La energía

Energia_spiritualNo sé tú, pero yo, querido pasajero de este blog, percibo-siento la energía… No como algo extraordinario, sino como una constatación de lo que me llega y siento… Con las personas, con situaciones, con espacios… Y a veces en mi consulta sólo con la entrada alguien y el saludarnos siento-veo la pureza, la humildad, la obsesión, la perversión, la racionalidad, la venganza, la generosidad, la rigidez, la bondad, la tristeza, la angustia, la curiosidad, la rabia… Todo eso que somos a ratos, porque en esencia somos luz pura aunque en algunos casos ésta se tape mucho -casi por completo-, como el caso del dictador argentino Jorge Videla que murió esta mañana y de tantos otros que vaya que nos enseñan y ponen a nuestro servicio experiencias dolorosas que nos hacen evolucionar…

Hace una semana mientras me deleitaba con una ensalada de quinoa en uno de mis cafés favoritos en Providencia, Santiago, escuchaba con mis oídos curiosos -y parabólicos en algunos casos-, la conversación de una pareja en la mesa del lado. Realmente me puse a escuchar la conversación cuando ella le dijo que una amiga la invitaba a un viaje al Caribe porque tenía millas acumuladas y le saldría gratis, y entonces la cara de él se quedó sin expresión, mientras ella tomaba su sopa de verduras y él dejaba de tomar la suya… El tema es que antes él le hablaba de que no tenían plata. Ella trataba de hacerle entender que era gratis. Él insistía en que igual era un gasto y que habían quedado de ahorrar. La energía de rabia y tensión estaba más que en el aire, por suerte esto era una terraza… Igual no me daba pa escuchar todo el rato porque en medio disfrutaba lo mío y miraba los árboles bellos con sol de otoño… En medio todo vuelvo a mirar a esta pareja y ya no hablan, están en el plato de fondo. Ella vuelve a arremeter con que no entiende por qué él se enoja y siento su energía de niña que quiere su juguete y él taimado (empacado)… En eso me llama una señora con tremenda ansiedad preguntando por tarot y no logra entender que por ahora no estoy haciendo lecturas, yo respiro y sigo respondiéndole, siento mi propia rabia en mis mandíbulas… Cuando estoy terminando mi jugo, la pareja en cuestión ya pidió la cuenta y se levantan sin hablar. Él se adelanta, ella va más atrás mientras acomoda su abrigo y al hacerlo pasa a llevar el quitasol y casi se cae todo -con ella incluida- sobre la mesa mientras trata de mantener el equilibrio; logra no caer, se enoja, arregla un poco el quitasol y se va junto al sonido de sus tacones… ¡Guau, aguante con la rabia! -me digo y los miro neutral, sólo constatando cómo emitimos-movemos-somos vibración… Y pienso: Y luego hay gente que no cree en la energía, si eso somos.

Y esta semana llega a mi consulta una mujer grande en edad y tamaño, pero nada más verla yo siento a una niña, una pequeña divertida y con mucho miedo, que no ha crecido. Cuando miramos su carta astral ésta muestra mucha dependencia emocional, al hablarle de esto me dice: sí, yo vivo con mi hermana mayor y su familia, siempre me preguntan por qué no vivo sola, pero de verdad me da miedo y me llevo tan bien con ellos… Claro, su hermana oficia de mamá, lo cual no es sano ni aporta a su evolución, pero sus miedos son poderosos y es lo que este año le invita a trabajar y soltar… De hecho viene por eso, porque ya está sintiendo incomodidad con la vida que lleva y este año 2013 para todos es muuuy drástico y revelador, ya nada se puede ocultar ni evadir, ni se puede pegar con chicle… Lo que es es, y lo que no se va, se disuelve, se rompe, estalla…

Días después voy a una charla de Registros Akáshicos, son varios exponentes, cada uno con su energía: dulzura, ego, mente, profundidad, engrupimiento (fanatismo), solidez, rigidez, sabiduría… En medio le hago un comentario un tanto sarcástico en voz baja sobre esto a una amiga y me dice con risa: yo siento lo mismoooo! Nos reímos cómplices y tomamos lo que nos sirve, que es bastante, pero la energía del grupo no terminó de convencerme…

Y hoy en un día frío me instalo en un buen café colombiano donde ponen mucho ballenato que me da alegría escuchar, y me dedico a trabajar tanto en el horóscopo de Emol como en temas del Taller del Meditación de 8 de junio (todos los detalles acá) y pido tostadas con palta e infusión con gengibre. Al rato llega un chico y me quedo mirando su cara, veo una expresión rara en él. Luego llega su acompañante, una chica que sólo con entrar emite ansiedad e intensidad, se acerca al mesón y pide si puede enchufar su teléfono. Las chicas -colombianas- le dicen que sí con cierta incomodidad. Él va al baño. Ella pide dos café helados. Cuando él vuelve a mí me pasa esta frase por delante: está en drogas, desde ayer o hace un rato, algo tiene-. Siento la vibración ansiosa de ambos. Igual son raros, no es que yo tenga super poderes y perciba cosas, basta con mirarlos, según yo. Él además pide una gaseosa. Ella se toma de un suspiro su café helado. Hablan poco, siento su prisa. De pronto se paran sin pedir la cuenta y van a pagar al mesón. Las copas quedan con todo el helado, sólo tomaron el café, ¡qué desperdicio!- pienso, mientras mando correos. Él paga, ella se lleva su celular, sale él primero mientras ella espera el cambio con impaciencia… Minutos después una de las garzonas recoge la mesa de ellos y al tomar una de las copas ésta se quiebra sin más y con mucho ruido, la chica se avergüenza un poco y le digo: esa era la energía de esos dos, la oscuridad-. Me mira y me dice: ¿usted sí los vio? Eran muy raros, a mí me tenían nerviosa-. Y le comenta a la cajera, que dice: yo estaba pendiente porque eran extraños… Luego nos reímos con el chico de otra mesa porque dejaron el helado y la garzona dice: ¡Con las ganas que tengo yo de tomarme un heladito y no puedo!

Tormenta-electrica-rayosDespués parto a otros menesteres del día y camino lento disfrutando la ciudad. Es plena hora de almuerzo, en viernes y siento de nuevo… las burbujas de silencio que comenté en este blog en enero pasado! Está lleno de autos y gente pero está el silencio, y a los segundos los pájaros otra vez cantan fuerte… Algo nuevo viene, siento. “Algo” ya está sucediendo, sin duda y pueden pasar más cosas potentes (limpiezas drásticas) alrededor de este 21 de mayo cuando Urano y Plutón se cuadren desde Aries y Capricornio, temas políticos, económicos, bélicos, climáticos, geológicos pueden sorprendernos y ajustar nuestra energía personal y planetaria, pues nos toca crecer sí o sí, salir de los auto-engaños, tomar decisiones, generar consciencia, desapegarnos, confiar, conectar con el corazón y la sabiduría, ya no con las teorías…

Me detengo a sentir el silencio en pleno Providencia… Mi energía está agradecida, un poco cansada por pocas horas de sueño, tranquila, feliz, creativa, mental, emocional, en el presente, en el futuro, silenciosa, lenta… Mientras, al acercarme a una esquina, un perro callejero -pero digno, pues alguien le ha regalado una capa de polar con huellas perrunas y además está gordito- saca mis carcajadas y admiración cuando en vez de esperar el semáforo con la gran cantidad de gente que vamos a cruzar, él se baja a la calle, se instala en la primera pista de la avenida con cara de nada sin escuchar a todos los autos que le tocan la bocina -suave, eso sí- y tienen que esquivarlo,  al tiempo que varios lo llaman para que suba a la vereda, pero él no se inmuta y encima se echa en plena primera pista de Providencia con Pedro de Valdivia y apoya su cabeza en las patas delanteras mirando el horizonte… ¡Esa es confianza en la vida! digo yo mientras me río con una señora que piensa lo mismo y me dice: está en otra, vive su propio mundo no más… Jajaja, nos reímos y el perro confiado-indiferente se ha vuelto el protagonista de muchos curiosos que cuando ya podemos cruzar nos quedamos mirando si él lo hará o no, y aunque lo llaman y mira, sólo cuando él quiere se mueve y un par de taxistas se alivian y muchos seguimos riendo… Así con la energía, incluso la perruna 😉

perrocallejero

Este no es mi vecino perruno, pero es muy parecido y en esta pose se echó en plena calle