En la centrífuga pero con optimismo! (Ritual 20 junio, todos invitados!)

centrifuga tierra¿Usted creyó que este 2015 sería más suave?, ¿se le ha seguido moviendo el piso en los últimos meses?, ¿ha vivido cambios drásticos/ reencuentros/ cierres/ limpiezas en este semestre?, ¿se siente más cansado que en otros junios que usted recuerde?, ¿cree que su país es precario y/o injusto?, ¿sueña con renunciar a su trabajo y dedicarse a otra cosa pero aún no sabe a qué o sí sabe pero encuentra que es muy difícil?, ¿se dio cuenta de la gran incertidumbre que atravesamos?, ¿tuvo que hacer cambios internos o externos que evitó los últimos tres años y ahora no le quedó otra que enfrentar?, ¿pese al caos reinante siente más certeza interior?, si es chileno ¿está odiando este nuevo horario anti-descanso, anti-optimismo y anti-natural que nos tiene a todos más acelerados que antes y que hace que todo se nos venga encima como si no bastara ya con la vida de cada uno, ah?

Si usted, ilustre pasajero de este blog y/o lector en tránsito, contestó al menos tres respuestas con una afirmación, lo felicito y le cuento que es probable que haya sintonizado -lo sepa o no- con los bosforograndes regalos de este 2015, que trae -entre otras cosas- más solidez interior, más herramientas para vivir en medio de la incertidumbre, mayor consciencia de quiénes somos y para qué hemos venido a este particular y bello planeta, y la práctica ya aprendida del… ¡Desapego! Estamos en pleno puente 2015, ¡Bienvenidos!

Para celebrarlo no sólo algunos haremos un Ritual-Meditación en este solsticio de junio, el sábado 20, con el cual honraremos lo vivido y abriremos el poderoso invierno 2015 (todos los datos al final de esta nota y también acá Están todos invitados), sino que además es un gran momento este junio confuso y estimulante para detenernos a agradecer y reconectar con lo que podríamos llamar el optimismo inteligente -como me aportó Patricia, amiga y pasajera de este blog-, que no es lo mismo que eso de “piensa positivo”, que puro sirve de slogan vacío muchas veces pues no logra entrar en una visión y postura de vida que realmente comprende positivamente todo, una fuerza interna que sabe que todo está bien por incómodo que sea, incluso el dolor y las frustraciones, una energía que reconoce que no todo es literal -aunque a veces la literalidad es mágica y hasta chistosa- y que podemos intentar ver más allá… Es momento -ahora- de estrenar una mirada mucho más completa y profunda de todo lo que nos sucede… ¿estamos listos? Poco a poco cada día más y cada vez muchos más… Pero no es algo popular ni tan bien visto… Para entrar en esta mirada-vibración de vida es preciso trabajarse el ego y conocerlo profundamente, de modo de escucharlo, aceptarlo, y darle el espacio y rol que necesita: nuestro gran aliado para crecer y despertar; también activar nuestros dones del corazón, mostrarnos siempre curiosos frente a la vida sin dar nada por sentado y asumir que este tiempo bello es desafiante e incierto, es así, mejor no resistirse… Mucho de esto lo compartiremos en el Ritual de Invierno que se asoma…

espiralcentrifuga2…En medio de mi viaje por el norte me llegaron mensajes y conversaciones de varios que están en sus propios viajes personales con mucha limpieza, señales y gran crecimiento. Es que el movimiento de centrífuga que comenzamos el año anterior no ha parado y quienes no hicieron su proceso de lavado, su limpieza entre 2012 y 2014 ahora están en un crecimiento obligado que a ratos aturde y sofoca. Quienes comprendieron que este tiempo es incierto, creativo, desapegado y luminoso, lo llevamos algo mejor, pero eso no quiere decir que no vivamos pruebas y que no volvamos a asustarnos, aunque la certeza en el camino interior es cada vez más fuerte y llena de señales.

Varios pasajeros de este blog me escriben diciendo que la centrífuga los tiene mareados… Así es… Estamos haciendo giros muy potentes y tienen que ver con nuestras verdades interiores. Y aunque a ratos sintamos que todo se desmorona o que no sabemos qué hacer, como lo he dicho otras veces, lo mejor ante esto es detenerse y entrar al corazón. Es como entrar al ojo del huracán, al ojo de la centrífuga donde puedo ver los movimientos y la agitación pero no me fundo ni me pierdo en ellos... Entrar al corazón es permitir que todo se ordene aunque no sea cómodo

En tiempos de centrifugado la Vida nos lleva a hacer movimientos coherentes, secos, prácticos…  Además, es momento de escucharnos profundamente y hacernos caso, tarea diaria no fácil pero apasionante, lo cual nos lleva también a fortalecer la solidez interior mientras que afuera todo parece precario… E incierto, ¿verdad? Y debido a estos movimientos tanto visibles como invisibles podemos somatizar. La energía de cada uno de nosotros se está ajustando y cuando decides renovarte y crecer es necesario que todo se armonice; el cuerpo hace su trabajo y podemos caer con gripes, alergias, dolores musculares, inflamaciones, depuraciones… Una vez que el cuerpo recibe y ajusta estamos más listos para hacer lo que hemos venido a hacer (nuestros distintos propósitos del alma y misiones) y ser quienes somos: un mandala lleno de vida y multicolor vibrante…

flower of life rainbowCon nuestros mandalas interiores entonces, para despejar y limpiar incertidumbres, penas, rabias y angustias varias; con todo lo que hemos logrado; con nuestros pendientes bajo el brazo; desde la alegría, la curiosidad y nuestra conexión, despedimos con amor al otoño y celebramos la llegada del señor Invierno, energía profunda que nos propone detenernos, abrigar el cuerpo y el corazón para conectar con lo que de verdad somos y retomar el gran poder interior que tenemos... Nos encontramos  el…

  • Sábado 20 de junio a las 17 hrs. 
  • Es en el Teatro ORIENTE, en Av. PEDRO de VALDIVIA 099, Providencia. Metro Pedro de Valdivia. 
  • La adhesión es voluntaria, y es de sólo $1.000, + frutos secos para compartir en la pausa. Puede llevar su botella de agua individual o termo si quiere. 
  • Pueden asistir desde los más pequeños hasta los más grandes, hay espacio y asientos cómodos y mucho calor de hogar para detenernos, meditar y celebrar. 
  • Muchas gracias por compartir, difundir, invitar, asistir y confiar. ¡Los esperamos con el suficiente optimismo para comprender que este tiempo desafiante es preciso y bello! Nos vemos el 20! 
Anuncios