Cine para el alma y la conciencia (2da peli)

La vi la última tarde buena, ese espacio que va antes de la Noche Buena, cuando ya la cena y los» no» regalos (el último año hice un voto de no consumo y no neurosis, entonces no nos regalamos cosas entre quienes compartimos la velada) estaban listos y atardecía calurosamente a este lado del mundo.

Estaba re cansada y dije: veamos una peli liviana, una comedia. Y apareció esta por la web que supuestamente trataría de humor negro, que de hecho tiene bastante; pero no sólo eso. No tenía ni media expectativa, la idea era distraernos un rato. Pero la sorpresa fue reconfortante y muy inspiradora para la energía navideña que debiera ser tanto más sensible y generosa.

Se trata de «Mary and Max», una cinta australiana de animación bastante premiada, de fotografía oscura y sepia, basada en una historia real, con una creatividad única y un mensaje -varios, en realidad- muy profundo.

La dulce amistad entre dos extraños, los dolores de infancia, los dolores de adulto, la magia de la vida, la historia del alma familiar que se repite, el amor, el éxito, la soledad, los ciclos, los miedos y la sanación, son parte de los temas que cruzan una película que pareciera simple y divertida -que también lo es-, pero sin duda va mucho más allá.

Se puede alquilar o ver online aquí.