Poderoso y vital invierno/verano 2014

-¿Será que pongo esta canción para ofrendar -con baile- los aprendizajes del otoño en el Ritual, o será que pongo esta otra? -Pienso por la mañana antes de irme a una lectura de carta astral y me divierto imaginando la cara que pondrán un par de amigos que no soportan el reggaeton. -Bueno, a la noche lo decido -concluyo.

Estoy entre Viva la vida -que junto a Happy la cantamos y escuchamos muuuchas veces en el viaje que hice el pasado verano; hasta en el Gran Bazar la bailamos con un turco que me vendió una lámparas de Aladino- y Apocalypso del siempre fiel Kevin Johansen… Después de un día agitado, en que Mercurio retrógrado (ya termina su ciclo este 1 de julio, que ha durado un mes más menos y que enreda las comunicaciones) hace de las suyas, quedo con mi hermana Cocó -que llegó hace poco de un viaje largo- de juntarnos y la veo venir de lejos caminando con risa. Antes de saludarme me canta: “Que viva la vida, que siga la fieeesta, las manos en la cintuuura, que así es que va esta”… -Jajajaja -nos reímos juntas y nos abrazamos. -Eres la señal que necesitaba, Cocó! -le digo y le explico mis dudas matutinas que me acaba de resolver… Nadie sabe para quién trabaja, ja.

Ritual Inv 14 8

Ritual de Invierno 2014, Providencia, Santiago

Además de toda la entrega que todos hacemos en cada Ritual, de la energía de cada uno, de la poderosa conexión que logramos en  los espacios de meditación en que hacemos ciertos “movimientos” energéticos y simbólicos para sintonizar con el tiempo actual, de la profundidad y sanación que se respira; una de las cosas que más me conmueve es vernos-sentirnos bailar: ver a chicos, grandes, medianos moviéndose incluso con dificultad o vergüenza, otros con entusiasmo y soltura, mientras cantamos, aplaudimos, cambiamos nuestra vibración y soltamos las caderas, donde reside nuestro poder optimista para avanzar… Por eso las activamos -entre otras cosas- en los rituales. Activamos nuestro sagrado y noble cuerpo, tan leal y amoroso para aguantarnos tanto maltrato, abandono y exigencias, y también para traernos a tierra cuando ya ha sido mucho y hemos desoído sus llamados y él necesita sí o sí purificar, descansar, detenerse…

Bailamos como ofrenda de lo vivido y aprendido en cada estación, como símbolo de agradecimiento por todo, como gesto de Vida… Y a Chile -siempre o digo- le falta baile, pero cada vez más comienza a despertar el sabor del movimiento y la música en los pasacalles en distintos barrios y en las marchas, en las batucadas, en el despertar de la cueca, en la popularidad de la zumba…

Invierno1

Nuestro altar para honrar al Invierno 2014

Y este ritual -dada la intención que pusimos y la energía de todos- tuvo una vibración poderosa y una alegría bellísima. Alguien me dijo: no parece invierno! … Es que no tiene porqué ser malo o aburrido este tiempo frío. Pero además estos meses están tan luminosos que nosotros estamos cambiando aunque no lo sepamos del todo. Y, dado el andar del cielo, se ve que estos meses seguirán potentes: está todo para que nos conectemos ya con nuestro corazón puro. No con las emociones que van y vienen (eso es ego), sino con nuestra verdad sagrada, con nuestra semilla intacta de luz, con nuestro poder divino. Y esto pasa, como lo dijimos en el ritual, por detenernos ante los hechos y aceptarlo todo; menuda tarea! y mega oportunidad.

Julio nos traerá más definiciones y la verdad seguirá acompañándonos. Quizá por eso -en gran parte- es que este año está tan power, porque sólo hay espacio para la verdad: nada se puede ocultar y estamos llamados a mostrar lo que sentimos y pensamos desde la calma, como también a ser coherentes: a actuar en correspondencia a esa verdad. Ya no hay espacio para predicadores ni simulacros (ojo con demasiado incienso, mantras y poca consistencia), y encima ahora lo sabemos todo: que si la Fifa, que si el rey, que si el árbitro, que si el mordisco; jajaja. Podemos ver todo, no sólo una cara, cosa que a ratos resulta doloroso, amenazante y decepcionante, pero ya no hay espacio para quedarse pegados en miedos o lamentaciones, es tiempo de vivir desde la verdad, lo cual es un arte diario…

Marte y Urano chocarán sus espadas para ver quién gana este mes y tenemos que ir lento, con mayor observación de nosotros mismos sin ceder a provocaciones de nuestro ego infantil y/o individualista. Pero Saturno, que está descansando en Escorpión de dos años para acá, se prepara para dejar sus regalos, remezones y lecciones estos meses de invierno y primavera. El fango escorpiónico le ha dado buen material para sacar cosas nuestras a la luz, pero don Satur no es drástico, a él no le gusta el drama ni la intensidad (ambas energías están siendo purificadas este año, pues ya no sirven; ya fueron), él es un anciano quieto, sagaz, sabio, profundo, sólido, de pocas palabras y grandes gestos. Y obvio que dejará más de uno y también bellos obsequios de sabiduría para todos, que nos permitan transformar nuestra visión-vivencia del bendito desapego… Veremos cómo nos va.

Y estos días siguen llegando correos de comentarios y agradecimiento por el Ritual, por el bello círculo que conformamos entre tantos sin importar dónde estemos. Desde Colombia, España, Argentina, Uruguay, Italia, el norte, centro y sur de Chile; muchos escriben y apoyan con su corazón conectado. Y en el ritual mismo hay gente de éste y otros continentes  junto a este corazón chileno que vaya que vibra y está en fase de sanación tan especial… En medio de cada etapa del encuentro del sábado me emociono viendo a unas pequeñas que hacen su ritual aparte, pues se han hecho amigas y los padres les llevaron Ritual Inv 14 5lápices y cuadernos para que se entretengan y se han hecho amigas de ritual, jaja… Me siento acunada, enraizada  y conmovida con la energía del grupo entero que vibra en profunda conexión, me divierto viendo a la Pyme “Cómpreme Porfis”, cuya protagonista es la patrona de este blog, “La Porfis”, nuestra amada Lupita; me da curiosidad qué cosas ricas habrá para comer en la pausa aunque de lejos veo fruta  y Sole-Sol me deja pasas en mi mesa, que saboreo feliz, y se me llena el corazón de gratitud por el trabajo de todo el equipo y por toda la experiencia vivida antes, durante y después… Cuánto amor somos capaces de entregar. En los rituales -y siempre, si lo quieres ver, como dije en esta nota anterior- este amor llega a palparse y respirarse. Incluso al final cuando muchos se ofrecen a ayudar y los veo ordenando sillas con mucha generosidad. En el momento de la despedida, varios se acercan a saludar y recibo abrazos llenos de energía con eso que realmente somos: dulzura, amor, pureza… La energía vivida en el ritual del solsticio, aún flota por aquí y siguen llegando correos que nos recuerdan cuánto estamos cambiando, cuánto poder-amor llevamos dentro y cuán iguales somos… ¡Feliz Invierno/Verano 2014! Que acompañemos nuestra transformación interior! A vivirlo todo desde la aceptación, con mucho humor y corazón, que es desde ahí que podemos conquistar nuestros sueños! Ahí vamos otra vez… Y obvio que Viva la Vida y que siga la fiesta! GRACIAS!

 

 

 

Cosechas de otoño para abrir el Invierno, RITUAL sáb 21 junio

La llegada exacta del Solsticio de invierno 2014 en Chile es a las 06:51 de la mañana el sábado 21 de junio. Unas horas más tarde, a las 17 hrs, nosotros haremos nuestro Ritual, al cual están todos invitados y pueden ver toda la info ACÁ y al final de esta nota también. Celebramos la noche más larga, la entrada del Sol al signo Cáncer y todas las oportunidades que esto nos trae, aunque a muchos no les guste el frío. Pero cada estación tiene su energía y belleza. También su propuesta.

ОвощиY si miramos el otoño que despedimos, vaya que nos propuso cosas, ¿no? Más allá del desapego reflejado en las hojas de los árboles y la cosecha en los campos (recogemos frutos sembrados en la primavera anterior; hagamos memoria -y consciencia-, queridos pasajeros), estos meses nos sacaron la venda en muchas cosas, nos empujaron, nos remecieron y nos regalaron tanto crecimiento que aún no terminamos de acomodarnos. Quizá lo que más nos haya tocado ver es nuestro propio ego: reflejado o confrontado en los demás, en descubrimientos de cómo nos movemos, en sincronías y señales, en cierres, en poderosas revelaciones. Tuvimos regalos también de manos generosas que nos ayudaron…

Pero si hay alguien que ha sido el rey estos meses y que está feliz haciéndonos trabajar, ese es Marte, el planeta rojo, inquieto, jovial, guerrero, deportista, aventurero, osado, directo, estratega… Él está desde diciembre desordenando el jardín o la bella habitación de Libra, que tanto se esmera en tener todo de buen gusto y ser amable. Con su fuego Marte nos ha incomodado a todos más que un poco en el terreno libriano: nuestros vínculos. Vaya que ha sacado ronchas (tanto desde la rabia como desde la paciencia), nos ha mostrado lo verdadero y nos ha obligado a expresar o a tomar acciones… La fuerza marciana ha despejado el camino para ver lo real en nuestras relaciones de todo tipo y eso a veces duele, en otras alivia, muchas es un descubrimiento y siempre es un regalo… Nada de gafas, ni vendas ni ojos semicerrados, ni miradas evasivas. ¡Paf! Aquí está todo lo que somos y todo lo que nos reflejan y enseñan nuestros cercanos, también aquello que nos falta y que a ratos nos da envidia, miedo, flojera, desconfianza, rabia o estímulo y/o inspiración… ¡¿Cuántas lecciones este otoño (o primavera para los nortinos), verdad?!

Es mucho lo que se ha limpiado -nos guste o no- y me impresiona todo lo que hemos sido capaces de comunicar y que antes no decíamos. Ahora no: Marte va de frente, pero no necesariamente con violencia, eso lo hace nuestro querido ego. Además Libra pone en la mesa su balanza para equilibrar y hacer justicia y muchos estamos revisando si los tratos que hemos hecho o las dinámicas que llevamos son armónicas o sanas y tendremos faena en esto. El que llega a desordenar esta balanza es Urano, que abrió la ventana y dejó entrar su ventarrón con relámpagos incluidos y mide fuerzas con Marte… Dentro y fuera nuestro estamos viviendo dinámicas de dominio, de ego que quiere imponerse por lo que sea… Por eso la energía está más desafiante para las personalidades controladoras o rígidas, también para las evasivas; nuestros aspectos que vibran en esto están más que despeinados y descolocados, pues nos toca ser más flexibles, empáticos, resueltos y confiados… ¿En qué? En la perfección de la vida, obvio. Esa que el ego no ve u olvida.

Y en silencio, el invierno llega el 21 de junio a decirnos: ahora -no mañana- es la oportunidad de aprender a fluir, a bajar los brazos con tranquilidad para aceptarlo todo y desde ahí construir. Como me explica bien Karina, periodista intuitiva que vivió su infancia y adolescencia en el campo central de Chile, en los meses de invierno “la tierra descansa, en esta época el campo absorbe agua”… -Qué bello -le digo. -Es que de verdad me encanta eso: la naturaleza se renueva y siento que nosotros también -me dice y me explica más de los otros ciclos mientras recuerda sus primeros años marcados por la energía de cada estación…

Absorber agua… Por tanto, integrar emociones; quietud para saborear lo vivido y terminar los aprendizajes, esas lecciones -nuestras cosechas- que nos han movido el piso, que nos han recordado nuestro “apocalypso” personal y colectivo; espacio para reconectar con el corazón… Llevar las emociones al corazón puro para que se limpien lejos de cualquier dramatismo… Cuánto poder reserva el invierno en sus días fríos y húmedos…

Pero hay más. Si hacemos esta absorción recuperamos nuestro poder y es eso lo que nos puede lleva a hacer magia con nuestras vidas. Esto es parte de lo que practicaremos en el Ritual de este 21 de junio por la tarde… Y ahora que preparamos los detalles frente al estufa, todo cobra aún más sentido, pues Mercurio (mente y comunicación) y Neptuno (imaginación y compasión) están en su fase retrógrada: no podemos usar ni la racionalidad ni la fantasía a destajo. Tenemos que estar aquí, aterrizados. Es desde aquí -desde el campo de acción de cada uno- que podemos volver a soñar, no con castillos en el aire como en la era pisciana que se cierra cada vez más, sino con construcciones sólidas desde el corazón en este tiempo acuariano…

Y, como el público lo pidió, dejo una canción al final, que entonaremos el sábado y también todos los detalles del Ritual. Nos vemos este sábado 21 a las 5 de la tarde, son todos bienvenidos: los amantes del invierno y aquellos que preferirían no conocerlo; todos estamos llamados a sentir los latidos verdaderos del corazón. Ya nos encontramos y gracias a todos los pasajeros blogueros  y al equipo con que hacemos real esta celebración!

Acá los datos ritualeros:

CUÁNDO?: Sábado 21 de junio, de 17 a 19:30  hrs. Se ruega llegar al menos 15 minutos antes para dejar la comida y comenzar puntuales. Si viene atrasado, llegue cuando pueda no más, pero la idea es empezar a la hora.

DÓNDE?: Anfiteatro de: MANUEL MONTT # 101 esquina Nueva Providencia, metro Manuel Montt. Sabrá que hay muchas formas de llegar y estacionar muy cerca, ¿si?

CUÁNTO?: La adhesión es voluntaria y es de sólo $1000 + estos 3 ingredientes que todos traemos:  primero, ALGO COMESTIBLE y/o BEBESTIBLE (cosas más integrales; evitemos golosinas, galletas dulces y bebidas cola, por fa; use su creatividad!) para compartir en la pausa y al final. Segundo, SU PROPIO COJIN. Tercero, SU PROPIO VASO (queremos cuidar nuestro espacio cotidiano). 

MÁS DUDAS, PREGUNTAS, DESAHOGOS? Escriba a nuevaji@gmail.com, o llame ya, al: 6. 340 70 49 /  9. 084 20 67.

… Y la canción:

 

 

Ritual Invierno 2014: La Verdad del Corazón, 21 junio

Porque muchos pasajeros exigieron su derecho a ritual invernal, ya que el de otoño me lo salté puesto que mi alma andaba aún por tierras turcas, pese a que mi cuerpo ya estaba por acá…. Señoras y Señores, tendremos Ritual de Invierno 2014, el sábado 21 de junio a las 17 hrs en Manuel Montt #101, esquina de Nueva Providencia. Así no más. Puede ponerlo en su agenda con ganas. Y si quiere, puede seguir leyendo esta nota.

… El viento levanta las hojas de otoño y por fin despeina a Santiago;  abro la ventana de mi consulta para sentirlo, mirar el cielo y dejar que esa energía renueve; todo un placer.  Al par de horas la esperada lluvia cae con ganas en Santiago.  Al día siguiente viene el frío con sol y la cordillera nevada resplandece.

santiago 4 junio

La cordillera desde el centro de Santiago. (Gracias, Esther Silva, por el regalo)

Camino entre los charcos de agua a la radio Cooperativa; conversaremos otra vez sobre las señales, tema que me apasiona y que aprendí con dolor -en un principio, y desde hace muchos años- a respetar y cada vez más a distinguir y disfrutar… Es que moverse sólo desde el ego es desgastante, en cambio dejarse guiar por la cantidad de información que nos mandan es tanto más armónico y luminoso… Es liberador permitirnos ser guiados por más información que la aparente… Como esta semana en que no sé si invitar a un par de amigos a un evento y digo: bueno, a la noche pido una señal y lo decido-. Bastó que lo dijera, fuera a la cocina a comer unas rodajas de piña, preparar un té y tostadas de pan negro con palta para el desayuno, respondiera unas llamadas y organizara algo la agenda del día, para que la señal viniera de inmediato. Es que estos tiempos tienen esa cualidad: todo está acelerado y se hace evidente. Vuelvo a abrir el compu y aparece un correo de uno de estos amigos en cuestión, después de meses de no comunicarnos. Es un mail tipo cadena. A los minutos el otro reenvía el mismo correo. Digo: ok, ya entendí, sí tienen que estar. Gracias-.

lluvia2… Junio cambió la energía. Mercurio ya comienza su viaje retrógrado y nos invita a ir hacia dentro y revisar actitudes, ideas, proyectos, cambios pendientes. Son tres semanas que nos proponen paciencia, mirada profunda y más silencio. ¿Para qué? Para escuchar lo verdadero, y eso -lo siento- no está en la mente. Está en el corazón. Para encontrar esa conexión hay que apaciguar al ego intelectual, ese que va de listo e informado, al que está en todas  y -jura- que sabe lo que hay que hacer, ese que quiere mantener el control, la lógica, la seguridad. También hay que decirle que se haga a un lado al ego sensible que vive en las emociones y subjetividad, que se deja llevar por una corriente de juicios emocionales y deambula entre los roles de víctima, victimario, héroe… Este mes despeja muchas cosas y nos permite hacer limpieza para tener la claridad, para VER y desde ahí tomar decisiones que vendrán más marcadas en julio. Pero esta energía viene, precisamente, desde la quietud que nos propone el invierno… O el verano para los amigos del otro lado, si bien este último es más extrovertido, igualmente tiene una quietud, no hay un llamado a la acción.

Sincrónicamente, entonces, preparamos el Ritual de Invierno 2014 para el sábado 21 de junio a las 5 de la tarde, cuando llega el Solsticio. Es un encuentro para todos, donde sólo hace falta querer “juntarse a detenerse”, un acto mágico en el tiempo actual. Como muchos saben es una meditación-ritual-celebración  donde agradecemos lo vivido en otoño e intencionamos nuestro invierno que ya se asoma… Varios me han dicho que estos rituales son momentos para el alma. Y sí, porque detenernos provoca un cambio en nuestra vibración y es ahí donde el alma y el espíritu aparecen con más fuerza, aunque obvio que siempre están pero se nos olvida porque al ego le resulta bastante más atractivo -y popular- correr y creer que todo está a su mando… Pero cuando nuestro ego se acelera e impacienta sólo llegamos más cansados, más neuróticos y más solos. Ahí -entre otras muchas formas- es cuando baja nuestra vibración y nos opacamos.

Y para reconectar con nuestro brillo es que nos juntamos a ponerle más luz al fin del otoño agitado y al inicio del prometedor invierno 2014. El encuentro dura dos horas y media, con una pausa de 15 minutos y pueden asistir todos: chicos, grandes, medianos, expertos, curiosos, fanáticos, incrédulos, desconfiados, valientes, miedosos, alegres, tristes, rabiosos, pesimistas, optimistas… Todos podemos integrar este espacio de meditación y celebración donde vamos a respirar más profundamente, a mover el cuerpo, a cerrar los ojos y abrirlos para ver lo verdadero: nuestro corazón, donde habita Todo lo que somos…

Además de su corazón puro, usted tiene que traer: su vaso (para cuidar nuestro ambiente), su cojín o piso (por si no alcanzan las sillas), algo comestible y/o bebestible (con poca azúcar o sin ella) para compartir en la pausa; sus alegrías, penas y dudas también son bienvenidas.

Entonces, abríguese si quiere y acá le dejamos todas las coordenadas para celebrar el Solsticio como corresponde. Un gran abrazo  y paciencia con junio porque Mercurio puede hacernos algunos juegos para que desarrollemos más flexibilidad. Enhorabuena. Nos vemos el 21!

CUÁNDO?: Sábado 21 de junio, de 17 a 19:30  hrs. Se ruega llegar al menos 15 min antes para dejar la comida y comenzar puntuales. Si viene atrasado, llegue cuando pueda, pero la idea es empezar a la hora.

DÓNDE?: Anfiteatro de: MANUEL MONTT # 101 esquina Nueva Providencia, metro Manuel Montt. Sabrá que hay muchas formas de llegar y estacionar muy cerca, ¿si?

CUÁNTO?: La adhesión es voluntaria y es de sólo $1000 + estos 3 ingredientes que todos traemos:  primero, ALGO COMESTIBLE y/o BEBESTIBLE (cosas más integrales; evitemos golosinas, galletas dulces y bebidas cola, por fa; use su creatividad!) para compartir en la pausa y al final. Segundo, SU PROPIO COJIN. Tercero, SU PROPIO VASO (queremos cuidar nuestro espacio cotidiano). Los $1000 se pagan el mismo día sábado llegando temprano, al momento de dejar sus aportes comestibles.

MÁS DUDAS, PREGUNTAS, DESAHOGOS? Escriba a nuevaji@gmail.com, o llame ya, a: 6. 340 70 49 /  9. 084 20 67.

Rituals Sacred Fire Winter Candle Review Photos Scottish Beauty 003

 

El Amor circula (si lo quieres ver)

Más allá de los remezones, este tiempo está bellísimo… Es mucho lo que estamos descubriendo de los movimientos de la vida, del ego, del corazón, del alma, del sistema…. Todo está saliendo a la luz y sin filtros ni esperas. Y eso a ratos es re decepcionante, pero muy sanador a la vez porque son nuestras expectativas las que se caen al suelo, no los demás, no las situaciones; en cambio al ego eso le encanta: pegarse en hechos, echar la culpa, sufrir, criticar, resentir… Pero ya no hay tiempo para esos viejos hábitos tan cómodos y tan opacos. Este año el movimiento del cielo nos propone aceptar  e integrarlo todo; lo cual se traduce en consciencia y en una conexión profunda con el corazón.

corazonAl menos a mí, me impresiona cómo el Amor y las verdades se pasean a raudales por todas partes… Como el señor de la esquina que abriga al perro callejero que está gordo y no le entra bien la capa que intenta ponerle, como el conserje que me comenta de lo buena que estuvo una entrevista al biólogo chileno Humberto Maturana  y lo mucho que le gustó su mirada y experiencia de vida; entonces nos ponemos a hablar del ego y de cuán valiosa es la -a ratos muy escasa- coherencia y consistencia de algunos personajes públicos; como el verdulero de la esquina al que le digo mientras voy apurada llegando a la consulta: por fa, ¿me guarda una ensalada de apio, amigo? -y sólo me cierra el ojo mientras avanzo entre la gente… Vuelvo a la hora y media y pienso en que demás que se le olvidó y yo tengo puras ganas de apio con palta, pero al llegar y mirar el puesto no queda nada de ensaladas. -Amigo, ¿no le quedó ensalada pa’ mí? -le digo casi con un snif mirando los tomates como opción B. -¿Cómo que no, casera? Acá se lo tengo guardado- y  lo saca debajo de unos limones y chocamos las manos con complicidad. -Bacanooo! Por eso soy su fan, ¿vio? -le digo mientras le pago el preciado apio picado en rodajas… Como el llanto de Marina de sólo 6 meses, que no quiere dormir su siesta cuando llego a visitarla a ella y sus padres, y entonces la tomo en brazos y le digo: ven para acá, que yo no le tengo miedo a tu llanto-. Y se deja hasta que de a poco nos hacemos amigas en una tarde de Sol de paseo por la plaza, mientras hablamos con mucha honestidad y humildad con su mamá sobre su nueva etapa y cómo la experiencia que la Vida nos regala es a veces tan distinta a nuestros planes idealizados…

Clase de baile en el Bazar Circular, con Camila Cortés

Clase de baile en el Bazar Circular, con Camila Cortés

… Y luego de muchos reencuentros y  bastante trabajo, llegamos al día del Bazar Circular… Toda una aventura, de grandes experiencias, lecciones y regalos; todos aprendiendo en esta idea de salir de nuestras rutinas y hacer cosas más creativas para nutrirnos y aportar… Y durante la tarde compartimos, vendemos, compramos, regalamos, bailamos, saboreamos, aprendemos, meditamos, conversamos, damos, recibimos…

Beatriz y su hermana llegan con su corazón alegre y flexible a estrenar este Bazar de talentos y productos, y se quedan varias horas y hasta que termina la charla de astrología al son de Mambeando, una canción ya clásica en nuestros encuentros.  Al rato llega más y más gente, algunos auditores de radio Cooperativa, familia, amigos, conocidos, curiosos… Este experimento de “Encuentros Circulares” que movemos con un círculo de amigos comienza con este bazar y no sabemos bien con qué seguiremos pero estamos probando, ejercicio no muy promovido en nuestro sistema donde se nos exige etiquetarnos en algo, apostar a cosas seguras (como si existieran) y más bien quedarnos en lo conocido… Y nop, varios ya no tenemos ganas de eso y entendemos que este es un tiempo para la creatividad y para estar en grupo desde la libertad, cosa que comprobamos al promover el bazar donde llegaron varios correos de gente ofreciendo sus creaciones y preguntando si había espacio para un stand. Genial, aunque esta primera vez no abrimos esa opción porque, precisamente, teníamos que probar con nosotros mismos. Es potente ver que hay muchos haciendo cosas más allá de su actividad oficial o principal… Pero esta vez es una iniciativa algo “artesanal” e igualmente nos lanzamos y resulta una poderosa experiencia personal y grupal…

bazar circular2El corazón vuelve a mostrarse en la última tarde de mayo, en el abrazo cálido de varios que no veía hace tiempo, de auditores de la radio y fieles pasajeros de este blog. También en la ayuda espontánea de varios que hasta atienden los puestos de pura buena onda. Nuestra belleza -esa que todos tenemos dentro e intacta- se muestra en el baile de grandes y chicos que disfrutan con ritmos latinos, también en los ojos de los más pequeños que se divierten con todo, y en los de los grandes que se quedan hasta el final incluso de pie para compartir la charla o esperar su lectura de tarot o sesión de masaje… Y me emociono con muchos gestos, como a un pequeño que se alegra cuando su madre le compra dos libros de cuentos en el stand de Silvia que vende muy baratos los títulos que sus hijos ya leyeron… Todos nos conectamos y ayudamos… Todo circula…

bazar circular3

El stand del centro Ayni, de Esther Silva.

En medio de este bazar están los padres, amigos  y familia de varios del Círculo, ayudando en todo, con mucha entrega y gran Amor por cada uno. Al comienzo Esther abraza largo rato a su madre que se encargará de su puesto mientras la hija va a dar masajes de manos y craneal; con Cami las sorprendemos y nos unimos al abrazo y les decimos que también queremos un abrazo de mamá… Hay mucha ternura en el aire, se siente la energía de aprendices… También hay stress, rabias  e intolerancias por los detalles, y todo está bien, todo tiene cabida, nos enseña y nos hace crecer…

Cuando ya casi cerramos y aparece el cansancio pues el cuerpo siente el permiso de soltar la tensión, el Amor vuelve a aparecer en los ojos chispeantes de Amara, de poco más de dos años, la hija menor de Keilin (actriz y poderosa reikista),  que cuando le regalo unos stickers de mariposas antes de cerrar mi puesto se queda pegada en los colores y formas con deleite… La noche termina con muchos abrazos y el cuerpo rendido, también con un té de açaí con sopaipillas que compartimos en casa y tortillas de verduras hechas por la madre de Cami. Al día siguiente la mañana se endulza con un  trozo de queque  de harina integral con zanahoria que preparó Claudia (pasajera de este blog) con mucha entrega para este Encuentro Circular y que ella misma logró salvar para mí antes que se terminara… Lo saboreo hasta la última miga en la servilleta.

En eso Keilin me escribe y me dice que se le quedaron unos bolsos pintados a mano que compró en el stand de Moni y que seguramente los perdió. Pregunto al Círculo y Moni dice que debo tenerlo yo. Digo: revisaré las maletas- Y cuando abro la más grande me encuentro con todo ordenado en ésta y me conmuevo, pues Sole-Sol -y otras manos amigas, imagino- ordenaron mis cosas mientras yo estaba en otras cosas del Bazar, como despedidas y ajustes varios. A mí obvio que no me habría quedado así, no habría tenido tanto cuidado. Todo está doblado con precisión y entre las cosas, efectivamente están los bolsos extraviados… Todo es perfecto y el Amor sigue circulando… Para quien quiera verlo…

Gracias… Y nos encontramos el 21 de junio  por la tarde en nuestro Ritual de Invierno. Aguante con los últimos días de otoño-primavera!