¿QUÉ HACEMOS CON LA INCERTIDUMBRE?, Taller

Los martes, del 10 al 31 de mayo, cuatro sesiones vía Zoom 

¿SONREIR EN LA INCERTIDUMBRE?

Comprender estos tiempos para vivirlos con más aceptación

Esta chica inquieta y traviesa, la incertidumbre, volvió hace un tiempo (desde 2018) por estos rincones de la galaxia, con mucha fuerza. Y con su mirada directa, avisa que se quedará por buen rato entre nosotros, porque está de lo más cómoda y entretenida paseando por el planeta, moviéndonos el piso, cambiando escenarios, agitando lo estancado, removiendo escombros de toda índole y poniendo en nuestra cabeza, pecho o panza a una de las emociones más fieles que tenemos nosotros los humanos: el miedo.

La incertidumbre está muerta de risa. No le preocupa el futuro, no le puede importar menos el pasado, le encanta mantener la expectativa y el misterio, suelta carcajadas frente a nuestro afán –tan tierno– de control, adora el viento intenso y las marejadas, las tormentas eléctricas, los terremotos. Le divierten las caídas de bolsas internacionales y de cualquier entidad económica o política que se crea sólida, ama los puntos suspensivos, las esperas tensas y la falta de datos para tener un análisis preciso. No conoce las estadísticas ni las planillas excel, dice que el tiempo es una ilusión, le gusta todo tipo de música, de paisajes, de sabores y aromas, mientras más amplia sea la variedad, mejor.

Y ya que ella llegó para quedarse por buen rato, es mejor hacerse a la idea, conocerla mejor y permitir que nos enseñe todo lo que nos trae e, incluso, pedirle ayuda para saber cómo acompañarla, cómo vivirla.

2

Por todo esto y porque más vale surfear estas olas intensas e inciertas con más humor, acompañados y con herramientas prácticas que nos permitan fluir en estos años desafiantes y extraordinarios, en vez de paralizarnos o restarnos de las oportunidades que también nos dan, realizamos el taller ¿SONREÍR EN LA INCERTIDUMBRE? durante cuatro semanas, de manera online, a contar del martes 10 de mayo.

Para vivir este ciclo con una sonrisa antes que solo desde el temor, la ansiedad o la frustración, compartiremos explicaciones del porqué y para qué estamos como estamos, con el propósito de abrirnos a cultivar mayor calma y goce, más allá de la agitación que nos corresponde como habitantes de esta poderosa Tierra. Si bien estamos todos cansados en medio de la tensión planetaria, este tiempo también presenta ante nosotros mucha belleza, además de grandes verdades y oportunidades. 

El taller dura un mes y revisaremos de qué se trata este tiempo, qué actitudes nos corresponde soltar, cuáles es preciso activar junto a nuevos hábitos y miradas de la Vida. Identificaremos aspectos de nuestro ego que frenan nuestro crecimiento y que esta nueva etapa nos convoca a transformar. Cómo vincularnos, desde dónde movernos en lo laboral, qué hacer frente al sistema y cómo activar alegría día a día serán parte de los temas que revisaremos. 

A continuación les dejamos la información práctica. También un gran abrazo ❤ y un Audio sobre las oportunidades que nos da Júpiter y Neptuno en Piscis . Gracias por leer y compartir entre quienes se interesen. 

+PARA QUIÉNES: Para TOD@S. (No se requieren conocimientos de Astrología). Temerosos, valientes, alegres, decaídos, desconfiados, optimistas, dudosos…  

+CUÁNDO: Desde el martes 10 de mayo. Son cuatro sesiones que terminan el 31 de mayo De 19 a 21 hrs Chile. Por Zoom, online. (La sala se abre a las 18:45). Se puede tomar en diferido, grabado. 

+CÓMO: Por nuestra página, https://www.astroalmica.com/ añadiendo al carrito y completando el proceso de inscripción. Por cualquier consulta, dudas: +569 3895 5301 

+CUÁNTO: El taller completo vale $70.000 CLP, 88 USD aprox. Crédito (cuotas), Débito, Transferencia, PayPal.

+QUIÉNES: Astróloga Jimena Zúñiga. Chile. INSTAGRAM: @astroalmica. Asistente de Talleres: Paulina Beltrán. 

Acá el audio sobre Júpiter y Neptuno en Piscis:

La osadía de vivir… Ahora

20220402_144951

En el sur de Chile cada día es una ‘aventura climática‘ en estas semanas de inicio de otoño. Ayer disfruté del sol mientras caminaba por una colina hasta llegar a trabajar en uno de mis cafés favoritos del pueblo, Mercado Local. Una vez ahí, luego de conversar con los dueños, una pareja muy simpática que disfrutan mucho lo que hacen y en ese rato están arreglando la terraza, me instalo para una reunión online. En eso estoy cuando cae lluvia suave, luego aparece el sol y más tarde llega el frío. Al irme vuelve la lluvia pero trae uno de mis regalos favoritos: aparece un arcoíris, mientras converso con una querida alumna del Taller de Astrología. A propósito, acá está la info de los actuales talleres para quienes se interesen y pronto habrá más sorpresas 😉

En estos días reveladores, eternos y a la vez fugaces que nos regaló marzo (vaya montaña rusa, ¿no?), muchos querían que este mes terminara ya, que se acabe la intensidad, que la energía cambie, que algo nos resulte en vez de tener tanto imprevisto u obstáculo. Pero al mirar y sentir la energía de este tiempo, es claro que la intensidad y los desafíos colectivos, además de personales, no se detendrán, al contrario, pueden incrementarse. Así lo compartimos en la Charla sobre 2022 y también con los amigos de radio Cooperativa en esta entrevista sobre Carta Astral, actualidad, el Registro Civil de Chile y más:

Sí, son tiempos delicados, apasionantes y pasionales, de gran desafío personal y colectivo, donde hay que aplicar gran discernimiento ante la agitación y ante la información mediática, pero donde también todo se abre para que elijamos caminos más auténticos, donde realmente nos atrevamos a vivir como queremos, soltando, cada vez más, pautas y creencias del sistema que durante milenios han distorsionado la esencia de lo humano, que está lejos de estadísticas, de estándares, de automatismos… Porque somos seres-energía, tenemos un corazón que contiene un alma poderosa, somos únicos y a la vez tan iguales; cada uno ha venido a transitar un camino propio, donde no hay evaluación, no se puede juzgar. Pero a los humanos vaya que nos gusta mirar al lado, criticar, comparar… Perdemos tanta energía en eso.

20220329_191416

En cambio, estos tiempos nos quieren más concentrados en lo importante, en nosotros, en nuestra alegría, en las transformaciones que nos correspondan o deseemos hacer, en resolver de forma práctica y conectada. Solo desde nuestros pequeños mundos podemos influir en lo colectivo y no al revés. Aunque perderse en lo externo también es una opción y todo camino está bien. Al alma no le importa demasiado que lo echemos todo a perder. Ella espera, observa, acompaña, comprende, hasta se ríe. Seguro a ratos suspira al límite de la paciencia ante los líos mentales de nuestro ego, pero sigue ahí. Fiel.

Estos meses están álgidos. No podremos distraernos en juegos competitivos, en dramas varios, en temas del pasado, en odios, en niñerías, en baja autoestima, ¡en la TV! Es preciso centrarnos. Ahora es toda una osadía vivir. Somos unos privilegiados por estar aquí y ahora, aunque vaya que se hace cuesta arriba y esto nos tiene cansados a todos, ¿verdad? Yo, al menos una vez por semana digo: ¿en serio?, ¿estamos chistositos?… ¡No, devuelvan la plata de esta encarnación! ¿Qué onda con las bromas álmicas?

Sí, atravesar este ciclo donde todo está rápido, intenso y puesto en frente para ser asumido y resuelto, es tremendo regalo. Y a la vez estamos muy a prueba, cada uno en lo suyo, en los temas pendientes, en los que nos acompañan toda la Vida, en esos que insistimos en mantener pese a lo insanos que pueden resultar. Pero también estamos a prueba para escucharnos realmente y realizar lo que pulsa nuestro corazón verdadero. ¿Daremos los nuevos pasos? ¿Soltaremos aunque sea un poco la eterna frecuencia de miedo, rabia, pesar? ¿Nos atreveremos a vivir de otra forma, a crear en vez de esperar o padecer la Vida? ¿Nos permitiremos conectar con nosotros mismos cada vez más? … ¿O seguiremos en ruedas antiguas del sistema que insiste en jalarnos a bajas frecuencias de inseguridad, división, desconfianza, mente obtusa o distraída y demás?

Sí, 2022 nos recuerda a cada instante que es tremenda aventura estar vivos ahora. Por eso nos llama a ser protagonistas y no espectadores. Llegó el tiempo. ¿De qué? De gozar esta Vida a cada instante, de crecer en ella en vez de quejarnos, de estar muy presentes en todo lo que nos regala, de usar bien nuestra energía, de discernir entre lo verdadero y lo que no… Llegó el tiempo de ocupar el poder de ser humanos. Aquí vamos, cansados pero más conectados que antes si nos disponemos a escuchar hacia dentro. Ahí está todo. ❤ … Y Gracias por estar aquí.

PS: Para quienes no pudieron estar en nuestra Meditación de Equinoccio, acá la pueden ver y compartir: https://www.astroalmica.com/product/meditacion-equinoccio-domingo-20-marzo/

DOMINGO 20: MEDITACIÓN de EQUINOCCIO, 11 am Chile

Gracias por estar aquí. Gracias por tu decisión de atravesar este tiempo de tanta limpieza, la cual trae agitación, pero que también hace que broten el Amor y el Poder que somos.

Desde este tiempo de reinicio planetario, con tanta incertidumbre en el aire, los saludamos e invitamos a nuestra Meditación de Equinoccio 2022 para iniciar el Año astrológico, el año solar. Es el domingo 20 de marzo a las 11 am de Chile, online, vía Zoom.

Y a modo de preparación para el domingo, también los invitamos a sentir estos días qué queremos soltar, despedir, con agradecimiento. Es decir, qué cosas nuestras (todo parte en nosotros): actitudes, pensamientos, hábitos, emociones… sentimos que sería bueno liberar. Y, por otro lado, qué queremos iniciar en este año.

A continuación les dejamos la info del encuentro. Y para quienes preguntan sobre Talleres y Charlas tanto para aprender Astrología como también para saber más de este año, acá están. También les enviamos un gran abrazo, con mucha energía en este tiempo intenso. Que practiquemos sabiduría y humor porque los desafíos seguirán y hasta pueden incrementarse. Pero a esto vinimos: a vivir este ciclo apasionante con todo el crecimiento interno que ya hemos cultivado y que da frutos en el día a día.¿Sí, verdad?

🌞MEDITACIÓN DE EQUINOCCIO 2022

Activamos nuestro poder en este reinicio planetario

CUÁNDO: Domingo 20 marzo, 11 AM de CHILE (la sala abrirá desde las 10:40 am)

DÓNDE: Desde cualquier lugar de este bello e inquietante planeta

CUÁNTO: GRATIS, a cambio de buena onda y sonrisas en tu día a día

CÓMO: Acá el LINK para acceder:

Unirse a la reunión Zoom
https://us02web.zoom.us/j/82347842498?pwd=QUx2ZDhBUGsyVVZwM0NXRWRXUmlGZz09

ID de reunión: 823 4784 2498

Código de acceso: reinicio

¡Los esperamos para conectar y celebrar!

¿Para qué aprender Astrología… en este «fin de mundo»?

Metafórica y literalmente estamos siendo protagonistas de este gran final del mundo que conocíamos y, al mismo tiempo, de todo lo que se asoma –poco a poco, pero con fuerza– en el nuevo que estamos dando a luz. Es todo un honor. Un desafío cansador, además. Pero también es tanta la belleza que cruza esta transición que, muchas veces, conmueve. Y, por su lado, todo lo antiguo brota haciendo sus últimos berrinches… Igual a ratos, en medio de todo este movimiento, me pregunto con ironía, ¿En qué minuto se nos ocurrió estar vivos en este cierre de era de Piscis y el inicio de la era acuariana? ¡¿En qué estuvimos?! …Yo creo que muchos nos distrajimos y no entendimos todo lo que implicaba nacer y vivir en estos tiempos, y dijimos: no pasa nada, será un ciclo apasionante. Pero parece que antes de venir a esta Vida no leímos la letra chica que decía: «Atención, la segunda década del siglo XXI les moverá el piso a todos porque habrá que instalar sí o sí nuevos paradigmas (más elevados y sanos) para vivir en la Tierra y esto significará gran práctica de desapego, consciencia, discernimiento, sabiduría, amor a la experiencia humana e integrar sí o sí la incertidumbre. Lea esto antes de consentir»… Me parece que cantidad de humanos no nos fijamos en esta parte…Jajajaja.. No queda otra que reírnos… ¡Y aquí estamos! ¡Con todo lo que implica!

Pero entre los giros y remezones de este tiempo (que continuarán y hasta pueden subir en intensidad, porque el 2022 seguirá sorprendiéndonos), respiro, miro el cielo y los árboles, conecto con gente dulce e inquieta, hago mis oficios, agradezco, saboreo este presente intenso y… sigo. Con certeza, humor y amor en cada paso. A ratos con cierto temor, preguntas y una cuota de stress. También con algo de insomnios y dolores de cabeza, pero qué le vamos a hacer, cada uno somatiza como puede este tiempo agitado, ¿no?

Y, como dije en el post anterior, más allá del desmoronamiento de lo externo y de nuestra forma de construir, nos corresponde seguir conectando con nuestro corazón, disfrutando esta Vida, haciendo brillar nuestros talentos y provocando cambios en nuestros pequeños mundos. Por eso, en Astroálmica, el espacio donde enseño Astrología desde el camino del alma, es decir, desde aquello que como seres de infinito poder espiritual decidimos venir a vivir, a conectar y a trascender, ahora estamos en pleno proceso de inscripción a los talleres astrológicos (al final les dejaré la info).

northern-lights-4944738_1920

¿Para qué aprender Astrología en pleno «fin de mundo»? Mmm, quizá solo para saber más de este lenguaje del cielo y del alma, y así seguir creciendo en medio del escenario actual. Quizá porque es una bella y poderosa herramienta que nos permite conocernos y, por tanto, aceptarnos a nosotros, a los demás, como también a los ciclos de esta amada Vida. Quizá porque queremos comprender más de por qué somos como somos y estamos como estamos. Quizá para reencontrar el rumbo. Quizá para entender a qué se refieren esos que «hablan en difícil» y nombran conjunciones, cuadraturas, Júpiter, Neptuno y demás. Quizá para descubrir los propósitos por los cuales vinimos a esta poderosa Tierra y ahora nos toca acompañarla en estos remezones evolutivos. Quizá para tener más respuestas antes que el mundo se acabe (o mientras termina de hacerlo). Quizá porque llevamos rato curiosos con este conocimiento humano (lo cual indica que tenemos conexión y talento con éste) y antes que todo termine, más vale hacer caso a las señales o llamados del alma. Quizá para seguir creciendo y así disfrutar más esta experiencia humana. Quizá para dedicarse a la astrología y dar una guía en tiempos convulsionados… Quizá…

Entonces, desde este tiempo inquietante, pero lleno de Vida para quienes así lo decidamos, acá les compartimos la información de estos Talleres que están dirigidos a todos estos «quizás» y a otros que puedan surgir. También les anunciamos (ya lo haremos con más detalle) que el 20 de marzo es nuestra Meditación de Equinoccio 2022 (por Zoom, gratuita). Con mucho cariño y agradecimiento por acompañarnos entre todos en los crecimientos de cada uno, les enviamos un gran abrazo. Que la pureza y el poder de nuestro corazón nos guíen con una sonrisa en nuestros caminos y en los movimientos de esta bella Tierra ❤

✨TALLER ASTROLOGÍA, NIVEL 1, INICIAL: APRENDE ASTROLOGÍA, APRENDE A GUIAR TUS PASOS. Para integrar desde la base todos los conceptos de la Carta Natal, desarrollar autoconocimiento a través de la propia Carta y comenzar a hacer lecturas breves. Formato híbrido: clases pregrabadas con alumnos del 2021 + encuentros en directo con quienes lo tomen este año. Comenzamos oficialmente el martes 5 de abril con clase inaugural. Son cuatro meses y medio. 18 sesiones en total con videos, PDF y material complementario. Valor: $300 mil CLP ó 380 USD (aprox). Crédito, débito, transferencia o PayPal (Todos los talleres tienen la misma forma de pago y hay opción de cuotas)TODA LA INFO AQUÍ. 

✨TALLER ASTROLOGÍA, NIVEL 2, INTERMEDIO: ASTROLOGÍA, UNA GUÍA PROFUNDA y COTIDIANA. Para quienes ya manejan lo básico de la astrología: casas, signos, planetas y aspectos. Si bien repasaremos los aspectos astrológicos, nos dedicaremos a profundizar en Tránsitos, cartas de eventos y una mirada inicial a la Revolución Solar. Los alumnos podrán realizar lecturas más completas. Formato híbrido: clases pregrabadas con alumnos del 2021 + encuentros en directo con quienes lo tomen este año. Comenzamos oficialmente el miércoles 6 de abril con clase inaugural. Son tres meses y medio, 14 sesiones en total, con videos, PDF y material complementario. Valor: $250 mil CLP ó 310 USD (aprox). MÁS INFO AQUÍ. 

✨TALLER ASTROLOGÍA, NIVEL 3, AVANZADO: ASTROLOGÍA, HERRAMIENTAS Y MIRADAS PARA LA VIDA. Para alumnos que quieres profundizar en los ciclos astrológicos, mayor interpretación de tránsitos, progresiones secundarias y revolución solar, este es un Taller donde mezclamos conocimientos con vivencias, pues en cada clase los alumnos podrán aprender desde su carta el sentido de determinadas vivencias o ciclos que tienen distintos propósitos en el lenguaje del alma.Formato Online: en directo, por Zoom. Comenzamos oficialmente el jueves 21 de abril. Son tres meses y medio, 14 sesiones en total. Valor: $250 mil CLP ó 310 USD (aprox).  MÁS INFO AQUÍ.

…Y EN FORMATO PRE-GRABADO:

✨CHARLA PREDICCIONES 2022: CAMINOS Y ENERGÍAS QUE NOS REGALA ESTE 2022, AÑO DE GRAN ACTIVACIÓN. Dos horas de Charla en video sobre los desafíos y regalos de este ciclo + Audio para activar propósitos y deseos en este intenso año. $20 mil CLP ó 25 USD (aprox). TODA LA INFO AQUÍ.
✨TALLER DE CASA 12: SUS MISTERIOS Y REGALOS. Un viaje por la profundidad y riqueza de esta especial Casa Astrológica que, muchas veces, cuesta entender. Cómo es su dinámica y cómo se manifiestan los distintos planetas y signos en ella. Formato pregrabado con alumnos del 2021. Son 8 sesiones en total, con videos, PDF y ejercicios en cada clase. También con posibilidad de hacer preguntas. Valor: $120 mil CLP ó 160 USD (aprox). MÁS INFO AQUÍ.
✨TALLER DE INTERPRETACIÓN: CÓMO LEER UNA CARTA ASTRAL SIN ESTRESARSE EN EL INTENTO. Para estudiantes de astrología que comienzan a leer y requieren más fluidez, mejorar tanto la técnica como la conexión con la carta y con la persona. Taller práctico con tips y ejercicios. Formato pregrabado con alumnos del 2021. Son 3 sesiones en total, con videos, PDF y material complementario. También con posibilidad de hacer preguntas. Valor: $45 mil CLP ó 58 USD (aprox). INFO AQUÍ.

Cruzamos el umbral: 22-2-22

Desde hace días quería escribir esta nota y lo postergaba. Hasta que hoy me desperté antes de las 6 am y recordé que tenía que hacerlo. Un par de horas más tarde tuve la confirmación…

No sigo demasiado los portales que suelen anunciarse. Mi lado desconfiado sospecha que se cuelan energías densas en ciertos momentos. Además suelo observar lo masivo antes de sumarme; muchas veces, paso, no conecto. Pero esta vez amerita. Estamos en un momento crucial de la humanidad. No solo en este 22 de febrero de 2022, sino desde 2018 con más potencia y en 2020 con toda la fuerza que nos empujó a ir hacia dentro, a despertar de verdad y «soltar sistema» (creencias, trabajos o formas de sustento esclavizantes, formas insanas de movernos, de vincularnos; ese hábito de adormecernos en la tv o las noticias, en la política, el consumo y otros; recomenzar una nueva Vida). Esta fase, intro, concluye. Ya atravesamos dos años de mucho sacudirnos, asumir, revisar, limpiar, cambiar, soltar, liberar, comprender de otra manera, hacer duelos y adaptarnos a lo frágil, a lo que está naciendo.

Con la Luna nueva de Acuario, el 1 de febrero pasado, dimos real inicio al 2022. Y ahora damos comienzo a un importante portal que abre el Nuevo Tiempo, nace –definitivamente– una Nueva Humanidad en nosotros. 

time-2034990_1280

Desde el 2-2-22 y ahora con más potencia este 22-2-22 atravesamos un portal que nos permite conectar verdaderamente con nosotros, con nuestro poder, con el real privilegio de ser humanos. Comenzamos una Nueva Era de Luz.

¿Qué significa? Muchas cosas, entre estas que se activa en nosotros (y se nos insta a eso) mayor autonomía. Adiós a seguir a alguien, a andar buscando maestros, papás, mamás, guías (en grandes temas, en lo laboral, en lo afectivo), a distraernos en asuntos del sistema y en peleas chicas. Es tiempo de escucharnos mucho y desde ahí comenzar a movernos.

Concluye el tiempo que nos tuvo hacia dentro, desde 2020 hasta acá. Ahora nos volcamos –sin ansiedad ni neurosis– hacia afuera: a vincularnos en distintos ámbitos, a disfrutar el mundo del hacer con consciencia (no en automático), a generar nuevos proyectos, a activar y materializar deseos de nuestro corazón como dijimos en esta Charla de astrología y explicación de la energía del año, a seguir aprendiendo de esta Vida y de la energía, a dejar de escuchar miedos o culpas para, en vez de esas voces, conectar con las señales y caminos de nuestro yo verdadero. A sentir la Vida con su infinito Amor.

Este final de febrero es un gran comienzo. Y si usted, querido pasajero de este blog, quiere, lo invito a detenerse estos días, a ir al centro de su pecho, donde está nuestro corazón espiritual, con alegría para despedir (sin rechazo) todo aquello que queremos soltar (incluidas viejas heridas) y activar con mucho poder aquello que nuestra alma pulsa, aquello que nuestra energía es capaz de imaginar y de sentir que sí, que queremos realmente vivirlo. También nos invito a todos a poner al Sol en nuestro corazón para que con todo su fuego vital nos recalibre y con su luz (que también somos nosotros) impregne esos deseos.

happy-new-year-6906473_1920

Este es un ciclo intenso. Muy nuevo. Incierto. Con algunos voladores de luces que tendremos que distinguir (entre estos más de alguna amenaza de guerra o invasión). Con caminos que se abren para ser vividos con sorpresa y con las herramientas que ya tenemos, aminorando nuestros miedos. Con mucho Amor para dar y cosechar. Con mayor claridad interna. Con la posibilidad de disfrutar nuestra experiencia en esta bella Tierra. Con mayor protagonismo en vez de dejar (o esperar) que otros lo hagan.

Por último, en estos días portales (que irán hasta el equinoccio de marzo) nos invito a todos también y, a propósito del sueño de una amiga canalizadora y sanadora, María Dolores Bianchi, aquí sus datos) que, sincrónicamente, me escribió hoy por la mañana diciéndome que soñó conmigo y en ese sueño se nos pedía a ambas contribuir a la elevación de frecuencias en la humanidad, a eso mismo: A subir nuestras frecuencias. ¿Cómo se hace? Respirando con más consciencia. Recibiendo luz solar y agradeciéndola. Caminando descalzos por la tierra o la arena sintiendo el poder de nuestros pasos y de este planeta. Soltando crítica, miedos, culpas, enjuiciamientos varios y marea mental. Haciendo mini meditaciones donde nos abramos a conectar con este nuevo tiempo para vivir de una manera muy distinta. Sintiendo el poder de nuestro corazón. Disfrutando lo que tenemos y en especial la naturaleza. Cuidando la alimentación y la información que recibimos o a la que le damos crédito. Tratándonos bien a nosotros y a los demás. Expresando con intención pura lo que sentimos. Activando nuestros talentos. Soltando prisa. Descansando. Y… Muy importante este año: tomando decisiones por nosotros mismos, desde el escucharnos profunda y constantemente. ¡Feliz portal 22-2-22! ¡Feliz reinicio de Vida! ¡A cruzar el umbral!

Hay gran poder en la incertidumbre

Regreso a mi querido sur después de dar la Charla sobre 2022, donde conectamos con la energía de este ciclo intenso e incierto, pero poderoso, y de terminar un Taller de práctica para astrólogos. Ambos fueron encuentros muy especiales, con bella conexión y comprensiones. Regreso también después de ordenar algunos temas y de comprender que otros no se tenían que dar, entonces no se puede insistir, menos en estos tiempos de mayor consciencia. Regreso después de lindos reencuentros y entrañables abrazos. Regreso con las celebraciones del año del Tigre de agua, con la Luna nueva de Acuario, que marca otro reinicio del 2022. Pero sobre todo, regreso después de sentir que necesito mucho de este espacio verde-azul, de este aire ventoso con cielos amplios para seguir sembrando y recibiendo la energía de este año que trae regalos para que todos nos conectemos más a nuestro corazón.

El viaje (por tierra; 1000 km) fue extenso, entretenido, cansador, con hermosos atardeceres y muy buena compañía. Así que, una vez acá, descanso, duermo y hasta veo una serie, cosa que no hacía hace cantidad de rato. Pero obvio que pasadas unas horas, necesito salir a caminar; quienes me conocen saben que es de las cosas que más disfruto y si es mirando el lago, los árboles y los volcanes, esto puede ser un placer único. Aprovecho, entonces, de agradecer, de conectar, de saludar. «Mi pueblo», Puerto Varas, está lleno de turistas que reavivan cada rincón y avanzar entre ellos resulta una entretenida aventura, entre helados, artesanía, cafés, pasteles, juegos, fotos, esculturas, niños que corren y disfrutan estos días sin tiempo, mientras yo los envidio porque mi trabajo no parará este mes. Me toca preparar varios temas, alistar los talleres para aprender astrología, dar lecturas que estaban muy atrasadas y otros temas en carpeta.

Volcanes del Llanquihue

Sur de Chile

Como muchos, mi energía está cansada nada más comenzar el año, por eso me vine al sur, porque la vibración de este espacio bello, al menos me da más descanso en medio de las obligaciones. Bueno, millones estamos cansados de los últimos dos años que, aunque a ratos parecieron como una década completa, paradójicamente pasaron rapidísimo. 2020 y 21 parecen un solo año. A muchos se nos pierden las fechas.

Pero 2022 es muy distinto. Es un giro de energía. Saldremos del mareo de tanta información, dato, estadística y medidas para entrar más en lo que sentimos, en aquello que nos inspira, en lo humano, en lo álmico. Son meses para conectar más con lo profundo. Pero al mismo tiempo podremos ir hacia lo práctico porque, aunque todo se desmorona y pierde forma, es urgente detenernos a disfrutar más esta Vida.

Lo taurino nos llama: lentitud, goce, materia, naturaleza, aterrizar, saborear, rumiar, medir, olfatear, sentir, abrazar, contemplar, invertir, simplificar… Solidificar. ¿De forma rígida? Ese es el riesgo. Pero no. Es de forma fluida, cadenciosa; más bien.

La energía de 2022 puede sorprendernos. Desafiarnos, probablemente. Así que cada tanto será bueno detenernos a respirar. A sentir, ¿en qué estoy y cómo?, ¿qué necesito?, ¿con qué cuento?, ¿ante qué estoy? Será preciso soltar el drama (dícese de agrandar situaciones, sufrir por adelantado, culpar, sentirse víctima, enrollarse) en que todos caemos cada tanto. La Vida, sin duda, se ocupará de hacernos más de alguna broma pero, dado el crecimiento que tuvimos de 2020 hasta acá, tendremos todas las herramientas para reírnos con esos juegos que el destino nos hace.

Sí, estamos en tiempos de gran incertidumbre. Y esto es aún más retador para las personalidades más apegadas, estructuradas, concretas. Aunque realmente a todos nos mueve el piso esta dinámica que se instaló hace unos años, desde 2018 con más potencia. Nada se puede dar por sentado. Todo está bastante «a prueba». Puede costarnos construir, pero eso que logramos en este último par de años cobra más solidez porque se afirma en nuestro corazón. Como también eso que tambalea podría terminar de romperse.

En este inicio de este año, muchos sentimos inquietud, cierto nerviosismo. Alegría y agobio, también. Honor, sin duda. Y más allá de los estados de cada uno, nuestro corazón permanece intacto. Porque él sabe que a esto vinimos. A este tiempo arrebatador, precario y bello a la vez, donde él late y brilla con potencia. Porque es en lo incierto donde el alma, que reside en nuestro corazón, cobra todos sus colores y se deleita, pues sabe que en eso que nos desafía, lo humano puede resplandecer e irradiar aún más el amor poderoso que somos. Aquí vamos, con nuestros latidos renovados.