Botiquín de emergencia para tiempos difíciles (2010–2012)

Además, podemos entretenernos armando este especial botiquín

¿Sabía que estamos en tiempos delicados donde los imprevistos están a la orden del día?, ¿sabía que estos meses son nuestra última oportunidad para cambiar por dentro y despertar a una nueva conciencia?, ¿sabía que en cualquier momento el mundo, lo que conocemos como tal, puede esfumarse y cambiar drásticamente?, ¿sabía que es fundamental que todos practiquemos más armonía y menos agresividad?, ¿sabía que ya no podemos dejar así como así que nuestro ego (la mente) nos domine?

Ojalá que ya lo sepa. Pero más allá de saberlo y de estar haciendo cambios en lo cotidiano, también es necesario estar preparados para tiempos desafiantes.

Por eso, sin paranoia, sino con una cuota de realismo, este blog propone un especial botiquín de emergencia, pues muchas cosas pueden pasar en estos tiempos.

Este botiquín, que puede ponerse en una caja mediana, o en una valija, que luego se deje en un lugar de fácil acceso, se compone de lo siguiente:

Agua. Como suele decir la prensa, “el vital elemento” puede escasear. En botella o bidón, aparte agua y cada cierto tiempo úsela y la repone nuevamente.

Infusiones. En hojas o envasadas. Ponga melisa, manzanilla, menta, matico. La naturaleza es poderosa, sanadora y estabilizadora.

Frutos secos y dátiles. La comida también podría disminuir. Es bueno tener a mano alimentos que no necesiten preparación y que sean nutritivos.

-Aromaterapia: Por ejemplo, Lavanda para elevar el ánimo. Limón para purificar. Mandarina para la alegría.

Medicamentos para el dolor de cabeza y anti-inflamatorios.

Velas.

Encendedor y/o fósforos.

Números de teléfono de seres queridos o gente cercana, incluidos los vecinos.

Una bufanda, un pañuelo, o una manta. Alguna prenda que le dé abrigo.

Una imagen sagrada. ¿En qué cree usted? ¿Jesús, Buda, Dios, la Virgen, Kuan-Yin, Tara, Krishna, Saint Germain, Lao-Tse; los arcángeles Miguel, Gabriel, Rafael, Uriel; Mahoma, el ángel de la guarda, el Espíritu Santo, la Naturaleza, el Universo, la energía…?… Cualquier figura que para usted represente una conexión espiritual es y será de valiosísima ayuda en tiempos difíciles. No es religión, es espiritualidad, es conciencia. Es entender, asumir y confiar en que hay luminosos seres que nos acompañan y ayudan, cuya esencia está dentro de nosotros. ¿No cree en nada?  No importa. Escriba la palabra LUZ en un papel blanco.

Una libreta y un lápiz.

Algo de dinero en efectivo. No ose depender sólo de una tarjeta plástica para manejar su dinero en estos tiempos.

Un papel de algún tono azulado con las palabras: ARMONÍA Y CONFIANZA.

Eso por ahora. …. ¿Se le ocurre algo más? Puede dejar su aporte en los comentarios. Se agradecen!

Un Mundial que despierta conciencias

El gran Mandela y la anhelada copa de la FIFA

La actualidad es un reflejo de la conciencia colectiva. Y  lo que está sucediendo con este Mundial de Fútbol 2010 me da esperanza y es un espejo de los cambios que estamos viviendo como humanidad.

Partiendo por la sede, Sudáfrica: ícono de la miseria humana que todos llevamos dentro cuando abusamos de nuestro poder, cuando discriminamos, cuando nos burlamos de algo físico del otro, cuando desconfiamos de alguien por su apariencia, cuando hacemos como si no pasara nada y al lado nuestro hay dolor e injusticias… En un continente que algún profe de astrología me dijo hace años «representa el karma de la humanidad»; una tierra que se muere de hambre, sida, epidemias y desolación, mientras en otros nos morimos de obesidad y exceso de comodidades neuróticas, entre otras cosas; un lugar valioso que se pierde en el olvido, pues son los últimos en desarrollo y en la agenda mundial… Recuerdo a una periodista sarcástica que cuando alguien se quejaba mucho le decía: «¡Y agradece que no naciste en África!», y todos soltábamos carcajadas en la redacción del diario…

Quizá por eso en este Mundial varios poderosos se han ido rápidamente o antes de lo previsto y en medio de peleas o vergüenzas, otros han pecado de soberbios y han visto peligrar su cupo frente a selcciones «tercermundistas», dos no pudieron con su ego y cayeron fuertemente cuando no lo esperaban, mientras que el pequeño Uruguay -más allá de mi favoritismo incondicional por él, lo asumo- se posiciona con dignidad entre los grandes y ese ya es un enorme triunfo…

Cristiano Ronaldo y Mandela (El Mercurio)

En medio de todo, el admirable y sublime Nelson Mandela abre éste, el mayor evento de su sufrido pueblo, con un sentido duelo por su bisnieta fallecida en un accidente de auto al regreso del concierto inaugural del Mundial. Entonces, vuelve a conmovernos, a conectarnos con el dolor, pues no asiste a la gran apertura de esto que él logró y luego llora en el funeral de la pequeña. Días después futbolistas famosos quieren fotografiarse con este Nobel de la Paz, él acepta sonriente y declara con fuerza que el deporte ha logrado derribar las barreras de la desigualdad que los gobiernos no han podido botar y que «el Mundial ha renovado el espíritu de unidad en Sudáfrica y en el mundo». Y sí, Sudáfrica y su continente están de fiesta. Varios países hemos tenido la nuestra a raíz del fútbol. Y muchos hemos vibrado al ver la alegría cándida del país anfitrión.

Por eso no todo ha sido caras pintadas y las famosas vuvuzelas… Como vemos, también hay contenido. Ahora las selecciones antes de los partidos leen declaraciones a favor de la tolerancia y en contra del racismo, al tiempo que sacan

Dile NO al racismo

un lienzo que dice «Say no to racism». ¡Guau! Me emociona. ¡Qué bello, qué potente! Y encima en esa tierra con tanta sangre derramada ancestralmente y hasta hoy por ese gesto violento y estrecho tan bestial y tan humano. Entonces recuerdo que América también tiene lo suyo en esta triste materia. Era que no. Y qué decir de países como Chile -y tantos otros-, que no se asume como mestizo y trata de aspirar a «blanco», sin entender que nuestra belleza y ventaja está precisamente en lo particular de nuestra mezcla color canela. Pero esto último da como para un blog entero.

El tema ahora es observar las señales del cambio de conciencia de todos nosotros y de la humanidad completa más allá de nuestras diferencias, junto con asumir que esta transformación comienza por nosotros mismos en nuestros actos cotidianos. Muchas cosas están pasando este 2010. El cielo está revuelto y, por tanto, las energías también. Hay que permanecer centrados, alertas y agradecidos de lo que tenemos y de poder protagonizar avances muy relevantes en el inconsciente colectivo y que se dan incluso en un aparentemente irrelevante Mundial de fútbol.

Cine para el alma y la conciencia (1era peli)

Si usted no entiende nada del Mundial de fútbol 2010 o no le interesa; si está aburrido en casa y no tiene TV por cable; si vive en algún país europeo en crisis y su presupuesto para divertirse fuera de casa es cada vez más escaso; si usted habita en cualquier país tercer mundista y suele no tener dinero para invertir en cultivarse; si en su ciudad o pueblo no hay cine; si le gusta ver películas… Y si encima quiere entretenerse junto con despertar su conciencia y alimentar su alma, siga esta serie de posteos con «cine espiritual».

Aquí va la primera peli que recomiendo. Ideal para estos tiempos donde los astros están en franca tensión y muchos siguen creyendo que apurarse es la mejor manera de llegar a una meta. No, craso error. Este 2010 es para ser prudentes, tolerantes, conscientes y ver más allá de lo aparente.

Por eso, sugiero ver «El guerrero pacífico», peli gringa basada en el  libro del mismo nombre, de Dan Millman. El escrito -verídico- también es absolutamente recomendado para estos tiempos. Ahora, como no soy ni pretendo ser experta en cine, acá pueden ver la ficha técnica.

Pero eso no es lo importante, sino los mensajes de la obra de Millman. Por eso creo que es bueno verla más de una vez. Supongo que está para alquilar en los clubes, pues a mí me la prestaron; aunque si pudiese la compraría para verla otra vez cada cierto tiempo y también para compartirla. No sé si está bueno promover esto, pero si la googlean y agregan online hay muchos sitios desde donde verla sin descargar. Y si no la quieren doblada al español y tener que aguantar a Nick Nolte -uno de los protagonistas- diciendo «tío» y «joder», pueden verla con subtítulos acá.

A disfrutar y a tomar conciencia, qué mejor!