CITAS CON EL DESTINO: Amor-Adictos

-Él tiene adicciones -le digo.

-Sí, yo creo que es alcohólico… y fuma mucha marihuana -responde ella sin extrañeza alguna.

-(¡Ups!) ¿Y qué quieres preguntar? -le digo sorprendida, pero con mi mejor cara de nada.

… SEGUIR LEYENDO ESTA HISTORIA DE TAROT

Viaje directo a la Felicidad, 1.5

Señores Pasajeros

Tenemos un aviso de última hora: A este especial viaje y a este blog les ha salido competencia. Y muy digna, por lo demás.

Entonces, para poder continuarlo, reproduzco aquí las revelaciones casi iluminadas de mi casi nuevo gurú que casi encontró las cinco claves de la Felicidad.

He aquí el verdadero manifiesto de………………………………………………………………………..

Marcelo Bielsa!!, argentino y actual técnico de la selección chilena de fútbol que, además de su tema favorito y específico, también sabe de la vida misma.

Aquí está y vendría a ser un preciado souvenir, regalo o bonus track de esta aventura:

Las cinco claves de la felicidad de Bielsa

22/07/2010 (El Mundo.es) El tenista argentino Gastón Gaudio ha revelado en una entrevista al diario ‘Las Últimas Noticias’ las cinco claves de la felicidad para el técnico argentino Marcelo Bielsa, con quien estuvo conversando en unas canchas en Chile.

Marcelo gurú Bielsa

“Lo más importante para Bielsa es la solidaridad: Hay que dar a quien no conozcas y no porque te obliguen”, le dijo el entrenador al tenista, según este último. Para Bielsa otro elemento crucial es “creer en algo” casi religiosamente.

No obstante, el técnico rosarino le admitió que esas obsesiones lo tuvieron al borde de la demencia. “Cuando me fui de la selección argentina, me encerré en un convento. Me llevé los libros que quería leer, no llevé teléfono, ni tuve televisión. Leo mucho y no creo que nadie lea tanto de fútbol como yo. Pero duré tres meses, porque empecé a hablar y responderme solo. Me estaba volviendo loco de verdad”, le dijo Bielsa.

La tercera clave de la felicidad para Bielsa es el enamoramiento de las mujeres. No obstante, le reconoció a Gaudio que este dura sólo un año y que luego es “una amistad compartida”. Le agregó que el ideal sería “tener una mujer por año”, precisándole que ese no es su estilo de vida.

La cuarta vía es “tener éxito en la vida profesional“, aunque eso a su juicio es un estado momentáneo. “El éxito es imposible mantener en el tiempo, porque pasé más momentos de amargura”. La quinta vía para Bielsa es un camino sin recorrer. “Todavía la busco“, le dijo a Gaudio.

***

Qué tal!?

(Viaje directo a la Felicidad 1,AQUÍ)

MILAGROS DEL FÚTBOL (Los cuartos serán los primeros!)

Martes 13 de julio de 2010, desde un rincón del Sur del Mundo llamado Uruguay…

Caravana celeste por la rambla, Pocitos, Montevideo (Foto El País)

En Solymar, poblado-balneario hoy casi capitalino,  una señora que bordea los 70 y que suele ser pesimista y algo (divertidamente) gruñona, escribe por Facebook lo feliz que está de los triunfos que acumula  su selección celeste en lo que iba del Mundial 2010, y dice: “que tengo una alegría enorme por mis jugadores y que siempre vamos a recordar esta dicha, seremos campeones, arriba Uruguay!”

…Un chico de Colonia, que no sale nunca de casa y que siente que su vida es re tranquila y más bien aburrida, decide ir hasta Montevideo –la ciudad que rechaza y critica- a recibir a la selección y participa en los festejos que paralizaron al país (tanto como los partidos del Mundial) en pro de los homenajes y celebraciones….

…Una chica de Malvín, Montevideo, que no entiende nada de fútbol y que lo ha pasado muy mal este 2010 entre la falta de trabajo y varios duelos, sale a la calle con sus pequeñas hijas y celebra con cantos y gritos el paso del bus de la selección por la rambla de su barrio; se entusiasma y siente que es un respiro a las tristezas que le ha traído este año…

… Un chico de Pocitos, Montevideo, que suele mirar todo desde el peor escenario, sintiendo que nada va a cambiar y que nada va a resultar,  por primera vez siente orgullo de su país y experimenta la euforia colectiva que lo llena de colores y alegría…

…Una pequeña de 7 años que no suele ir al centro de Montevideo y cuya familia pasa por una delicada situación económica, me cuenta por e-mail: “miré en la Plaza Independencia en una pantalla gigante el partido de Uruguay,  nos pintamos la cara, nos pusimos la remera de Uruguay y llevamos banderas, gritamos los goles y nos divertimos mucho”…

…Una talentosa periodista del clásico barrio candombero Sur de Montevideo escribe en su –recomendable- blog: “aquello ya era una fiesta. Entonces salimos a la calle y un frío estelar nos apretó las manos. Petardos, cañitas voladoras y banderas frisadas por el viento. Niños exonerados de las escuelas, obreros, muchachos, mujeres en bata, y ese popurrí propio de los desbordes cuando sale a la calle. Entonces pasaron enfrente a mis narices, y como viendo sin ver, nos saludaron desde la ventana. Ahí, a unos centímetros de mi cuerpo, pasaron los atletas”

(Foto El País)

Y el bus de la selección pasa con su bullante estela celeste por todos los barrios montevideanos que une la rambla, incluso algunos jugadores se suben al techo y saludan desde ahí…

Así llega hasta el imponente Palacio Legislativo, donde las escaleras forman un vivo escenario que transforma la llegada de los futbolistas y su gran ‘Maestro’ Tabárez en una fiesta nacional muy especial y sin mucho protocolo, a la uruguaya. Los jugadores hablan con sus compatriotas desde ahí, hacen bromas y disfrutan del cariño entrañable de su pueblo…

Hay orgullo, esperanza, felicidad, expansión, complicidad y calor en medio de un país ventoso y hasta hace poco con el temple más bien gris y pesimista…

Y el Presidente de la República Oriental del Uruguay, “Pepe” Mujica, con su habitual pachorra los presenta desde ahí con emoción; afirma que “nunca hemos estado tan unidos” y que han sido capaces de borrar las diferencias de clase, las políticas -y tantas otras propias de América Latina-, y remata: “¡Porque estos muchachos no sólo son guapos, además son valientes!”, mientras el público celeste aplaude emocionado, con el corazón mucho más abierto y tibio que hasta hace unos meses…

Viaje directo a la Felicidad, 1

"Aquel que mira hacia afuera, sueña. Aquel que mira hacia adentro, despierta." Carl Jung

Señores Pasajeros:

Antes de comenzar este importante viaje les informamos algo de suma importancia y que es condición entender para poder partir. Esto es (léanlo lentamente):

La anhelada y sobre dimensionada felicidad NO se encuentra afuera… En una casa linda con perro incluido, en una pareja guap@ e inteligente, una relación “estable”,  un trabajo exitoso, el auto de moda, la familia constituida, fama, un hijo, un nieto, ceros a la derecha en su cuenta, títulos académicos, kilos de menos, vacaciones vitalicias, abdomen plano, cirugías varias, triunfos deportivos, viajes por el mundo… No, la felicidad está en otra parte.

…¿Capta la idea? ¿Lo entiende de verdad? ¿Puede sentirlo y asumirlo?…. Tómese su tiempo para digerirlo… y aceptarlo.

Desde aquí les daremos pistas de dónde está, qué es y cómo conquistarla. Dependerá de ustedes, eso sí, acercarse a ella y conquistarla, o dejarla pasar. Este blog no se hace responsable de la decisión de cada pasajero.

Prepare un liviano equipaje, conseve su ticket de embarque, abra su corazón, relaje su mente y déjese sorprender por el camino de la FE-LI-CI-DAD.

Hasta pronto!

ECLIPSE DE SOL, UNA OPORTUNIDAD PARA EL ALMA

El Sol, la identidad, lo masculino y en gran medida el ego desde la astrología, será tapado (eclipsado) por la Luna, las emociones, lo femenino, lo natural. Ambos en Cáncer, símbolo de nutrición afectiva.

Es un gran momento para enviar amor, armonía, paz, confianza, generosidad, alegría y agradecimiento a la Tierra, a sus habitantes de todo tipo, a nuestros enemigos y a quienes queremos profundamente.

Dicen que se puede ver aquí: http://eclipsesolar.es/directo.html online. Si cuando lees esto el eclipse ya pasó, no importa, puedes enviar desde el corazón la misma intención a todos los seres sin distinción.

Un Mundial que despierta conciencias

El gran Mandela y la anhelada copa de la FIFA

La actualidad es un reflejo de la conciencia colectiva. Y  lo que está sucediendo con este Mundial de Fútbol 2010 me da esperanza y es un espejo de los cambios que estamos viviendo como humanidad.

Partiendo por la sede, Sudáfrica: ícono de la miseria humana que todos llevamos dentro cuando abusamos de nuestro poder, cuando discriminamos, cuando nos burlamos de algo físico del otro, cuando desconfiamos de alguien por su apariencia, cuando hacemos como si no pasara nada y al lado nuestro hay dolor e injusticias… En un continente que algún profe de astrología me dijo hace años “representa el karma de la humanidad”; una tierra que se muere de hambre, sida, epidemias y desolación, mientras en otros nos morimos de obesidad y exceso de comodidades neuróticas, entre otras cosas; un lugar valioso que se pierde en el olvido, pues son los últimos en desarrollo y en la agenda mundial… Recuerdo a una periodista sarcástica que cuando alguien se quejaba mucho le decía: “¡Y agradece que no naciste en África!”, y todos soltábamos carcajadas en la redacción del diario…

Quizá por eso en este Mundial varios poderosos se han ido rápidamente o antes de lo previsto y en medio de peleas o vergüenzas, otros han pecado de soberbios y han visto peligrar su cupo frente a selcciones “tercermundistas”, dos no pudieron con su ego y cayeron fuertemente cuando no lo esperaban, mientras que el pequeño Uruguay -más allá de mi favoritismo incondicional por él, lo asumo- se posiciona con dignidad entre los grandes y ese ya es un enorme triunfo…

Cristiano Ronaldo y Mandela (El Mercurio)

En medio de todo, el admirable y sublime Nelson Mandela abre éste, el mayor evento de su sufrido pueblo, con un sentido duelo por su bisnieta fallecida en un accidente de auto al regreso del concierto inaugural del Mundial. Entonces, vuelve a conmovernos, a conectarnos con el dolor, pues no asiste a la gran apertura de esto que él logró y luego llora en el funeral de la pequeña. Días después futbolistas famosos quieren fotografiarse con este Nobel de la Paz, él acepta sonriente y declara con fuerza que el deporte ha logrado derribar las barreras de la desigualdad que los gobiernos no han podido botar y que “el Mundial ha renovado el espíritu de unidad en Sudáfrica y en el mundo”. Y sí, Sudáfrica y su continente están de fiesta. Varios países hemos tenido la nuestra a raíz del fútbol. Y muchos hemos vibrado al ver la alegría cándida del país anfitrión.

Por eso no todo ha sido caras pintadas y las famosas vuvuzelas… Como vemos, también hay contenido. Ahora las selecciones antes de los partidos leen declaraciones a favor de la tolerancia y en contra del racismo, al tiempo que sacan

Dile NO al racismo

un lienzo que dice “Say no to racism”. ¡Guau! Me emociona. ¡Qué bello, qué potente! Y encima en esa tierra con tanta sangre derramada ancestralmente y hasta hoy por ese gesto violento y estrecho tan bestial y tan humano. Entonces recuerdo que América también tiene lo suyo en esta triste materia. Era que no. Y qué decir de países como Chile -y tantos otros-, que no se asume como mestizo y trata de aspirar a “blanco”, sin entender que nuestra belleza y ventaja está precisamente en lo particular de nuestra mezcla color canela. Pero esto último da como para un blog entero.

El tema ahora es observar las señales del cambio de conciencia de todos nosotros y de la humanidad completa más allá de nuestras diferencias, junto con asumir que esta transformación comienza por nosotros mismos en nuestros actos cotidianos. Muchas cosas están pasando este 2010. El cielo está revuelto y, por tanto, las energías también. Hay que permanecer centrados, alertas y agradecidos de lo que tenemos y de poder protagonizar avances muy relevantes en el inconsciente colectivo y que se dan incluso en un aparentemente irrelevante Mundial de fútbol.