Abril, paciencia ¿a mil?

Durante el fin de semana la casa se llena de buenas conversaciones, risas, anécdotas, lágrimas, sanación, compañía, descanso, aromas, sabores, amor… Llegan los amigos -de lejos y de cerca- y la familia a visitar para compartir después de un tiempo de no vernos, donde antes no hubo tanto espacio para simplemente estar y descansar en la complicidad que da el querernos y el saber quiénes somos.

La estadía de Júpiter en Escorpión (hasta noviembre 2018) nos trae mucho de esto: valorar la intimidad; la conexión más profunda desde la alegría, desde el aprender juntos… Y ahora, mientras escucho el sonido del agua de la piscina de los vecinos (tendré que ir pronto a hacerme su amiga), preparo las clases del Taller de Astrología de segundo nivel (acá la info! Quedan un par de cupos) y miro el cielo astrológico de abril y mi primera impresión es… Aguante! Vaya que necesitaremos paciencia y practicar eso que nos cambia la vida pero que el sistema nunca promueve: detenernos.

Mucha tensión entre la energía capricorniana (tierra, solidez, metas, conservadurismo, estructura, disciplina, frenos, crítica, padre, sabiduría) y ariana (fuego, impulso, prisa, inicios, jovialidad, improvisación, rabia, adolescencia, valentía) se mostrará en terrenos internacionales, personales y sociales. Esto, además de levantar conflictos, obstáculos, sorpresas, oportunidades de comenzar cosas importantes y de lograr, hará aún más necesario que observemos con calma y una buena respiración lo que sucede para luego de eso tomar decisiones. Y es preciso recordar que una decisión también puede ser no hacer nada por ahora; que no es evadir, sino en serio asumir que no es el momento y que probaremos a ver qué pasa si esperamos un poco. Muchas veces puede ser un acto de coraje decidir no hacer o restarse… No todo pasa por la acción.

Abril (mayo hará lo mismo) nos pone enfrente -con más claridad que en otros momentos- los efectos de nuestra vibración. Todo lo de afuera es una consecuencia de nosotros mismos y no una causa de algo ajeno a nosotros, ¿verdad? ¿O aún creemos que es al revés? Lo de afuera no sólo nos refleja, nos complementa, nos muestra qué sembramos y cosechamos, qué oportunidad hay, qué aprendizaje vivir, qué atraemos, qué dejar, qué tomar, en qué estamos, cómo somos… No es para nada casual encontrarse con gente neurótica, o floja, o agresiva, o triste, o buena onda, o divertida, u honesta, etc. Todo está conectado a nuestro estado vibratorio y ofrece una oportunidad, ya sea de aprender, de cambiar, de descubrirnos, de compartir, de reírnos de nosotros, de aceptar…

Las tensiones que Marte, planeta guerrero e intrépido, junto a la energía ariana/capricorniana nos traerán, nos piden mucha flexibilidad y humildad ante la frustración y ante provocaciones del ego. E igualmente posibilitan que nos atrevamos, que esperemos para elaborar una mejor respuesta o estrategia que sí pueden dar resultados, pero luego de aceptar algunos No iniciales de la Vida.  Y tendremos una aliada: la diosa Pallas, sabia y visionaria, que recién entra a Géminis, nos permite mirar más allá de nuestro ombligo y movernos con más análisis y frescura. Abril trae muros y frenos, pero también recompensas a la paciencia, a la creatividad frente a los problemas, nuevos caminos y formas, y también trae mucho para contar.

train-station-netherlands-platform-722707.jpeg

Ahora, igual hay un ultimátum: dejar a la víctima, al rescatador y al victimario que todos llevamos dentro en algunas actitudes y áreas de nuestras vidas. Abril nos pide ocuparnos de nosotros, hacernos cargo de nosotros, no del otro. No es individualismo. Es consciencia: si yo cambio, el resto (mis ambientes, mis vínculos, mi cuerpo, mi estado) cambian. Si dejo de echar la culpa y de interferir, cada uno comienza a encontrar sus respuestas y experiencias…

Abril nos abre caminos a raíz de la frustración, de ciertos obstáculos. Sin ellos -muchas veces- no encontraríamos nuestro valor y talentos… Paciencia, aguante y confianza en el camino de este potente 2018, con todo lo que trae!

Regresamos… a nosotros mismos

Este abril y mayo, además de traer sacudidas internacionales, terráqueas e interiores tienen un bello gesto que podemos practicar y para el cual estuvimos abonando el terreno los últimos seis años…

Sí, afuera está todo agitado y es producto -en parte- de la gran limpieza que hicimos (cada uno en su camino y a su forma, algunos por voluntad y otros obligados) entre 2011 y 2016, donde los últimos tres años fueron de arduo trabajo interno, de gran práctica de desapego y de activación de nuestra sabiduría. A su forma y a su ritmo, muchos avanzamos con nueva energía y hay quienes decidieron quedarse en otras frecuencias más pegadas o bajas y está bien.  Aquí nadie sobra y nadie lo está haciendo “mal”; el camino es personal y alma acompaña todo.

Y ahora 2017 nos propone, como seguramente dije antes, practicar todo lo aprendido en este último ciclo. Sin mirar al lado, sin compararnos ni enjuiciar, ahora nos toca usar los talentos que aparecieron en medio de angustias o dolores, seguir activando la chispa que emergió con las comprensiones de cada uno y con los regalos que, sin duda, recibimos. También, como nos anuncian los nodos que pasan al eje Leo/Acuario: jugar. Divertirnos con lo que nos propone la vida, sacarnos el “deber ser”, acompañar nuestros miedos, entregarnos al descubrimiento… Disfrutar lo simple, los logros, lo que somos…

Ahora, es tiempo de acallar la mente, las teorías, filosofías, todos los “ismos”, las culpas, los dogmas, las creencias antiguas y Vivir más desde el goce, las sonrisas, la curiosidad, el asombro… Y no sólo eso, también vivir desde la comprensión del Todo que somos… Claro, porque es lindo leer y conversar sobre “espiritualidad”, “crecimiento personal”, etc., ver videos, compartir frases… Pero otra cosa es practicar. Y -enhorabuena- es tiempo de hacerlo. Por tanto, tenemos que acompañarnos y dejarnos sorprender, sacar nuestras propias lecciones, seguir la pista a las señales que constantemente nuestra alma -y nuestros guías- nos mandan para que vivenciemos que estamos siempre acompañados y conectados desde la luz que todos -sí, todos- llevamos dentro…

Jopi, Ilustradora argentina.

Y estos meses nos traen también eso: Compañía. La mejor, la de nosotros mismos. Podemos entregarnos a la bella aventura de regresar a lo que realmente somos, no a lo que se espera que seamos, a los cuentos que nos contamos y nos contaron, a lo que nos gustaría o “deberíamos”… El cielo de estos meses con mucho fuego nos abre al  entusiasmo, la osadía, las ganas de renovarnos y de ser más auténticos… Sin prisa pero con pasión podemos retomar situaciones, acciones, gestos que dejamos botados por meternos en las obligaciones; podemos iniciar actividades nuevas, eventualmente creativas, que nos entretengan… Desde cosas tan simples como pasear, descansar, ir al cine, cocinar o juntarnos con quienes nos contagian alegría; hasta realizar proyectos que requieren más “producción” donde podemos disfrutar cada etapa…  Ahora volvemos a nosotros, a escucharnos, acompañarnos, cuidarnos para hacer brillar nuestra energía y así compartirla sin expectativas, sólo por el placer de ser nosotros mismos y redescubrirnos cada día, porque mientras estemos aquí, en este planeta, seguimos aprendiendo, podemos cambiar y maravillarnos.

… Por mi parte, decidí ir al cine casi todos los martes, volví a disfrutar las tardes del sol en casa, sigo una teleserie argentina de muy buena factura que me tiene intrigada y ahora salgo unos días de viaje, a ver qué descubro de mí, de otras tierras y energías… Hasta la vuelta y buen encuentro con nosotros, con todo lo que somos!

¿Se terminó el desafiante abril?

whaEstimados pasajeros, desde los mundos sutiles avisan que abril termina como a mediados de mayo… Es decir, de lo bueno mucho. Este mes intenso y purificador que nos zamarrea el ego una y otra vez decidió que se quedará un rato más para que aprendamos bien las lecciones y así nuestras vidas se liberen. Cualquier reclamo dirigirse al Universo, que vendría a estar ubicado fractalmente en el centro de nuestro pecho. Así que aguante el centrifugado y las limpiezas que no paran.

Especialmente quienes tenemos más activadas las energías de Aries, Cáncer, Libra y Capricornio, no estamos surfeando la ola sino una marejada, pero estamos también más musculosos y entendemos de a poco que la adrenalina agota y todo el rato es una trampa del ego, ¿no? Ahora, quienes eligieron para esta encarnación la energía de Tauro, Leo, Escorpión y Acuario, no lo están haciendo nada de mal con su tabla de surf bien gastada -y hasta rota- y esquivando más de una roca con gran estilo, aunque hay varios estrellados por ahí que pueden estar amoratados nadando hacia la orilla. ¿Y el resto? Bueno, Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis pueden andar en medio del océano, a ratos creyendo que se ahogarán, sin saber por dónde partir, no recordando dónde dejaron su tabla -aunque la tienen-  y conversando de lo que pasa, pero ya es momento de actuar antes que los agarre el remolino… Eso sí, todos podemos estar con el corazón más conectado y abierto… Es la idea.

burbuja bcnE igual en medio de la vorágine aparecen burbujas de silencio sorprendentes en la ciudad, como esta semana en que crucé dos avenidas grandes a la hora de almuerzo, que estaban con el semáforo apagado, con mucho atasco y gentío, y no había ruido, ni media bocina… Es parte de este tiempo: la agitación y la magia conviven de manera alucinante. Siempre lo hicieron, sólo que ahora tenemos espacio y la vibración cada vez más adecuada para verlo, sumado a que somos muchos los que estamos cambiando, además del planeta mismo, por lo tanto la energía es nada que ver con la de antes y tremendamente poderosa… Y esto también provoca el desajuste de aquellos que quieren quedarse pegados en esquemas anteriores, como las pruebas a quienes estamos dando pasos en lo nuevo… Aquí nadie se salva, estamos más que conectados en esta nueva etapa. Conectados en la nueva energía -de mayor consciencia y poder- que ya llegó y para quedarse…

En este abril de centrifugado colectivo, aparece mucha angustia en la consulta (de carta astral), también las últimas oportunidades de mucha gente de hacer el cambio o de lo contrario el cupón siga participando puede caducar; es que está más que pasado (de moda) seguir en patrones infantiles de pensamiento y acción, ya no, no a lugar ni por la esquina, pero es tanto más cómodo para el ego quedarse en lo conocido, ¿no? En la rigidez, el apego, la agresividad, el juicio, la victimización, la evasión, la culpa (o culpar a los demás), la pasividad…. Es que este mes XL es drástico, nadie puede esquivar sus verdades y si no, la vida te las va a dejar a la casa (más gastos de envío) y puede llegarte tu propio terremoto, incendio o tornado, como también profundas comprensiones vía dolores, enfermedades, alegrías, terapias, vivencias, gestos, sincronías… El crecimiento personal y colectivo es impresionante. Muchos en la consulta están con unas (auto)revelaciones sobre sus vidas y dinámicas, que emocionan. Es bellísimo detenerse a mirar el cambio entre nosotros: cómo mucha gente comprende que tiene la absoluta responsabilidad de su vida, de lo hecho y lo por hacer; cómo muchos niños ya no pueden -ni quieren- comer ciertos alimentos nocivos, como leche de vaca, carnes, harinas, gaseosas, dulces… Como muchos adultos buscan una serie de productos más sanos y ya varios tienen sus cultivos propios de vegetales aunque sea en el balcón… Como millones de personas ya no ven noticiarios -ni TV- porque aturden (encima en Chile son un largometraje, duran hora y media! nada más fuera de estos tiempos) y te llenan de negatividad y pa’ eso basta con el drama personal de cada uno, al menos a mí no me sirve ni me aporta ver otro peor con audio e imagen, no gracias… Como son cada vez menos quienes buscan una respuesta en instituciones antes veneradas, como las iglesias, la política, la educación, la salud… La venda de la humanidad se cae cada día más…¿Para qué? Para mirar hacia dentro y ver nuestra poderosa belleza. Para reconectar con el corazón puro. Para revivir nuestro poder interior… De verdad este tiempo es el mega privilegio…

Como preguntó una chica hace unos días en un taller de conexión que varios compartimos: -Entonces, ¿evolucionar es una decisión? -Todo el rato SÍ -dije. Como quedarnos en la versión más básica de nosotros mismos también lo es, y es absolutamente válido…. Y es lo que compruebo todos los días en mi consulta donde con aspectos astrológicos similares dos personas pueden llevar vidas completamente distintas por opción -lo sepan o no-…  …El alma siempre está esperando la oportunidad para que nuestro ego decida crecer, decida acompañar el camino de cambio y despertar; y ella vaya que tiene paciencia, pero cuando se cansa, ¡zas! nos manda la zancadilla, el desafío, el centrifugado, la sacada de alfombra o, simplemente, baja el interruptor y nos quedamos a oscuras teniendo que encender la luz interior como sea… Y ahora medio que se está cansando con varios, parece que estiramos mucho la cuerda del no hacernos cargo con amor y consciencia de nuestras vidas, pero aún estamos a tiempo; enhorabuena.

En medio de todo, abril me empuja a iniciar un proyecto grupal que ya compartiré y que se estrenará el sábado 31 de mayo por la tarde (reserve la fecha en su agenda, si quiere); me divierte con paseos y buenas conversaciones; me trae Turquía una y otra vez a la mente y al corazón con decenas de sincronías y encima en la tv local pasan dos telenovelas (una turkish y otra brazilian) filmadas entre Estambul y Cappadocia; me lleva a un taller y una canalización con poderosa información y activación del corazón; me emociona con gestos de amor humanos y divinos; me regala un “stop” con el reencuentro con el vértigo que me mueve el manos de luzpiso, la habitación, el cielo…. Qué bueno es recordar que no somos infalibles y que por más que hace dos años no nos encontrábamos después de unas poderosas sesiones de biomagnetismo, mi alma y mi cuerpo dijeron: a ver, aquí hay que ajustar algo, además estás haciendo mucho y hay que detenerse, disculpa, te vamos a marear un poco más de lo que tú misma hiciste… Entonces, con la cabeza abombada, recibo otros regalos como el reiki a distancia de la bella Keilin que me cuenta que sintió (al mandármelo) que le destapaban (a ella) el oído derecho… Y yo me río porque ese es el que me dolía y lo sentí más al pedirle la sanación a distancia, pero además, mientras ella me mandaba reiki yo me puse a hacer la  conexión con el corazón que nos enseñaron en el taller que mencionaba antes y sentí cómo se destapaba la zona de la nariz e irradiaba energía y los síntomas vertiginosos se suavizaron mucho… Todo se sincroniza y se potencia…

Aquí estamos, parece que el par de eclipses más la cruz cósmica  movieron demasiado la energía personal y colectiva.  Ahora, además de encontrarnos en sus efectos, nos empujan a resolver asuntos atascados en nuestras relaciones, como también a innovar y ponerle una cuota de sorpresa a nuestras rutinas y formas de hacer las cosas para que lo nuevo -que puja por nacer en nosotros- se abra paso ayudado por la voluntad de cada uno… No estamos en tiempos suaves ni aburridos, está pasando todo y a gran intensidad, pero hay que abrir los ojos y el corazón para ver cuáles son las oportunidades, qué nos pide la vida, cuántas señales nos mandan y todos los regalos que podemos abrir… Para esto, dejar de clasificar las cosas en bueno/malo es vital; como lo he dicho antes, nada malo nos sucede y vaya que hay que entrenarse día a día para poder abrazar cada cosa que encontramos en el camino. Todo es una tremenda oportunidad de crecimiento. Veamos cómo nos va en estas semanas… Hasta pronto!

 

 

 

 

 

Mensajes sanadores en este intenso abril

No tengo tiempo-espacio para escribir como me gustaría, pero sí para compartir regalos y luces que llegan en este abril tan poderoso, conmovedor, purificador y liberador (esto último es clave, es distinto a otros momentos y es uno de los sellos de este año), que está despertando a tantas mentes y corazones como nunca antes…

Comparto tres cosas:

1. Un audio o video (al gusto del pasajero de este blog y la velocidad de su wi-fi) donde la antropóloga chilena Patricia May habla del sentido de los remezones, del dolor  y duelos de la vida. Acá el audio. Acá el video… Me quedé con una gran frase: “Uno lo pierde todo pero no se pierde a sí mismo…”

2. Un texto de ella también, publicado ayer, acá:

TIEMPOS DE CAOS Y DESTRUCCIÓN

Cuando las fuerzas destructivas entran en la vida, ya sea enfermando al cuerpo, rompiendo una relación, generando crisis personal y social, todo entra en caos.
Y el caos es una gran oportunidad de renovación, de nuevos órdenes, de vida nueva; pero suele ser también tiempo de gran incertidumbre y dolor.
avanceTiempos de confusión, de nubes emocionales que no permitan “ver claro”, tiempos también de despedidas, de término de relaciones, situaciones, etapas. El yo se duele y no queda más que aceptarlo, rendirse ante ese dolor, pero al mismo tiempo es vital para el caminante no abandonar el contacto con su núcleo interior, con el jardín interno, con ese espacio de luz y quietud donde la fuente de la confianza radical, el soltar, la paz, ecuanimidad y sabiduría reinan.
Sabiduría de los ciclos de la vida, de dejar ir, de aceptar el dolor, de profunda esperanza que siempre, siempre después de una muerte hay renacimiento.
El caos es necesario en la evolución y es un tiempo crítico, riesgoso puesto que nos puede conducir a identificarnos con dimensiones oscuras, con miedos enquistados, con rencor, con desconfianza y control.
Uno de los grandes errores del caminante en tiempos críticos es rendirse a las mareas colectivas perdiendo todo contacto con su centro, dejar el tiempo de silencio diario, revolcarse en la confusión; porque una cosa es aceptar en conciencia, observar la confusión, el dolor, y otra revolcarse y alimentarlas hasta transformar el dolor en sufrimiento constante y darse permiso para acciones inconscientes y dañinas.
Las épocas de caos y destrucción son de caminar en una cuerda floja, donde sólo nuestra claridad interior puede sostenernos, pues no hay nada exterior de que afirmarse y se hace más evidente que nunca la necesidad de presencia de nuestra Alma con su claridad, y paz para iluminar cada paso.

3. Este mensaje de nuestro libro mágico con mensajes del Universo, al cual le pedí que nos dijera algo sobre este abril, lo que nos corresponde vivir; sobre Chile y nuestra purificación de tierra y fuego de estos días… Esto es lo que dijo sincrónicamente:

Foto del día 13-04-2014 a la(s) 11:56

…Eso. Seguimos acompañándonos en un camino no fácil, pero lleno de magia. Gracias.

 

Para vivir abril 2012

El calendario dice que el 2012 empezó hace poco más de tres meses… pero el calendario interno y energético es otro. El astrológico también. Podríamos decir que el año realmente comienza con el equinoccio de otoño en el sur y el de primavera en el norte. Antes estamos en la previa, en la preparación… Y en la confusión…

Se fue el agitado y “clausurante” marzo, un mes que fue más de cierres que de inicios en los distintos planos…

Desde el 20 de marzo, día del equinoccio, el Sol comenzó su viaje por Aries y nos da una inyección de energía para que tomemos la iniciativa en nuestras vidas. El guerrero Aries que ahora y por varios años recibe la electrizante chispa de Urano nos empuja a actuar con confianza, con atrevimiento.

Y aquí vamos, poco a poco, con inusuales dolores de cabeza, cambios físicos y energéticos que nos recuerdan que todo -incluido nuestro cuerpo- está atravesando una transformación. Después de los cierres de marzo abrimos un inicio mucho más marcado en abril: ahora sí comienza el 2012 y usted puede leer los detalles aquí.

¡Feliz otoño, feliz primavera y felices iniciativas de abril 2012!

PD: Anote en su agenda el 8 de mayo próximo, a las 19:30 hrs, en Santiago de Chile… se asoma una charla de astrología made in Ji & Company  para entender el ciclo 2012 – 2017… #esonomásledigo!