Nos estamos muriendo: Segundo enjuague

DSCN6002La mañana primaveral del 20 de octubre -cuando comencé esta nota- está ventosa, algo fría y nublada: un agrado. Adoro los días así, con el verde intenso y el cielo revuelto. Desde la cocina se siente el aroma del cilantro, la lechuga y la palta, listos para el almuerzo dominguero…  La noche antes, en que regresábamos del cumple de Cami atravesando Santiago de Maipú a Providencia, conversábamos -entre otras cosas- sobre este tiempo y el sinsentido de la actual política (vienen elecciones presidenciales en Chile y las calles se llenan de absurdos letreros) y su forma de mirar la vida social y de llevar su propaganda; qué manera de estar lejos de los tiempos actuales… Y está bien, somos nosotros quienes estamos cambiando profundamente, pero las estructuras van atrás, más lento: la educación, política, religión, economía, salud, trabajo; no saben cómo  posicionarse en un tiempo tan nuevo, por lo mismo resultan lejanos, pasados de moda, asfixiantes, penosos y risibles ciertos discursos y prácticas que hasta hace poco no eran cuestionadas… Nuestro cruel sistema de vida occidental -antes inmaculado y muy expandido ya a todos los rincones-  lentamente pero de manera muy real comienza a demolerse: sus formas antiguas y actuales ya no sirven aunque algunos las maquillen… Pero aún no conformamos algo distinto. Plutón está en plena faena transformadora desde Capricornio y Urano lo presiona revolviendo todo desde Aries para que miremos lo que ya no sirve… Quizá la nueva (o real) espiritualidad, las terapias y la alimentación es lo que más se deja ver como muestra palpable de los tiempos nuevos. Me alegré, de hecho, al saber que por primera vez en 13 años Coca-Cola dejó de ser la marca más valiosa del mundo, eso habló muy mal de nosotros en más de una década, pienso; pero habla mucho mejor de cómo estamos poco a poco en este presente.

Y en medio de la conversa el chofer del taxi también opina y nos cuenta que en la semana trabaja en comercio, además estudia y los fines de semana por la noche oficia de taxista. ¿No será mucho? -le digo y le pregunto que cuándo descansa. Me dice que casi no conoce esa palabra, pero al menos le gusta su trabajo; eso ya es bastante -decimos a coro. Sí, como lo señalaba en la nota anterior, es el mega privilegio/bendición/buen karma poder dedicarse a algo que te gusta y te da sentido, en un sistema que no promueve eso sino la seguridad, el logro, la acumulación, el demostrar: energía fría que nos deja vacíos.

Pero en fin. Lo que es yo, estoy agotada. Pero no desde el cuerpo, ni desde la mente, ni con stress, ni con hastío. Es como estar cansada de “avanzar”: de ver, trabajar internamente, crecer, dar pasos, enfrentar, mirar mi ego para luego reconectar con el alma y hacer decenas de ires y venires entre ambos, botar, sanar una capa y otra más (nunca se termina), asumir, estar frente a pruebas… La lavadora de la que habláramos hace meses no ha parado, ¿no? Es que este año (desde diciembre 2012 hasta febrero 2014) es de un poder y empuje de crecimiento ineludible y cuántico que no se puede desaprovechar…

Una señora me dice, “sí, es que me contaron que tú hablas de la lavadora del alma”…  Y yo la miro y le digo con cara de extrañeza: Noooo. El alma no necesita ni medio lavado ni enjuague. Ella está intacta, pura. Es nuestro ego -personal y colectivo- el que está remecido, tironeado, mojado, expuesto, sometido a limpieza. Yo creo que el alma puro sonríe, resplandece y nos abraza en cada paso de este lavado, ¿sabes?-.

Ritual Primavera PortalDe hecho, sentí -sin proponérnoslo- que el Ritual de Primavera, en que se produjo una reconexión con el alma muuuy bella, espontánea y profunda, fue un luminoso portal hacia otra vibración y estado. En ningún caso porque lo haga yo ni mucho menos, mi ego no necesita esa validación ni ese reconocimiento, no es mi tema en esta encarnación (tengo otros que me dan más dolores de cabeza, jaja), no ando buscando eso… Creo y constato que esos días, alrededor de fines de septiembre y hasta mediados de octubre, muchos -desde donde estemos- que seguimos trabajando en nosotros mismos (gran faena de esta vida) y viendo quiénes somos realmente, entramos a otra fase, que acá la llamaré: Segundo enjuague. Y en mi experiencia de lavar a mano y en máquina, el segundo enjuague puede ser más rápido y liviano, pero también va más al detalle, con revisión de los resultados, ya casi sin detergente…

Estos meses de fin de 2013, en que la serpiente de agua repta intrépida por distintas áreas, ya nos ha hecho mudar mucha piel y nos queda poco menos de la mitad. Ella nos ha despejado el camino, nos ha rasgado -y sacado- antiguos trajes gastados o pegados, nos ha traído tremendas oportunidades y nos ha hecho ver lo real descarnadamente. También nos ha frenado cuando queremos dar pasos desde la impulsividad sin antes terminar el ciclo anterior o hacernos cargo de en qué estamos…. Y con su cascabel anima la fiesta porque la serpiente tiene su humor negro y nos lleva a reírnos de nosotros mismos. Me tinca (me parece) que debe rodear la lavadora levantando una ceja a ver cómo vamos mientras nos sigue obligando a ser concretos en el avance, este tiempo no es para voladas, para fantasías y promesas incumplidas, ante eso ella se enoja y abre sus mandíbulas…

Porque la serpiente es práctica, es 2 +2, y como esta es de agua, nos ha pedido todo este tiempo aterrizar y resolver en nuestras emociones, por tanto también en nuestras relaciones, gran tema de este tiempo, y eso incluye la relación con nosotros mismos -la más importante, obvio; donde nos ha exigido dejar de mentirnos-, como también la relación con nuestro cuerpo.

¿Pero qué trae este segundo enjuague? Primero creo que tenemos que asumir: Nos estamos muriendo. Estamos frente a la despedida de quienes éramos en lo personal y como humanidad. Ya no somos los de antes ni podemos intentar devolvernos (igual hay quienes no se enteran y está bien, cada uno con su camino y con su evolución). Este tiempo es para terminar el despojo de nosotros mismos: de nuestro ego pegado. No porque sea malo, él es un aliado, sino porque hay que renovarlo, hay que decirle que estamos en un proceso nuevo, donde necesitamos su ayuda para que se mueva desde otra energía: ya no sólo desde el miedo a perder su comodidad al instalarse en un rol: bueno, malo, ausente, profundo, víctima, responsable, temerario, chistoso, distinto, superficial, serio, intelectual, amoroso, aislado, rabioso, intenso, rebelde, sumiso… Da igual, lo que sea que se haya quedado pegado, en este segundo enjuague tiene que salir… ¿Para qué? Para comenzar una etapa más consciente desde una energía más esencial y menos enmascarada, de manera de hacer un camino más auténtico en vez de seguir en estereotipos de toda una vida y que antes supuestamente -ja- nos funcionaron, pero ya no más…. Esos moldes están chocando con la realidad que nos impone la serpiente y este último par de años… Porque este tiempo es más luminoso, abierto, creativo, rápido, verdadero… No hay espacio para las divisiones de antes, ya no hay poderosos intocables, el sistema muestra su -sanadora- crisis, a cada rato la Vida nos recuerda que somos todos iguales (qué es Internet, si no), el planeta que nos sostiene también reclama su equilibrio perdido, y muchos comienzan a despertar a la Vida nueva…

Este tiempo es horizontal y circular, todo está ahí para todos: frente a nosotros están los caminos abiertos para quienes queramos transitarlos: están la ayuda, los compañeros de viaje, el conocimiento, todo… Ya no hay excusas, como lo vengo diciendo todo este año. Encima, como decía al principio de este post, las resistencias culturales-mentales de antes comienzan se disuelven cada vez más y ya no es tan raro querer crecer interiormente en vez de sólo estar pendientes del éxito social, ni querer comida más natural, ni optar por cosas más simples o por terapias que mezclan consciencia y energías en vez sólo tomar los químicos acostumbrados…

Me llega que cada uno debiera hacer su propio ritual para hacer su auto-despedida y luego celebrar la nueva etapa, sin moldes ni expectativas, dejando el espacio abierto a la sorpresa… A ver qué sale. Por lo pronto, las alas sutiles de mariposas ya casi-casi están listas para ser estrenadas… Es nuestra etapa más densa, básica y apegada la que está muriendo vía metamorfosis, lavados y enjuagues, mientras nuestra crisálida 2013 burbujea incesante el caldo del cambio profundo e irreversible…

Estamos cansados, pero más alegres y confiados que antes. Conectando todo: satisfacciones, dolores, sanación, avances, risas, inicios, términos, pruebas, sincronías. Como esta imagen de atardecer que me quedé extasiada viendo desde el balcón y que una amiga comparte desde otro punto de Santiago, maravillada con el mismo cielo y momento… Acá la dejo, y en el próximo post viene la segunda reveladora acción de este particular enjuague

atardecer en Santiago

Anuncios

27 comentarios en “Nos estamos muriendo: Segundo enjuague

  1. Querida Jime: me quedo con el último párrafo, el cansancio es grande porque ha sido una cosa tras otra, el desapego duelo, pero como dices tú a etas alturas del lavado hay confianza de qué algo muy bueno está por venir.
    Sigamos conectando con este revoltijo de sincronías, dolores y pérdidas…pues nos darán alas 🙂
    Un abrazo.

    Me gusta

    • Es como 1 hora antes de que amanesca, parece que esta a punto, se ven los primeros cambios de tono del azul oscuro al celeste, es un momento que dura muy poco pero parece la eternidad, mientras te preguntas ¿amanecera? ¿cuanto falta?, lo unico que esperas es que sea un dia esplendido lleno de aventuras y a pesar de que solo hay incertidumbre y el raspado de fe y esperanza que queda te dice “tranquilo hay tantas posibilidades para aprender es solo un dia mas ¿que malo podria pasar?…”

      Gracias Again.

      Me gusta

  2. Ji!
    Ciertamente la estimada serpiente nos mira de reojo y se mueve lento y seguro entre nuestros pasos de cambio. Y así como nos lleva al cambio de piel, nos enseña de nuestras nuevas vestiduras.

    Y, como tú dices, nuestra alma sonríe y resplandece. Creo yo, porque los dolores, avances, caídas, pruebas … Son con sentido.

    Pasa de todo!!! … A veces siento eso. Me siento conectada y al rato dudo, desconfío de mi. Tanto tiempo dándole tanto poder al ego que hay momentos en que me siento superada – y eso es más ego todavía.

    Queda por limpiar aun… “Aguante” el enjuage 😉.

    Me gusta

    • Aguante el enjuague y el crecimiento!!! qué bello, todo, verdad? Sí, esos ires y venires igual marcan nuestro avance y que estamos moviendo mucha energía, la nueva consciencia que estrenamos cada día!
      Abrazo grande con cascabel y felicitaciones por tus nuevos caminos!

      Me gusta

  3. los regalos que nos da este enjuague muchas veces sirven para remover paradigmas en otras personas; pese al cansancio que sentimos, la agudeza de nuestros sentidos permite sentir la fragancia de cada dia, que a mi me hace estar feliz y disfrutando de esta aventura en un lugar tan distante de mi hogar…….pero siento que mi sonrisa aca es mas valiosa…….gracias por guiarnos, por recordarnos que para disfrutar de la primavera debemos pasar por el duro invierno…el ciclo de la naturaleza es sabio y nosotros somos parte de ella, solo que por un momento lo olvidamos y ahora lo estamos recuperando……por fin!!!!

    Me gusta

    • Si, por fiiin recuperamos esa belleza!! el sábado estuvimos con un grupo en el parque con mucho sol y sentía eso, lo conectados y símiles que somos con esta naturaleza que nos cobija… y una de las cosas que pasó es que al final (fue un festival todo el día) muchos chicos recogían la basura espontáneamente… Viste cómo estamos cambiando e inspirando?? Qué privilegio es vivir este tiempo!
      Abrazo hasta donde estés!

      Me gusta

  4. Tal cual!!! bessssssosssssssss.   Para mi han sido tiempos muy intensos de estar permanentemente levantandome, subo, bajo, subo, bajo…  Pero sucedió la semana recién pasada que comencé a encontrarme con mi espacio, tranquilidad, etc… recién la semana pasada, o sea finales de octubre.. después de todo un año 2013 y trabajo arduamente para que ese espacio recién alcanzado no se me esfume….   Algo sucedía en mi, en mi hogar, en mi vida que me sentía en pleno centrifugado de la “lavadora”, y no podía instalarme a escribir, meditar, silencio, etc… mi “balcón” solo existía para hacer sanaciones, pero no para regalarme mi silencio… Ayer vino a tomar el té mi amiga Cecilia Ascorra (creo que la conociste una vez en mi cumple, la que llegó al final – profe del Giordano Bruno)  y comentamos esto del no poder alcanzar el silencio, la tranquilidad, ella una mujer acostumbrada de siempre ha diariamente a darse un tiempo para escribir, meditar, pintar, conectarse…. no estaba pudiendolo lograr…. al igual que yo …… Espero si yo pude comenzar la semana pasada recién a conectarme y Cecilia también comenzando tambien a intentarlo nuevamente, con mucha voluntad… me imagino que se debe a que estos transitos “nuevos” están finalmente tomando un rumbo más amablessssssss con nosotros.. Un abrazo amiga, siempre estás en mi corazón.  y cuando quieras nos juntamos a darle al bla, bla, bla. Que tengas una buena semana! md

    Me gusta

    • Viste qué cosassss!!! sí, amiga, yo siento (de eso quiero escribir la próxima nota) que el reseteo se produjo estos días de la semana anterior… A mí me vino mucha paz… Abrazo y larga vida de todos los colores para tu balcón sanador!

      Me gusta

  5. Siiii el cansancio es grande y los cambios, el desapego de lo antiguo, la forma de ver desde otro punto las cosas, de aceptar que la via es otra desde una nueva mirada!!! Todo me calza cuando te leoooo!!! Y con este nuevo cambio yo me hare un cambio para mi!! Me hare un lindo tatuaje!! Adios paradigmas, el q diran y bla bla!!! Besos y abrazos

    Me gusta

  6. ¡Ay Jimena! ¡Qué propicios y alentadores son tus post! ¡Ole, ole y oleee!
    Menudas lecciones nos han dejado estos meses de enjuagues.. ¡Ufff! Intensos de narices. Duros, agotadores y sorprendentes a partes iguales. Creo que nunca habia aprendido tanto de mi misma como en estos últimos dos-tres meses. Yo conmigo, yo con los de alrededor… Y ver donde había mancha-apego que limpiar-soltar. Revelador.
    ¡Qué alivio saber que el 2º enjuague es mas cortito! Jejeje!
    Me encantó que dijeras que el ego no es malo, que es un aliado que se tiene que renovar. Hace no mucho, una terapeuta me dijo lo mismo, el ego es como el 2º al mando (el alma es la que dirige, el ego organiza). Me gusta la idea de renovarlo, de darle nuevos parámetros, más auténticos y en congruencia con lo que dice el alma.
    ¡Con tanto meneo, hasta el ego nos va a quedar transparente! Jaja!
    Que así sea…

    ¡Un abrazo enorme!

    Me gusta

  7. gracias por tu sinceridad. Leyendo “La anatomía del espíritu” leí una frase, que más o menos dice: si sabemos que el cambio es permanente porque nos cuesta?…cuando leí eso, me di cuenta que era justo lo que me pasa… hay cosas que sé pero mi cuerpo no, no llega a mi célula, entonces frente al cambio se estresa.
    Te cuento esto porque me ayudó a bajar esa sensación de cansancio…por un lado rico crecer pero otro no quería nada más…necesita bajarme de la micro…
    cariños

    Me gusta

    • Es que esta micro (bus) ha estado tan movediza y curiosa que cansa, verdad? Y el cuerpo también es un vehículo, a veces tanto más sabio que nosotros si nos detenemos a escucharlo… Qué potente lo que compartes, gracias. Abrazo!!

      Me gusta

  8. Jija!!
    Con la escobilla en la mano y en la otra, un jabón “Popeye”,
    Te dejo un abrazote largo, apretado, energético y serpentino, y un “Gracias” con luces de neón, prendido, desde lo alto y en medio de la ciudad (como el de Champagne Valdivieso).
    Poli

    Me gusta

  9. desde muy pequeña , nunca he temido a los cambios
    al contrario los agradezco
    soy acuario y serpiente
    y cada despertar es una oportunidad para hacer los sueños realidad
    aunque el óxido de la misma vida nos ataque
    ciclos naturales en la materia

    desde maipú un abrazo energético
    escucho la cooperativa desde que era muy muy joven
    y las veces que vas al programa de una nueva mañana presto atención a lo que hablas y pienso en ellas

    Me gusta

Si quieres, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s