Dulce de Amor…

Pa’ las penas y el dolor: Amor, dulce de amor …  Y que se siga haciendo la luz en Chile y en todos los rincones… Son tiempos de grandes desafíos, de profunda belleza y de mucho corazón… Aguante 2014, sus sacudidas y purificaciones… Y seguimos vivenciando que somos uno en este abril aleccionador…

Que estas semanas pongamos más semillas de consciencia y amor en cada paso que demos. Que tengamos la sabiduría y conexión puras para estar donde tenemos que estar y vivir todo lo que nos corresponda vivir… y transformar. Ahí vamos.