Regresamos… a nosotros mismos

Este abril y mayo, además de traer sacudidas internacionales, terráqueas e interiores tienen un bello gesto que podemos practicar y para el cual estuvimos abonando el terreno los últimos seis años…

Sí, afuera está todo agitado y es producto -en parte- de la gran limpieza que hicimos (cada uno en su camino y a su forma, algunos por voluntad y otros obligados) entre 2011 y 2016, donde los últimos tres años fueron de arduo trabajo interno, de gran práctica de desapego y de activación de nuestra sabiduría. A su forma y a su ritmo, muchos avanzamos con nueva energía y hay quienes decidieron quedarse en otras frecuencias más pegadas o bajas y está bien.  Aquí nadie sobra y nadie lo está haciendo “mal”; el camino es personal y alma acompaña todo.

Y ahora 2017 nos propone, como seguramente dije antes, practicar todo lo aprendido en este último ciclo. Sin mirar al lado, sin compararnos ni enjuiciar, ahora nos toca usar los talentos que aparecieron en medio de angustias o dolores, seguir activando la chispa que emergió con las comprensiones de cada uno y con los regalos que, sin duda, recibimos. También, como nos anuncian los nodos que pasan al eje Leo/Acuario: jugar. Divertirnos con lo que nos propone la vida, sacarnos el “deber ser”, acompañar nuestros miedos, entregarnos al descubrimiento… Disfrutar lo simple, los logros, lo que somos…

Ahora, es tiempo de acallar la mente, las teorías, filosofías, todos los “ismos”, las culpas, los dogmas, las creencias antiguas y Vivir más desde el goce, las sonrisas, la curiosidad, el asombro… Y no sólo eso, también vivir desde la comprensión del Todo que somos… Claro, porque es lindo leer y conversar sobre “espiritualidad”, “crecimiento personal”, etc., ver videos, compartir frases… Pero otra cosa es practicar. Y -enhorabuena- es tiempo de hacerlo. Por tanto, tenemos que acompañarnos y dejarnos sorprender, sacar nuestras propias lecciones, seguir la pista a las señales que constantemente nuestra alma -y nuestros guías- nos mandan para que vivenciemos que estamos siempre acompañados y conectados desde la luz que todos -sí, todos- llevamos dentro…

Jopi, Ilustradora argentina.

Y estos meses nos traen también eso: Compañía. La mejor, la de nosotros mismos. Podemos entregarnos a la bella aventura de regresar a lo que realmente somos, no a lo que se espera que seamos, a los cuentos que nos contamos y nos contaron, a lo que nos gustaría o “deberíamos”… El cielo de estos meses con mucho fuego nos abre al  entusiasmo, la osadía, las ganas de renovarnos y de ser más auténticos… Sin prisa pero con pasión podemos retomar situaciones, acciones, gestos que dejamos botados por meternos en las obligaciones; podemos iniciar actividades nuevas, eventualmente creativas, que nos entretengan… Desde cosas tan simples como pasear, descansar, ir al cine, cocinar o juntarnos con quienes nos contagian alegría; hasta realizar proyectos que requieren más “producción” donde podemos disfrutar cada etapa…  Ahora volvemos a nosotros, a escucharnos, acompañarnos, cuidarnos para hacer brillar nuestra energía y así compartirla sin expectativas, sólo por el placer de ser nosotros mismos y redescubrirnos cada día, porque mientras estemos aquí, en este planeta, seguimos aprendiendo, podemos cambiar y maravillarnos.

… Por mi parte, decidí ir al cine casi todos los martes, volví a disfrutar las tardes del sol en casa, sigo una teleserie argentina de muy buena factura que me tiene intrigada y ahora salgo unos días de viaje, a ver qué descubro de mí, de otras tierras y energías… Hasta la vuelta y buen encuentro con nosotros, con todo lo que somos!

Anuncios

El Audioróscopo del mes

…Había una vez una revista digital llamada M360 nacida hace unos meses en un reino muy particular y muy muy lejano conocido como Santiago de Chile, que -después de una reunión muy seria- decidió incluir un horóscopo entre sus espacios informativos… Entonces, fueron a preguntarle a una de las astrólogas del reino, Jimena Zúñiga. Ella, sin pensarlo mucho les dijo que no pero sí, pues les explicó que no podía hacerlo porque ya escribía uno que se publicaba los martes en otro renombrado sitio y donde cada mañana se renovaba un mensaje diario! Pero también les dijo que no todo estaba perdido porque en ese mismo instante se le ocurría que podía hacer un mensaje de audio con los vaticinios para el mes…

A las periodistas de M360 les pareció una muy buena idea  y a la astróloga le gustó más aún esta reacción positiva. Entonces, después de resolver asuntos prácticos, acordaron que serían dos audios publicados el primer lunes de cada mes; uno con la energía que nos propone el cielo para todos y otro con el horóscopo para cada signo…

Cuando estaba casi todo listo y procedían a darse un abrazo de acuerdo, la editora e ilustre jefa del sitio exclamó: ¡¿Pero cómo le ponemos a esta sección?! -ante lo cual la astróloga respondió con calma: buena observación, déjeme resolverlo este fin de semana y le cuento-.

Entonces, en un arrebato creativo, la astróloga dijo frente a su computadora: esto se tiene que llamar… AUDIORÓSCOPO: Pistas para este mes.  El nombre le encantó a la editora y le ordenó a la astróloga grabar cuanto antes las pistas! Esta última, que estaba muy entretenida reuniéndose con gente muy querida y con su agenda algo copada de lecturas astrológicas dijo por dentro: ¿¡Ahora ya!? -y corrió a sentarse con calma para bajar la información en los dos archivos de audio que,  una vez entregados, ya están publicados desde este lunes en la revista…

Colorín colorado, este cuento ha recién comenzado.  Cada primer lunes de mes todos pueden revisar aquí o directamente en M360 el Audioróscopo, el horóscopo escuchado! Puede dejar sus comentarios, parabienes, reclamos y reflexiones ahí mismo después de escucharlos; también su zapatito roto por si mañana les grabo otro!  Gracias!