamiento (es probable que hagamos otro online a inicios de julio), en Providencia, Santiago. Los ilustres pasajeros lectores de este blog que quieran estar son muy bienvenidos. ¡Tienen que escribirnos pronto antes que se acaben los cupos! a astroalmica@gmail.com para llenar sus datos y confirmar, ¿si? Será una presentación breve de la mano de la canalizadora Constanza Junemann y de la periodista Mariana Hales. Habrá venta y firma de libros también.

¡Los esperamos para seguir compartiendo detalles de este libro oráculo cuyo propósito es acompañarnos a todos en estos tiempos inciertos pero tan poderosos a la vez y para recibir sus Mensajes del alma! ❤ …Y a continuación también les compartimos algunas entrevistas sobre el libro que hemos subido a nuestro canal Astroálmica de youtube (incluida la de Pedro Engel): AQUí. Y una última en Radio Adn, a continuación:

https://envivo.adnradio.cl/audio/1654219787457/

¡GRACIAS! ❤

¿QUÉ HACEMOS CON LA INCERTIDUMBRE?, Taller

Los martes, del 10 al 31 de mayo, cuatro sesiones vía Zoom 

¿SONREIR EN LA INCERTIDUMBRE?

Comprender estos tiempos para vivirlos con más aceptación

Esta chica inquieta y traviesa, la incertidumbre, volvió hace un tiempo (desde 2018) por estos rincones de la galaxia, con mucha fuerza. Y con su mirada directa, avisa que se quedará por buen rato entre nosotros, porque está de lo más cómoda y entretenida paseando por el planeta, moviéndonos el piso, cambiando escenarios, agitando lo estancado, removiendo escombros de toda índole y poniendo en nuestra cabeza, pecho o panza a una de las emociones más fieles que tenemos nosotros los humanos: el miedo.

La incertidumbre está muerta de risa. No le preocupa el futuro, no le puede importar menos el pasado, le encanta mantener la expectativa y el misterio, suelta carcajadas frente a nuestro afán –tan tierno– de control, adora el viento intenso y las marejadas, las tormentas eléctricas, los terremotos. Le divierten las caídas de bolsas internacionales y de cualquier entidad económica o política que se crea sólida, ama los puntos suspensivos, las esperas tensas y la falta de datos para tener un análisis preciso. No conoce las estadísticas ni las planillas excel, dice que el tiempo es una ilusión, le gusta todo tipo de música, de paisajes, de sabores y aromas, mientras más amplia sea la variedad, mejor.

Y ya que ella llegó para quedarse por buen rato, es mejor hacerse a la idea, conocerla mejor y permitir que nos enseñe todo lo que nos trae e, incluso, pedirle ayuda para saber cómo acompañarla, cómo vivirla.

2

Por todo esto y porque más vale surfear estas olas intensas e inciertas con más humor, acompañados y con herramientas prácticas que nos permitan fluir en estos años desafiantes y extraordinarios, en vez de paralizarnos o restarnos de las oportunidades que también nos dan, realizamos el taller ¿SONREÍR EN LA INCERTIDUMBRE? durante cuatro semanas, de manera online, a contar del martes 10 de mayo.

Para vivir este ciclo con una sonrisa antes que solo desde el temor, la ansiedad o la frustración, compartiremos explicaciones del porqué y para qué estamos como estamos, con el propósito de abrirnos a cultivar mayor calma y goce, más allá de la agitación que nos corresponde como habitantes de esta poderosa Tierra. Si bien estamos todos cansados en medio de la tensión planetaria, este tiempo también presenta ante nosotros mucha belleza, además de grandes verdades y oportunidades. 

El taller dura un mes y revisaremos de qué se trata este tiempo, qué actitudes nos corresponde soltar, cuáles es preciso activar junto a nuevos hábitos y miradas de la Vida. Identificaremos aspectos de nuestro ego que frenan nuestro crecimiento y que esta nueva etapa nos convoca a transformar. Cómo vincularnos, desde dónde movernos en lo laboral, qué hacer frente al sistema y cómo activar alegría día a día serán parte de los temas que revisaremos. 

A continuación les dejamos la información práctica. También un gran abrazo ❤ y un Audio sobre las oportunidades que nos da Júpiter y Neptuno en Piscis . Gracias por leer y compartir entre quienes se interesen. 

+PARA QUIÉNES: Para TOD@S. (No se requieren conocimientos de Astrología). Temerosos, valientes, alegres, decaídos, desconfiados, optimistas, dudosos…  

+CUÁNDO: Desde el martes 10 de mayo. Son cuatro sesiones que terminan el 31 de mayo De 19 a 21 hrs Chile. Por Zoom, online. (La sala se abre a las 18:45). Se puede tomar en diferido, grabado. 

+CÓMO: Por nuestra página, https://www.astroalmica.com/ añadiendo al carrito y completando el proceso de inscripción. Por cualquier consulta, dudas: +569 3895 5301 

+CUÁNTO: El taller completo vale $70.000 CLP, 88 USD aprox. Crédito (cuotas), Débito, Transferencia, PayPal.

+QUIÉNES: Astróloga Jimena Zúñiga. Chile. INSTAGRAM: @astroalmica. Asistente de Talleres: Paulina Beltrán. 

Acá el audio sobre Júpiter y Neptuno en Piscis:

DOMINGO 20: MEDITACIÓN de EQUINOCCIO, 11 am Chile

Gracias por estar aquí. Gracias por tu decisión de atravesar este tiempo de tanta limpieza, la cual trae agitación, pero que también hace que broten el Amor y el Poder que somos.

Desde este tiempo de reinicio planetario, con tanta incertidumbre en el aire, los saludamos e invitamos a nuestra Meditación de Equinoccio 2022 para iniciar el Año astrológico, el año solar. Es el domingo 20 de marzo a las 11 am de Chile, online, vía Zoom.

Y a modo de preparación para el domingo, también los invitamos a sentir estos días qué queremos soltar, despedir, con agradecimiento. Es decir, qué cosas nuestras (todo parte en nosotros): actitudes, pensamientos, hábitos, emociones… sentimos que sería bueno liberar. Y, por otro lado, qué queremos iniciar en este año.

A continuación les dejamos la info del encuentro. Y para quienes preguntan sobre Talleres y Charlas tanto para aprender Astrología como también para saber más de este año, acá están. También les enviamos un gran abrazo, con mucha energía en este tiempo intenso. Que practiquemos sabiduría y humor porque los desafíos seguirán y hasta pueden incrementarse. Pero a esto vinimos: a vivir este ciclo apasionante con todo el crecimiento interno que ya hemos cultivado y que da frutos en el día a día.¿Sí, verdad?

🌞MEDITACIÓN DE EQUINOCCIO 2022

Activamos nuestro poder en este reinicio planetario

CUÁNDO: Domingo 20 marzo, 11 AM de CHILE (la sala abrirá desde las 10:40 am)

DÓNDE: Desde cualquier lugar de este bello e inquietante planeta

CUÁNTO: GRATIS, a cambio de buena onda y sonrisas en tu día a día

CÓMO: Acá el LINK para acceder:

Unirse a la reunión Zoom
https://us02web.zoom.us/j/82347842498?pwd=QUx2ZDhBUGsyVVZwM0NXRWRXUmlGZz09

ID de reunión: 823 4784 2498

Código de acceso: reinicio

¡Los esperamos para conectar y celebrar!

¿Para qué aprender Astrología… en este «fin de mundo»?

Metafórica y literalmente estamos siendo protagonistas de este gran final del mundo que conocíamos y, al mismo tiempo, de todo lo que se asoma –poco a poco, pero con fuerza– en el nuevo que estamos dando a luz. Es todo un honor. Un desafío cansador, además. Pero también es tanta la belleza que cruza esta transición que, muchas veces, conmueve. Y, por su lado, todo lo antiguo brota haciendo sus últimos berrinches… Igual a ratos, en medio de todo este movimiento, me pregunto con ironía, ¿En qué minuto se nos ocurrió estar vivos en este cierre de era de Piscis y el inicio de la era acuariana? ¡¿En qué estuvimos?! …Yo creo que muchos nos distrajimos y no entendimos todo lo que implicaba nacer y vivir en estos tiempos, y dijimos: no pasa nada, será un ciclo apasionante. Pero parece que antes de venir a esta Vida no leímos la letra chica que decía: «Atención, la segunda década del siglo XXI les moverá el piso a todos porque habrá que instalar sí o sí nuevos paradigmas (más elevados y sanos) para vivir en la Tierra y esto significará gran práctica de desapego, consciencia, discernimiento, sabiduría, amor a la experiencia humana e integrar sí o sí la incertidumbre. Lea esto antes de consentir»… Me parece que cantidad de humanos no nos fijamos en esta parte…Jajajaja.. No queda otra que reírnos… ¡Y aquí estamos! ¡Con todo lo que implica!

Pero entre los giros y remezones de este tiempo (que continuarán y hasta pueden subir en intensidad, porque el 2022 seguirá sorprendiéndonos), respiro, miro el cielo y los árboles, conecto con gente dulce e inquieta, hago mis oficios, agradezco, saboreo este presente intenso y… sigo. Con certeza, humor y amor en cada paso. A ratos con cierto temor, preguntas y una cuota de stress. También con algo de insomnios y dolores de cabeza, pero qué le vamos a hacer, cada uno somatiza como puede este tiempo agitado, ¿no?

Y, como dije en el post anterior, más allá del desmoronamiento de lo externo y de nuestra forma de construir, nos corresponde seguir conectando con nuestro corazón, disfrutando esta Vida, haciendo brillar nuestros talentos y provocando cambios en nuestros pequeños mundos. Por eso, en Astroálmica, el espacio donde enseño Astrología desde el camino del alma, es decir, desde aquello que como seres de infinito poder espiritual decidimos venir a vivir, a conectar y a trascender, ahora estamos en pleno proceso de inscripción a los talleres astrológicos (al final les dejaré la info).

northern-lights-4944738_1920

¿Para qué aprender Astrología en pleno «fin de mundo»? Mmm, quizá solo para saber más de este lenguaje del cielo y del alma, y así seguir creciendo en medio del escenario actual. Quizá porque es una bella y poderosa herramienta que nos permite conocernos y, por tanto, aceptarnos a nosotros, a los demás, como también a los ciclos de esta amada Vida. Quizá porque queremos comprender más de por qué somos como somos y estamos como estamos. Quizá para reencontrar el rumbo. Quizá para entender a qué se refieren esos que «hablan en difícil» y nombran conjunciones, cuadraturas, Júpiter, Neptuno y demás. Quizá para descubrir los propósitos por los cuales vinimos a esta poderosa Tierra y ahora nos toca acompañarla en estos remezones evolutivos. Quizá para tener más respuestas antes que el mundo se acabe (o mientras termina de hacerlo). Quizá porque llevamos rato curiosos con este conocimiento humano (lo cual indica que tenemos conexión y talento con éste) y antes que todo termine, más vale hacer caso a las señales o llamados del alma. Quizá para seguir creciendo y así disfrutar más esta experiencia humana. Quizá para dedicarse a la astrología y dar una guía en tiempos convulsionados… Quizá…

Entonces, desde este tiempo inquietante, pero lleno de Vida para quienes así lo decidamos, acá les compartimos la información de estos Talleres que están dirigidos a todos estos «quizás» y a otros que puedan surgir. También les anunciamos (ya lo haremos con más detalle) que el 20 de marzo es nuestra Meditación de Equinoccio 2022 (por Zoom, gratuita). Con mucho cariño y agradecimiento por acompañarnos entre todos en los crecimientos de cada uno, les enviamos un gran abrazo. Que la pureza y el poder de nuestro corazón nos guíen con una sonrisa en nuestros caminos y en los movimientos de esta bella Tierra ❤

✨TALLER ASTROLOGÍA, NIVEL 1, INICIAL: APRENDE ASTROLOGÍA, APRENDE A GUIAR TUS PASOS. Para integrar desde la base todos los conceptos de la Carta Natal, desarrollar autoconocimiento a través de la propia Carta y comenzar a hacer lecturas breves. Formato híbrido: clases pregrabadas con alumnos del 2021 + encuentros en directo con quienes lo tomen este año. Comenzamos oficialmente el martes 5 de abril con clase inaugural. Son cuatro meses y medio. 18 sesiones en total con videos, PDF y material complementario. Valor: $300 mil CLP ó 380 USD (aprox). Crédito, débito, transferencia o PayPal (Todos los talleres tienen la misma forma de pago y hay opción de cuotas)TODA LA INFO AQUÍ. 

✨TALLER ASTROLOGÍA, NIVEL 2, INTERMEDIO: ASTROLOGÍA, UNA GUÍA PROFUNDA y COTIDIANA. Para quienes ya manejan lo básico de la astrología: casas, signos, planetas y aspectos. Si bien repasaremos los aspectos astrológicos, nos dedicaremos a profundizar en Tránsitos, cartas de eventos y una mirada inicial a la Revolución Solar. Los alumnos podrán realizar lecturas más completas. Formato híbrido: clases pregrabadas con alumnos del 2021 + encuentros en directo con quienes lo tomen este año. Comenzamos oficialmente el miércoles 6 de abril con clase inaugural. Son tres meses y medio, 14 sesiones en total, con videos, PDF y material complementario. Valor: $250 mil CLP ó 310 USD (aprox). MÁS INFO AQUÍ. 

✨TALLER ASTROLOGÍA, NIVEL 3, AVANZADO: ASTROLOGÍA, HERRAMIENTAS Y MIRADAS PARA LA VIDA. Para alumnos que quieres profundizar en los ciclos astrológicos, mayor interpretación de tránsitos, progresiones secundarias y revolución solar, este es un Taller donde mezclamos conocimientos con vivencias, pues en cada clase los alumnos podrán aprender desde su carta el sentido de determinadas vivencias o ciclos que tienen distintos propósitos en el lenguaje del alma.Formato Online: en directo, por Zoom. Comenzamos oficialmente el jueves 21 de abril. Son tres meses y medio, 14 sesiones en total. Valor: $250 mil CLP ó 310 USD (aprox).  MÁS INFO AQUÍ.

…Y EN FORMATO PRE-GRABADO:

✨CHARLA PREDICCIONES 2022: CAMINOS Y ENERGÍAS QUE NOS REGALA ESTE 2022, AÑO DE GRAN ACTIVACIÓN. Dos horas de Charla en video sobre los desafíos y regalos de este ciclo + Audio para activar propósitos y deseos en este intenso año. $20 mil CLP ó 25 USD (aprox). TODA LA INFO AQUÍ.
✨TALLER DE CASA 12: SUS MISTERIOS Y REGALOS. Un viaje por la profundidad y riqueza de esta especial Casa Astrológica que, muchas veces, cuesta entender. Cómo es su dinámica y cómo se manifiestan los distintos planetas y signos en ella. Formato pregrabado con alumnos del 2021. Son 8 sesiones en total, con videos, PDF y ejercicios en cada clase. También con posibilidad de hacer preguntas. Valor: $120 mil CLP ó 160 USD (aprox). MÁS INFO AQUÍ.
✨TALLER DE INTERPRETACIÓN: CÓMO LEER UNA CARTA ASTRAL SIN ESTRESARSE EN EL INTENTO. Para estudiantes de astrología que comienzan a leer y requieren más fluidez, mejorar tanto la técnica como la conexión con la carta y con la persona. Taller práctico con tips y ejercicios. Formato pregrabado con alumnos del 2021. Son 3 sesiones en total, con videos, PDF y material complementario. También con posibilidad de hacer preguntas. Valor: $45 mil CLP ó 58 USD (aprox). INFO AQUÍ.

Hay gran poder en la incertidumbre

Regreso a mi querido sur después de dar la Charla sobre 2022, donde conectamos con la energía de este ciclo intenso e incierto, pero poderoso, y de terminar un Taller de práctica para astrólogos. Ambos fueron encuentros muy especiales, con bella conexión y comprensiones. Regreso también después de ordenar algunos temas y de comprender que otros no se tenían que dar, entonces no se puede insistir, menos en estos tiempos de mayor consciencia. Regreso después de lindos reencuentros y entrañables abrazos. Regreso con las celebraciones del año del Tigre de agua, con la Luna nueva de Acuario, que marca otro reinicio del 2022. Pero sobre todo, regreso después de sentir que necesito mucho de este espacio verde-azul, de este aire ventoso con cielos amplios para seguir sembrando y recibiendo la energía de este año que trae regalos para que todos nos conectemos más a nuestro corazón.

El viaje (por tierra; 1000 km) fue extenso, entretenido, cansador, con hermosos atardeceres y muy buena compañía. Así que, una vez acá, descanso, duermo y hasta veo una serie, cosa que no hacía hace cantidad de rato. Pero obvio que pasadas unas horas, necesito salir a caminar; quienes me conocen saben que es de las cosas que más disfruto y si es mirando el lago, los árboles y los volcanes, esto puede ser un placer único. Aprovecho, entonces, de agradecer, de conectar, de saludar. «Mi pueblo», Puerto Varas, está lleno de turistas que reavivan cada rincón y avanzar entre ellos resulta una entretenida aventura, entre helados, artesanía, cafés, pasteles, juegos, fotos, esculturas, niños que corren y disfrutan estos días sin tiempo, mientras yo los envidio porque mi trabajo no parará este mes. Me toca preparar varios temas, alistar los talleres para aprender astrología, dar lecturas que estaban muy atrasadas y otros temas en carpeta.

Volcanes del Llanquihue

Sur de Chile

Como muchos, mi energía está cansada nada más comenzar el año, por eso me vine al sur, porque la vibración de este espacio bello, al menos me da más descanso en medio de las obligaciones. Bueno, millones estamos cansados de los últimos dos años que, aunque a ratos parecieron como una década completa, paradójicamente pasaron rapidísimo. 2020 y 21 parecen un solo año. A muchos se nos pierden las fechas.

Pero 2022 es muy distinto. Es un giro de energía. Saldremos del mareo de tanta información, dato, estadística y medidas para entrar más en lo que sentimos, en aquello que nos inspira, en lo humano, en lo álmico. Son meses para conectar más con lo profundo. Pero al mismo tiempo podremos ir hacia lo práctico porque, aunque todo se desmorona y pierde forma, es urgente detenernos a disfrutar más esta Vida.

Lo taurino nos llama: lentitud, goce, materia, naturaleza, aterrizar, saborear, rumiar, medir, olfatear, sentir, abrazar, contemplar, invertir, simplificar… Solidificar. ¿De forma rígida? Ese es el riesgo. Pero no. Es de forma fluida, cadenciosa; más bien.

La energía de 2022 puede sorprendernos. Desafiarnos, probablemente. Así que cada tanto será bueno detenernos a respirar. A sentir, ¿en qué estoy y cómo?, ¿qué necesito?, ¿con qué cuento?, ¿ante qué estoy? Será preciso soltar el drama (dícese de agrandar situaciones, sufrir por adelantado, culpar, sentirse víctima, enrollarse) en que todos caemos cada tanto. La Vida, sin duda, se ocupará de hacernos más de alguna broma pero, dado el crecimiento que tuvimos de 2020 hasta acá, tendremos todas las herramientas para reírnos con esos juegos que el destino nos hace.

Sí, estamos en tiempos de gran incertidumbre. Y esto es aún más retador para las personalidades más apegadas, estructuradas, concretas. Aunque realmente a todos nos mueve el piso esta dinámica que se instaló hace unos años, desde 2018 con más potencia. Nada se puede dar por sentado. Todo está bastante «a prueba». Puede costarnos construir, pero eso que logramos en este último par de años cobra más solidez porque se afirma en nuestro corazón. Como también eso que tambalea podría terminar de romperse.

En este inicio de este año, muchos sentimos inquietud, cierto nerviosismo. Alegría y agobio, también. Honor, sin duda. Y más allá de los estados de cada uno, nuestro corazón permanece intacto. Porque él sabe que a esto vinimos. A este tiempo arrebatador, precario y bello a la vez, donde él late y brilla con potencia. Porque es en lo incierto donde el alma, que reside en nuestro corazón, cobra todos sus colores y se deleita, pues sabe que en eso que nos desafía, lo humano puede resplandecer e irradiar aún más el amor poderoso que somos. Aquí vamos, con nuestros latidos renovados.

21 diciembre: Portal a una Nueva Tierra

Este 21 de diciembre, además del solsticio, nos regala la esperada conjunción entre Saturno y Júpiter en Acuario. Podría ser un evento astrológico más. Pero para muchos es un gran símbolo del Nuevo Tiempo y la Nueva Tierra que estamos pariendo.

Aquí les comparto un audio para sintonizar un poco más con su energía y caminos.

Un gran abrazo, mucha flexibilidad y consciencia, desde la Nueva Humanidad que estamos dando a luz. ❤

 

Equinoccio 2020: Grandes transformaciones

Iba a escribir sobre este equinoccio. Sobre este tiempo revolucionario en nuestra vida, sus potentes desafíos y sus luminosas puertas abiertas ante nosotros. Sobre su belleza. Sobre el pulso planetario que desde nuestro corazón nos propone –junto a la fuerza de Marte en Aries, que nos regala mayor dirección– abrir nuevos caminos que de verdad nos identifiquen, conectar con más pasión con nuestros anhelos del alma. Y que de la mano de la gran conjunción en Capricornio activan en nosotros –aunque no lo creamos, dado el escenario actual– mayor posibilidad de disciplina y logro. Es nuestro momento de concretar, no lo desperdiciemos.

También iba a escribir de la carta astral de este equinoccio, que nos anima a comunicarnos con más claridad y sentido común, también a escuchar y movernos con iniciativa, arrojo y sabiduría a la vez; donde lo colectivo, con la posibilidad de unirnos (uno de los pilares del ciclo 2021/2023; si es que llegamos allá; ja) será central, transformador. Un ciclo sorprendente –ojo– donde de verdad podemos dejar que el pulso de nuestro corazón nos guíe en vez de distraernos en temas mediáticos y en creencias antiguas para lo cual es preciso detenernos más a respirar profundo, a apreciar nuestras bellezas internas y las que están afuera plasmadas en la naturaleza y en todo lo que conectamos día a día, incluidos nuestros vínculos; también a disfrutar más la Vida en sí… Meses donde, además, las figuras de autoridad locales y mundiales pueden mostrarnos poder, fragilidad y oscuros conflictos al mismo tiempo; donde lo financiero, las «realezas», lo femenino y creativo (incluido el espectáculo) serán muy protagonistas. Un tiempo que nos invita a retomar el entusiasmo perdido porque podemos generar grandes transformaciones en nosotros.

Sí, de eso y más pensaba escribir. Pero me encontré con este poderoso video que me emocionó y me representa más que cien por ciento (a muchos, seguro). Entonces decidí compartirlo acá porque en gran medida de esto se «está tratando» este 2020.  Acá lo dejo. ¡Feliz equinoccio! A enfocarnos y a sentir nuestras células imaginativas con toda su potencia y su Amor para que les abramos paso en nuestras vidas. Gracias, 2020.

No sé de qué escribir…

Imagen de Arek Socha en Pixabay

¿De qué escribo? ¿De que le creo la mitad –o menos– a toda la información de los medios masivos y de ciertas autoridades mundiales y locales sobre esta «pandemia», que para mí tiene más tinte de plandemia? ¿De que decir esto me ha significado varios rechazos o miradas despectivas y más; energía que conozco de toda la vida, por lo tanto le doy la bienvenida; qué le vamos a hacer; son tiempos de autenticidad? ¿De que no me interesa tener la razón, solo me gustaría (capaz soy muy ingenua o idealista), como dije aquí y acá que cada uno busque su verdad en vez de comprarse los discursos oficiales y entrar en la rueda del miedo porque somos seres poderosos y no cifras infladas o tergiversadas como explica con claridad acá Pablo Goldschmidt, virólogo y especialista en enfermedades infecciosas que, por supuesto, nadie lo entrevista; al menos no lo censuran como a Andreas Kalcker o a canales como la Caja de Pandora o MindaliaTV, que Youtube cerró solo por dar otra mirada del bicho y no la oficial? ¿De que igual me encanta que cada uno viva esto –que es tremendo e inédito capítulo en nuestras vidas– como se le cante, como quiera –dormido o despierto, como sea–, en vez de ver o escuchar a ciertas personas que parecen policías frustrados normando o vigilando al resto e infundiendo culpa y terror; ante lo cual mi ego les dice: búsquense una vida, chiquillos; e igual entiendo sus miedos y rigideces; así somos los humanos y todos tenemos que estar presentes, porque como siempre digo: aquí no sobra nadie?

¿De todo lo que no he podido hacer en esta pausa planetaria, mientras otros me sacan pica con sus series vistas, sus recetas saboreadas, sus libros leídos, sus manualidades hechas; que igual me alegran y sorprenden porque me encanta la creatividad y el goce? ¿De lo que sí fluye, disfruto y agradezco profundamente? ¿De que quiero que los planes de salud después de esto incluyan a los quiroprácticos como medicina básica para nuestra espalda, hombros, lumbares y demás debido al teletrabajo? ¿De la tristeza que me da ver cuántos pequeños comerciantes, emprendedores, restaurantes, cafés, librerías y decenas de servicios y oficios se pierden por el miedo y las pésimas –pero sospechosas– decisiones de muchas autoridades en varios países (algunos muy precarios como Chile, donde no pocos ciudadanos –incluso gente que pensé era más consciente– pedían desde el principio, y bajo la comodidad de sus hogares o de su sueldo fijo: cuarentena total; ja: medida de país rico o de país con garantías, pero que ya sabemos resulta cruel en Latinoamérica; doble ja)?  ¿De que agradezco que al menos las cuarentenas totales estén solo en algunos lugares de Chile y que nunca fui partidaria de éstas precisamente por nuestra pobreza, pero también porque creo en nuestro poderoso sistema inmune que ya ha traspasado mucho, y además conozco la manipulación de los medios y del poder? ¿De que estoy que le pido una indemnización a los medios masivos –en especial a la TV– por tenernos ‘secuestrados’ en un solo tema y aturdirnos las 24 horas con miedo, miedo y más miedo, además de cifras sin interpretar e investigaciones que brillan por su ausencia? ¿De que no me olvido que esto tiene todo que ver con Plutón, Saturno, Júpiter, Neptuno y Urano, que en sus manifestaciones más bajas representan manipulación, control, miedo, exageración, confusión, engaños, cortinas de humo, locura… Pero que también pueden elevarse a poder, transformación, sabiduría, verdades, compasión, unión, creatividad, despertar?

¿De que una parte mía acepta todo esto, mantiene su conexión, sabe el sentido, lo agradece y se entrega a este flujo de detención –y elevación, aunque no lo parezca– planetaria y es la misma parte que no tiene ni una gota de miedo al virus, es más, ni se entera de éste, no piensa usar guantes ni ponerse ninguna vacuna y solo usa la famosa mascarilla para que otros estén tranquilos, aunque no tiene efectividad; pero qué más da? ¿De que me hace pleno sentido ese ‘meme’ que dice sobre las mismas mascarillas: Si no sirve por qué nos obligan a usarla y si sí sirve por qué no abren los negocios; piensa, usa la lógica? ¿De otra parte mía que sí teme a las consecuencias sociales, políticas, económicas y de control producto de todo esto porque siente –o imagina– que quizá todo se vuelva más gris (aunque lo opaco y lo oscuro siempre son buen terreno de práctica de consciencia, de crecimiento y despertar, porque la luz y la creatividad se elevan con más fuerza; lo sé por experiencia desde muy pequeña; el contraste nos hace crecer)?

¿De las lágrimas que rodaron por nuestras mejillas en esta meditación bastante improvisada pero conectada que hicimos hace poco por el popular Zoom con 80 y algo personas; lágrimas que brotaron al sentir nuestra infinita belleza humana, que hoy atraviesa pruebas, incertidumbre, dolor, muerte en varios sentidos, renacimiento, despedida y bienvenida de un nuevo ciclo… Y que en medio de todo sigue pulsando Vida? ¿De que lo que más valoro de esta –supuesta– «pandemia» es la Conexión que evidencia entre nosotros y la comprobación del Amor que nos une, además de la valiosa posibilidad de Parar a replantearnos? ¿De que atesoro que el Sol siguió brillando en Santiago en este otoño, hasta hace poco, bastante cálido? ¿De todo lo que extraño caminar libre, saludar a mis vecinos, conversar con mis vecinas mayores que hoy figuran encerradas, disfrutar los árboles, la brisa, la gente, juntarnos a compartir en vivo y no por pantallas? ¿De que me río a carcajadas con algunos memes de exquisito ingenio?  ¿De que nos podrán quitar la libertad y hacernos creer que esto es tremendo pero millones sabemos que no –ahí están las cifras mundiales que indican que No hay más fallecidos que en un año cualquiera– y muchos confiamos en nuestro poder interior y qué decir en nuestro cuerpo, como también en que la verdad emerja? ¿De que si ésta no emerge igual la masa crítica es cada vez más y estamos en tiempos de mayor consciencia, por lo tanto algo más luminoso saldrá de todo esto? ¿De que al menos hay gestos en Italia, Argentina, Alemania, Estados Unidos y España de verdades y despertar?

¿De los colibríes que vienen a saludar al balcón cuando trabajo y que ya tres cercanos me han contado que éstos entraron a su casa y me alegro mucho porque son símbolo del coraje de hacer el viaje que significa esta Vida, de Amor universal, de vuelo liviano y, como agregó una amiga, su aleteo es el movimiento del infinito? ¿De que muchas noches disfruto el silencio de la ciudad, miro el cielo y converso con él, a veces le reclamo, le pido explicaciones; otras veces solo lo escucho, lo recibo, lo siento, me da pistas y en ocasiones dejo caer lágrimas de cansancio y otras de la emoción que significa estar presentes –Todos– en este momento de la humanidad, porque pese a las condiciones incómodas para mí, extremas para otros, este es un momento/espacio único, bello, y tenemos no solo el privilegio de estar aquí y ahora, de Renacer, sino además de Partir de Nuevo con talentos que aún no estrenamos?

¿De que le pedí a mi vecino que me ‘arriende’ a su perrita para poder salir a caminar y que encima ella, blanca y muy cariñosa, se llama Alma; pero él solo se rió porque obvio que no se lo digo en serio, aunque igual me la podría encargar, digo yo? ¿De que cuando estoy muy saturada pongo esta música, bailo y retomo alegría? ¿De que cuando quiero conectar con la belleza de Chile, tierra tan profunda, bella, montañosa, precaria, poderosa, llena de paradojas; por la que siempre siento mucho Amor aunque hay cantidad de cosas que no me gustan pero sigo amándola y añoro su bellísimo sur; escucho esto y ahora en este encierro a veces hasta necesito oírla? ¿De que me caen lágrimas de nuevo al escribir todo esto…? ¿De que en medio de este episodio planetario que a ratos ni sé cómo calificar igual estoy muy agradecida, me siento muy conectada y sostenida, y puedo palpar el Amor de la sabia Vida muy presente? ¿De que siento que viene algo más alrededor de los eclipses, entre junio y agosto y quizá eso destraba este episodio actual nada liviano pero de tanto crecimiento interior? ¿De que los volcanes y la bella Tierra pueden hacer lo suyo también… Pa’ que al menos haya otro tema en la agenda; ja? ¿De que soy muy feliz enseñando astrología por las tardes aunque sea por la pantalla, lo cual activa aún más mi creatividad para hacer ciertos ejercicios que antes realizábamos en sala? ¿De que le sigo diciendo sí a la Vida, con virus incluido, confinamiento y todo lo absurdo de esto porque tengo certeza de su perfección aunque mi ego a ratos se rebele y patalee? ¿De que pese a todo el aplastamiento y densificación de la mente colectiva y a la pérdida de libertad, algo en mí siente alegría, se ríe, aprecia cada detalle y dice ‘Gracias’ varias veces al día?… En fin… No sé. No sé de qué escribir. Veré si luego lo decido. Ya vuelvo. ❤ Gracias de nuevo.

Por mientras… Para elevar vibración

Lo siento, pero en este «nuevo planeta» o «planeta en transición» que estamos –por los motivos  que sean– experimentando millones de seres humanos, muchos figuramos adaptándonos no solo a la incertidumbre y al encierro que para nada esperábamos –lo cual es tremendo ejercicio y desafío– sino además a trabajar y a estar por la pantalla en vez de conversaciones cara a cara.

Y, en medio de esto que vamos armando día a día todos, no tuve tiempo/energía para escribir pero sí para subir este audio con una Conexión o Meditación que subimos a Instagram (en @astroalmica) junto a algunos videos que pueden buscar ahí. Esto que les dejo es para elevar vibración ante una experiencia nueva que nos desafía a aplicar más que nunca todas las herramientas de Consciencia que tenemos… Porque nuestro trabajo interior tiene ahora la oportunidad de dar sus frutos y brillar más allá del miedo.

Gracias por escuchar… Y ya vuelvo!