Diciembre 2013: fuego transformador y entusiasta

Sagitario, el centauro que con su arco eleva sus objetivos para ir más allá...

Sagitario, el centauro que con su arco eleva sus objetivos para ir más allá…

El Sol y la Luna se reunieron en Sagitario, donde además de conversar -y reírse- por horas de lo humano y lo divino que nos está sucediendo a los terrícolas (que cada día estamos más revueltos y despiertos a la vez, aunque algunos no lo noten), y acordar los próximos viajes que piensan hacer juntos, formaron la Luna Nueva, que da inicio a un ciclo que dura un mes. Esta cita astral ocurrió el pasado lunes 2 de diciembre y parece que no es otra lunación más del año, sino el anuncio de un mes muy especial…

… Cami me cuenta que el fin de semana pasado en Pirque (zona montañosa-rural en las afueras de Santiago) se levantó un mini tornado cuando ella y varios estaban en los típicos eventos de empresa de fin de año con comida, juegos, piscina y familia, al aire libre… Que quedaron todos asustados e impactados al ver cómo volaba todo, incluidas algunas carpas… A pocos kilómetros de ahí, en el Cajón del Maipo, comienza un incendio que dura un par de días y que parece esconder la mano oscura de algunos poderosos que quieren comprar ciertos terrenos para el negocio de las hidroeléctricas… Lo triste es que el fuego se extiende por días y por más terrenos, pues no logra ser apagado dado el viento y la falta de agua… Dos días después hay otros dos incendios en Santiago; y a mediados de semana miles de chicos que salen del colegio, luego de dar las pruebas para ingresar a la universidad se juntan en un conocido parque y los lindos cuando se les pide que se retiren porque es la hora de cierre, no encuentran nada mejor que incendiar los quinchos de un lugar verde que muchos visitamos para hacer pic-nic y hasta celebrar cumpleaños; snif… Sobre esto último mi primer pensamiento fue: ¿¿en qué están esos padres?? Porque esa agresividad y destrucción tienen un origen, ¿no?… Aunque al mismo tiempo son un signo de este ciclo agitado que se incrementó a partir de 2011…

El segundo pensamiento uniendo todo fue: qué está pasando con el fuego?!… y con nuestra rabia, obvio. Mmm, una de las expresiones fogosas es la agresividad, también la pasión, el entusiasmo, la chispa interna, la impaciencia… Pero cuando el fuego se manifiesta así además purificar energía estancada es una representación de nuestra ira… Y a esta ciudad -a nosotros- todo el rato le (nos) sobra esta emoción…

lunanuevaSí. Está poderosa la Luna Nueva sagitariana que abrió este mes. De verdad parece que agitó el fuego (elemento de este signo),  y enrareció el aire con más que humo y energía agresiva… En Córdoba la misma onda energética trajo el doloroso y atemorizante saqueo de los comercios de la ciudad, que luego se extiende hasta Entre Ríos… Y el viernes, acá una mujer escupe al Presidente que acude al funeral de un sacerdote defensor de los trabajadores y de los derechos humanos,  y al día siguiente a un senador le tiran un tomate en la cara en una feria de frutas y verduras… Y ahora suspenden un partido de fútbol en Brasil por desmanes del público… Es decir, material rabioso hay. El tema es qué hacemos con él.

Le aviso, le anuncio que… Este mes tenemos la oportunidad indiscutida de CRECER. Por eso, estimado lector, si usted ha sacado la vuelta (evadido) todo el año, si ha puesto la suciedad bajo la alfombra con tal de no ver lo que tiene que hacer, si tanto sus temas pendientes como sus talentos lo están llamando con megáfono en el oído a cada rato vía sincronías, enfermedades, señales del destino…. El tiempo decisivo llegó AHORA. Es tiempo de comenzar si aún no lo hemos hecho.

Diciembre trae momentos claves. Uno ya fue el empuje de esta Luna fogosa que destapó lo estancado y también nos preguntará hasta enero: ¿te entusiasma tu Vida? Y si no es así, ¿qué puedes hacer por transformarla, ah?

Otro muy contundente es la llegada de Marte a Libra, signo de aire. Al planeta guerrero no se le ocurrió nada mejor que tomarse unas vacaciones desde el 7 de diciembre pasado y por seis meses más en este signo que busca el equilibrio, colega de Aries, Cáncer y Capricornio, con quienes comparte su capacidad por iniciar cosas, creerse héroe, y la dificultad para pedir ayuda. A ellos en especial (también a Géminis y Acuario) y a todos en general nos dará más fuerza para comenzar proyectos y relaciones, nos agitará la agenda y nos pondrá la rabia como tema a observar y trascender; tendremos que respirar frente a las esperas e injusticias que pueden incrementarse precisamente para que las trabajemos de otra forma. Y alrededor de la Navidad puede ponernos uno que otro obstáculo para que practiquemos la adaptación, mientras que al fin del año puede sacar del sombrero hábitos dañinos que tenemos que purificar sí o sí.

Y hay más. La Luna Creciente en Piscis del mediodía de este lunes 9 nos animará a abrir el corazón hacia todos los seres y a conectar con la aceptación profunda de todo -sí, todo- lo que nos corresponda vivir. Y a modo de salvavidas, Saturno desde Escorpión y Júpiter desde Cáncer nos lanzan un extintor y/o balde con agua de mayor consciencia porque nos invitan a darle un sentido espiritual a lo concreto, nos regalan mayor confianza en la Vida y voluntad para crecer.  Desde el 11 al 14 de diciembre, nos ayudarán a mirar dónde exageramos con las rigideces, miedos y creencias tanto limitantes como fantasiosas para hacer conscientes nuestras trampas y soltarlas con amor. 

Y por si faltaran estímulos, desde el  17 de diciembre Urano, el dios de los cielos, se sacude la espera desde Aries donde se detuvo desde julio pasado y retoma su movimiento directo con ganas. Agitará aún más el fuego colectivo porque encima llega la Luna Llena en Géminis -que no se pierde ningún evento- y se unirá ese mismo día a la fiesta. Es una semana delicada, tenemos que cuidar nuestras palabras e intentar calmar la mente con meditaciones, caminatas, respiración y más silencio aunque no tengamos ni un regalo navideño comprado.  Y, al mismo tiempo, comienza un ciclo donde pueden reaparecer protestas, incendios, revueltas, volcanes, movimientos de tierra… Pero también el dios alocado nos regala más creatividad, sentido del humor, consciencia de todo aquello que nos aburre y estanca, osadía, innovación e impulso para comenzar una Vida nueva

Volviendo a la Luna Nueva con que comenzamos este mes (y que mueve conjuntamente a Piscis, Géminis y Virgo), ella y el Sol nos dan otro regalo: mucha sanación, porque le dijeron a Quirón que ya estamos listos para mirar nuestra heridas desde la aceptación del dolor como energía inevitable que forma parte del camino y que si insistimos en resistirnos a ella o quedarnos pegados en todo lo malo que nos pasó o lo que no hemos conseguido, nos transformamos en víctimas y en adultos infantilizados, y ambas cosas están más que pasadas de moda. Lo que se lleva en este tiempo nuevo es hacersecargocondignidad.net para lo cual las terapias y la naturaleza ayudan mucho, pero también detenerse y aceptar son lo más. 

Diciembre, viene a despertarnos en medio del stress de fin de año. Puede sorprendernos y regalarnos más ímpetu para vivir el día a día. Es un mes liberador… Y es un mes de cierres donde se mueven también las nostalgias, los dolores, las carencias e inseguridades, y al mismo tiempo renacen la esperanza y la sensibilidad, por más que el consumo del sistema intente opacarlas con gastos y cansancios innecesarios.  A esto ayudará también la diosa del amor y la creatividad Venus, que para el solsticio del 21 comenzará su viaje retrógrado por Capricornio (disculpe si lo mareo con tanto dato astrológico), desde donde nos ayudará a valorar la expresión del amor, asunto que moverá bastante a Tauro y Virgo.

velas2… Así, para no ser menos y también porque ya sabemos que es sano y bello honrar los cambios, los invito a todos desde ya al RITUAL DE VERANO Y CIERRE 2013: Bienvenida a nuestro Sol, el sábado 28 de diciembre, a las 19:30 hrs., en Providencia, Santiago. Ya vendrá la dirección exacta en un siguiente post; por ahora, reserve la fecha en su agenda, cuéntele a sus amigos y enemigos (todos son bienvenidos porque somos todos iguales, ¿lo recuerda?) y junte sus buenas intenciones y emociones dañinas para ser purificadas en este fuego entusiasta y transformador con el que cerramos un año muy marcador en nuestras vidas. Aguante con diciembre y GRACIAS 2013, seguimos creciendo!

Mirando el cielo para actuar en la Tierra

-¿Está escuchando Cooperativa, vecino? -le pregunto al cajero de uno de los almacenes del barrio, donde compro quesos cada tanto, con quien siempre conversamos y bromeamos sobre la actualidad, las marchas de protestas en Chile (que comenzaron con fuerza en 2011) tanto de los estudiantes, como otras a favor del medioambiente, y también de cosas de su trabajo.

-Sí, vecina, ¿por qué? -me responde con cara cómplice-. Porque es buena esa radio, poh, vecino… Tiene que escucharla mañana a las 10:30, eso síp -le digo, a ver qué me responde.

-¿Por qué, va hablar usted? -me dice con ojos chispeantes.

-¡Vecino, se pasó, es muy intuitivo! Sí, escúcheme y después conversamos, ¿le parece?- le digo entusiasmada.

-Ya, vecina, a las 11 vamos a estar aquí todos escuchando- agrega mientras mira a los otros chicos que atienden, nos despedimos entre bromas y yo con el corazón enternecido.

Esa conversación fue a fines del otoño. Cuando me disponía a hacer el Ritual de Invierno 2012 y conversaríamos del tema junto a la periodista Cecilia Rovaretti en radio Cooperativa. Al día siguiente la entrevista giró en torno a por qué celebrar la llegada del invierno si es un tiempo al que muchos rechazan o temen. Hablamos de la importancia de detenernos y volcarnos hacia dentro, cosas que al sistema y al ego no le gustan.

Semanas después cuando fui por otros trozos de queso, le pregunto al vecino si me escuchó. Me dice… «¿Pero usted habló algo así como de la vida sana? -mientras me mira  con cara rara-. Jajajajaja, me río a carcajas: Sí, del invierno y de astrología, jajajaja. ¿Por qué, qué creía que iba a hablar? -le digo entre más carcajadas, su mirada de pregunta y su sonrisa un poco incómoda-. «Es que yo creí que iba a hablar de las protestas, del medioambiente, de esas cosas, poh»  -me confiesa, mientras yo sigo riendo y le digo en broma: «¿usted cree que yo ando puro protestando, vecino?»-. Nooo, es que como ustedes han ido a algunas marchas y no usan bolsas plásticas, traen sus bolsas de género, yo pensé que era de eso y cuando la escuchamos pensamos que nos equivocamos -me dice rascando su frente y ajustando sus lentes. Yo sigo riendo, después le respondo sus preguntas, pues ahora sabe a qué me dedico y quiere entender de qué se tratan la astrología y el tarot porque le llaman la atención…

Y, bueno, como la astrología tiene mucho qué decir y aportar a la mirada de la realidad, dándonos respuestas, guía y sentido, el 10 de septiembre volví a radio Cooperativa (si quiere escuchar haga click aquí)  en un ciclo de astrología mundial, esta vez para conversar de la identidad colectiva de los chilenos de acuerdo a la carta natal. Junto a la periodista Daniela Montoya conversamos -aunque nos faltó tiempo, pero a veces los medios de comunicación son así- de cómo somos los chilenos: marcados por una geografía de agua profunda y montañas macizas, con el Sol en Virgo, Ascendente Sagitario y Quirón en el Fondo del  Cielo, todo lo cual nos lleva a ser -entre muchas otras cosas- reservados, ordenados, inseguros, trabajadores, responsables, curiosos, sin padre. Esto último es re potente en el caso de Chile. Se nota en las calles, en las conversaciones, en los restaurantes, en las fiestas… En mi consulta. Muchos hombres se borran. A veces pueden ser parte de la familia, estar siempre ahí, pero desde la debilidad, desde una energía baja, desde poca presencia e ínfimas palabras o escasa opinión. También algunos están, pero desde una energía de niños donde la esposa y las hijas lo tratan -y él se deja-como tal. Otras veces el padre deja de existir, se va o se pelean, y tanto él como sus hijos pierden todo contacto. Otras está «casado» con el trabajo. Otras muere. Pocas veces en Chile los hombres -el padre- son una energía fuerte dentro del clan. Los hay, pero son más excepción que regla.

Y no es porque sean los malos de la película (aunque muchas mujeres los pintan así) o porque sólo sean completamente desconectados emocionalmente, poco empáticos, niños, inseguros, inmaduros. Hay una gran cuota de esto, sí, y es lo que nos toca trabajar a ambos géneros -pues claramente es responsabilidad de todas y todos- pero también están un tanto opacados y acorralados con el matriarcado chileno. De esto hablamos en un segundo programa en la radio (acá) con Cecilia Rovaretti.

Carta Natal de Chile

Mientras el Sol (lo masculino y paternal) de Chile está en Virgo (tierra; orden) y esto pone una energía reservada, tímida, prudente, criticona, racional, amable, ordenada, trabajadora, maniática, lógica, eficiente; la Luna (lo femenino y materno) está en Géminis (aire; comunicación) en conjunción con Júpiter (planeta que amplifica aquello que toca), lo cual tiñe a las mujeres de una energía curiosa, parlanchina, divertida, racional, sociable, adaptable, simpática, exagerada, intelectual, expansiva, chismosa. Por tanto, lo femenino tiende a notarse mucho más en Chile. Basta con ir a un bar, restaurante, evento, discoteca. Las mujeres conversan, se ríen, hacen ruido, tienen gracia, chispa (no el sabor del caribe, sino chispa), van bonitas; llenan el espacio -a veces demasiado. Los hombres no. Les cuesta atreverse, no hacen mucho ruido (a no ser que haya fútbol de por medio), no se sienten ni se muestran poderosos, muchos tienen voz de pito (snif), hablan en diminutivo, muestran inseguridad, no llevan la energía conquistadora y no me refiero sólo a ir tras las chicas, sino a conquistar terreno, el mundo, su vida. Pero esto, tiene un origen… Y una oportunidad.

La semilla de esto es, sin duda, la madre. El matriarcado chileno es de temer. Las mujeres y la madre chilena con esa Luna jupiteriana somos muy omnipotentes. La maternidad chilena -estoy generalizando, obvio- asfixia, sofoca, abriga, controla, alimenta, habla, piensa, se estresa, sobreprotege… No confía. No le da poder al hijo, sino que se lo adjudica y tampoco lo reparte con el hombre. ¿Por qué es una mala y neurótica? Mmm, no; por  miedo, que está dado por ese Saturno, el planeta de Capricornio, junto a Neptuno, regente de Piscis, ambos están en tensión con esta Luna exagerada. La madre chilena vibra desde el miedo y desde la mente, escucha poco al corazón y no confía en la sabiduría del hijo tenga la edad que tenga; ella misma fue criada por una madre fuerte y temerosa a la vez,  que además está en tensión a Marte en Leo, otro aspecto masculino en una carta natal, pero del hombre en sí, ya no como padre, que revela que los chilenos están impregnados también de egocentrismo, prepotencia, violencia, desdén, inseguridad, chispa, talentos, empuje. Pero la Luna chilena, desde su vibración mira a los hombres con cierta rabia, temor y resistencia, al tiempo que busca admirarlo (Leo), por tanto contagia ese campo vibratorio a su descendencia y al ambiente.

La tarea de Chile hoy, entonces, es volver a confiar en lo masculino. Lo femenino – a mi juicio-ya demostró, ya hizo, ya se validó; hasta Presidenta tuvimos e hicimos noticia en el mundo. Genial… Pero ahora tenemos la enorme oportunidad de enaltecer lo bello de los hombres y del chileno: hay que aceptar que sea tímido, prudente, inseguro, prepotente, etc. Lo importante es no irse al extremo de estos aspectos, que esta energía no le impida cosas ni sea la base para moverse. Es decir, no quedarme «pegado» en que como soy tímido y miedoso no hago tal cosa; o que exijo, conduzco (es un revelador ejercicio observar cómo manejamos los automóviles), trabajo desde la prepotencia y la inseguridad, por ejemplo.

¿Y cómo se hace? La tarea empieza desde el nacimiento. Que las madres usemos el humor, el cariño y la confianza en la vida para criar. Júpiter unido a la Luna también nos invita a confiar en nuestros sentimientos, ritmos e intuiciones… Por ejemplo, la fiebre es una liberación de energía necesaria, a veces pasamos rabias y luego viene fiebre. El té de menta la baja, también el agua fría en las muñecas (por dentro) y podemos probar con esto más la contención emocional antes de entrar en la desesperación, el medicamento y la urgencia médica como únicas soluciones. Los niños tienen que caerse para aprender y sentir que crecen, el mundo es un lugar bello donde ellos tienen que explorar, correr ciertos riesgos. Los niños quieren saber, entonces podemos conversar, profundizar, escuchar, compartir, sentir. Siempre me llama la atención que los niños chilenos pese a los fuertes cambios culturales que vivimos, si les hablas en la calle, se quedan callados, agachan la cabeza y se esconden tras las piernas de los padres. Yo misma lo hice cuando pequeña, pero pensaba -ilusamente- que los niños cambiarían. En otros países los niños te responden. Acá no y en eso hay un origen familiar teñido de vergüenza, miedo, baja autoestima, desconfianza.

Podemos pedirle al ser superior, interno o a la divinidad que está en nuestro hijo que lo guíe, que lo proteja y que nos muestre cómo tratarlo en vez de actuar sólo desde el control, el miedo, la mente. Es necesario ahora recurrir a la sabiduría y la intuición que viaja por vidas y generaciones y que está dentro nuestro.

Es primordial también poner límites (dejarle claro los sí y los no, e incluso exigirle un poco) porque eso le da seguridad a un niño, se siente tomado en cuenta y evita el egocentrismo, pero no desde la prepotencia o dictadura (nuestro Marte en Leo), sino desde los argumentos. Y -una de las tareas actuales- es urgente devolverle el poder al padre. Darle su lugar: que decida, opine, ordene; aunque se equivoque. Y ojalá los niños (hombres) desde los ocho años (luego del primer paso de Saturno) pasen más tiempo con su padre y conozcan la energía masculina: competir, jugar, defenderse, conquistar, explorar, esforzarse, atreverse, tomar iniciativas. Más aún desde el segundo paso de este planeta: a los 14 años.

¿Y la tarea masculina? Involucrarse en la crianza pese a la neurosis femenina, insistir. También conversar de cómo estamos, de lo interno; criticar menos (Virgo) y aceptar más. Además, atreverse, arriesgarse y tener en cuenta que sí pueden ser rechazados -en cualquier iniciativa: afectiva, laboral, sexual, económica, social, etc.-, pero que esto es parte del juego de la vida y de crecer, pues siempre corremos riesgos; conectar con sus talentos, sacar ese Marte que es vital, divertido, creativo, líder, generoso. Los deportes intensos ayudan a esto, también las artes….

Gran y digna tarea tenemos por delante para darle un nuevo tono a la identidad chilena. Para que la Carta Natal haga su trabajo evolutivo pues una de las bellezas de lo humano es que siempre -no importa la crianza, cultura, edad ni nada- podemos cambiar, crecer y despertar.

Así que sin importar la nacionalidad, y más aún si somos chilenos, bienvenidos al nuevo tiempo y a la tarea de conocernos profundamente desde distintas miradas para mejorar por dentro. Es más que posible.

Invierno 2012: Grandes oportunidades

El Sol llega cálido en una tarde del clásico «veranito de San Juan», en Santiago,  y por lo mismo me quedo un buen rato en el balcón, mientras sostengo una divertida conversación telefónica donde nos reímos a carcajadas de nuestras fortunas y desgracias con un gran amigo uruguayo… Para variar -en este 2012- en pocos días han pasado montón de cosas… Ambos estamos algo cansados y con ciertas incertidumbres en este inicio de invierno, pero también alegres y más claros que en otros tiempos…

Intuyo que la intensidad de este invierno -y obvio que del verano para la gente del Norte- será potente, aleccionadora y que nos obligará a fuertes cambios. Por lo mismo, lo más importante es estar centrados, despiertos, alegres, confiados… Y mirando más allá de las apariencias, de lo «oficial»… Y la tarea, aunque no fácil, resulta estimulante, pues cada día abre tantas áreas, que el trabajo personal está muy vivo: nos damos cuenta de más cosas, sanamos otras, podemos ver y sentir cómo los hilos mágicos de la vida se entrecruzan para armar nuestros caminos de crecimiento y, entonces, nos llegan regalos, oportunidades, encuentros, invitaciones, proyectos… Pero también podemos enfermar, vivir decepciones o agresiones, hacer limpieza (algunas dolorosas), entrar en duelos… Y  en medio de la vorágine este invierno 2012 además abre nuestra capacidad de generar; con la energía de Venus y Saturno nuestra voluntad se vuelve más firme para hacer -materializar- nuestros planes y comenzar a vivir más de acuerdo a nuestra intención, a nuestra energía, a nuestros anhelos del alma.

Este invierno esconde este secreto: ¡Podemos cambiarlo todo! Es cosa de proponérselo y comenzar. Después de la caída de nuestras hojas (pesos) en Otoño, estamos «pelados», como me dijo la periodista Cecilia Rovaretti, en la entrevista en radio Cooperativa sobre el Invierno. Por tanto, aunque adoloridos, estamos más livianos…. Ahora, no es un cambio de maquillaje el que estamos llamados a ejercer, eso es insustancial y de corto efecto, encima nunca es suficiente cuando cambiamos por fuera y hacia afuera: cabello, atuendo, peso, casa, decoración, auto, trabajo, pareja, amigos, hobbies, etc…. Lo que podemos cambiar profundamente es a nosotros mismos -por dentro, obvio- y la vida que llevamos… Eso, sin duda se reflejará afuera, pero el comienzo es interior…

Este tiempo frío y lluvioso que viviremos generará grandes semillas de cambio en nosotros y, como dice Drexler «el que quiera creer, que crea… y el que no, su razón tendrá»… Por tanto, para quienes lo crean, es tiempo de levantarse, no a hacer y salir, sino a sentir: Qué quiero cambiar en mi vida, de qué me quiero despedir, con qué me quiero reencontrar; qué anhelo generar, qué me comprometo a abrir y qué a cerrar… Podemos respirar más profundo y tomar la calma, el calor de hogar del invierno para cocinar nuestro cambio paso a paso, poniendo cada ingrediente a su tiempo en el fuego lento y permitirnos sentir los aromas de cada uno, los cambios de color, textura y consistencia que comienza a tomar nuestra vida…

Del gran Alberto Montt

El invierno es un tiempo muy propicio para observar los apegos de nuestra mente: el pesimismo, la fantasía, la crítica, el miedo, la paranoia, la hiperactividad, la envidia, los celos, la comparación, el victimismo, la rabia, la agresividad, el resentimiento, el rechazo, la soberbia, la prisa, la racionalización de todo, la obsesión, la adecuación…. Toda esa maraña mental -nuestra Torre de Babel ambulante– en la que estamos constantemente puede ser observada con más agudeza en este tiempo frío, dándonos mayores posibilidades de iluminarla, calmarla e ir limpiándola aunque sea un poco. Si comenzamos a identificar nuestras voces y hábitos mentales, la vida que llevamos realmente puede transformarse. Es así.

Esto, observar nuestra mente, es una poderosa y básica práctica espiritual. Y vaya que la necesitaremos este 2012 si queremos salir airosos de las pruebas, aventuras y regalos que nos esperan.  Desde antes, ahora y en adelante, considero que sin alguna mínima práctica diaria espiritual, emocional o física, o sin una mirada de la vida más profunda (o todas las anteriores), no será fácil sobrevivir a los intensos hechos que ya vivimos y que no pararán. Por eso, bienvenidos la meditación, contemplación, caminatas, yoga, nadar, bailar, trotar, terapia psicológica, Flores de Bach, Reiki, biomagnetismo, canalizaciones… A su vez, el agradecimiento, la creatividad, el auto-conocimiento, la trascendencia, el humor, la mirada amplia capaz de ver señales y símbolos, la conciencia de lo unidos que estamos y que todos somos uno, son parte del equipaje indispensable de este 2012 que atravesamos y de los viajes que vengan en esta década…

…Y, bueno, llega la noche, se va el sol tibio y el invierno aparece otra vez, hay que cerrar las cortinas, prender la estufa para conservar el calor y, aunque a Mafalda no le guste, calentar la sopa con cilantro y orégano frescos….

Mandala del Ritual de Invierno

Para los pasajeros del blog que gusten, en esta entrevista de radio hay más sobre el sentido del invierno y un mensaje para cada signo astrológico; y en este video está parte del bello ritual de invierno 2012 que grabó EmolTV, donde celebramos la llegada de este tiempo interior, sagrado y mágico…. Hasta pronto y, de nuevo, ¡Feliz Invierno 2012!

Con más amor en el alma

La Tierra fue alcanzada por fuerte tormenta solar entre desde el 8 de marzo…. (Foto de la Nasa, publicada en Emol.com)

… Después de días muy agitados, locos y con algunas somatizaciones, quizá producto -entre otras cosas- de la tormenta solar- anoche figurábamos con Fer en el balcón con una cerveza él y yo con una copa de vino carménère, mirando el atardecer, maravillándonos con Júpiter y Venus que se ven muy brillantes hacia el oeste estos días, pues están en una poderosa conjunción.

Agotados y agradecidos conversamos de la vida, nos reímos de temas de la idiosincracia chilena y uruguaya, conversamos de los rollos y regalos que vivimos con los padres… Y en medio de todo yo recibía varias llamadas de cariño pues en la mañana estuve hablando de astrología y actualidad en radio Cooperativa, mientras Fer aprovechaba de mirar la entrevista por la web… Y luego meditamos cuando llegó la noche y un poco de silencio en el ritmo de la ciudad…

Estábamos igual que muchos: cansados, viviendo mucha agitación laboral y/o cotidiana, contentos, intuyendo que los cambios no pararán, sintiendo que este es un tiempo muy importante, con un poco de miedo por si podremos con todo y más claros en lo que queremos vivir y lo que no…

… Así es este 2012: intenso y lleno de oportunidades, y mi participación en la radio para analizar temas actuales como el tercer año de gobierno de Sebastián Piñera, es para que desde la astrología, muchos puedan recibir una mirada de la realidad con más ingredientes que nos ayuden a aceptar lo que nos toca vivir colectiva y personalmente, a ver a los otros como iguales, a entender que nosotros creamos nuestra realidad y por tanto podemos cambiarla desde una transformación interior (que muchas veces incluye terapias) y que, a diferencia de la triste frase de nuestro Presidente, quien dijo que había gente con «maldad en el alma»; entendamos que el alma, la esencia nuestra, la luz que llevamos dentro, es lo único puro, intacto, lleno de amor y conexión con la Divinidad del Todo y de cada uno de los seres de cada rincón del universo… La «maldad» está en el ego, en nuestras distintas máscaras y en la «mente ordinaria» como la llaman los budistas, con sus patrones repetitivos… Y tampoco es maldad, es ignorancia…

Por eso el Presidente no es alguien «malo», es alguien que no sabe, que -al igual que muchos en alguna área de nuestra vida o en ciertos momentos- está perdido, extraviado de sí mismo, alejado de su luz, de esa alma transparente que tiene tantas ganas de guiarnos, pero que cantidad de veces esquivamos y desoímos, mientras sólo le subimos el volumen al ego, ese personaje que -como dice mi amiga Silvia en su blog«no cacha ná»...

Y, bueno, al finalizar un día lleno de emociones, quizá la que más saboreo es la poderosa energía recibida antes, durante y después, de mucha gente bella de Chile y de distintos rincones de nuestro planeta hoy atormentado solarmente, que me mandó fuerza, buena onda, confianza y amor para (y por) el momento de la entrevista en mi radio favorita: Cooooperativa, como suena su slogan de décadas en Chile… Toda esa fuerza estuvo en mí no sólo porque todos tenemos gente -y hasta mascotas- que nos quieren, sino además porque -lo cuento ya que a todos nos sirve- me atreví a pedir ayuda:  llevaba días de mucho cansancio y exigencia y cuando el viernes me llamaron para la entrevista una parte mía estaba contenta pues es un logro divino-personal (un llamado del alma que escuché y materialicé desde 2011), pero la otra decía: sólo quiero mi tina con agua caliente y no sé si me darán las neuronas y energía para preparar el material. Mi expectativa del fin de semana era estar en off: no hacer, caminar, mirar un poco del mes y tomar mate….Pero la vida -como tantas veces- quiso otra cosa (mejor); al menos tiempo para el mate y la caminata con truenos y relámpagos en Santiago sí hubo…

Entonces, el domingo de tarde mandé un mail a varios bellos seres pidiendo energía, barra, apoyo moral, la bendición…. lo que fuera su voluntad y tuve tantas lindas y chistosas respuestas que todo el rato me sentí acompañada y energizada, luego vinieron más correos, mensajes al celu y llamadas varias… Muuuy emocionante, tanto o más que la entrevista… ¡Qué bueno es pedir ayuda! Es tan simple y tan profundo a la vez, es un gesto tan primordial para crecer que quizá por eso nos cuesta a muchos, porque conmueve, porque revela nuestra bella fragilidad…. Pero ella, nuestra fragilidad, se pone feliz de ser vista y acariciada. GRACIAS!!!

PD: Y por si usted se perdió la entrevista puede verla y/o escucharla aquí mismo.