Tiempos de purificación, dolor… y Poder

Por estos días recuerdo algunas enseñanzas budistas de hace años. No sé si estábamos con algún lama que visitaba Chile o si fueron ejercicios de contemplación del legado del Buda. Pero me quedaron muy marcadas porque me parecieron tan esencialmente humanas y cotidianas que las incorporé al día a día y luego las compartí en un par de talleres de meditación… Capaz que estoy mezclando cosas del budismo, pero lo diré al estilo Ji, es decir el mío: El amigo Buda definió hace cantidad de años -por el 600 a.C.- los tipos de sufrimiento, ¿por qué sufrimos los humanos? Mmm, primero porque nos falta algo, por lo que no tenemos, lo que sea: auto, casa, pareja, hijos, un trabajo que te guste, dinero, ropa, tiempo, etc. Luego, la Vida generosa y sabia te da eso que te desapegomanosfaltaba y al fin lo tienes. Genial! Lo disfrutamos. Pero al rato comenzamos a sufrir de nuevo porque aquello que llegó por fin no es como yo esperaba, obvio (segundo tipo del sufirir); no es como a mí (ego) le gustaría: el auto, la casa, la pareja, el trabajo, etc., no es tan agradable, tan bonito, tan cómodo como yo pensaba que sería, “me hace gastar mucho”, “ahora no tengo tiempo”, “tengo un jefe terrible”, “mi pareja es muyceloso/a”, “no doy más con esta casa”…  Son frases/pensamientos por el estilo que comenzamos a emitir y, por tanto, la rueda de sufrimiento a accionar. Hay, además, un tercer tipo de sufrimiento: cuando aquello que tengo -me guste mucho o no tanto- lo pierdo, y experimento el desapego -ejercicio sagrado y constante de cada encarnación– y sufro por aquello que perdí: el auto se echa a perder, me tengo que mudar, los hijos crecen y no están tan cerca, la relación de pareja cambia o se termina, me echan del trabajo o cambian las condiciones, la ropa tan linda que me compré se estropea, etc., etc., Y así somos, estamos constantemente en estos tres estados en vez de aceptar más, de darle espacio al ego para que patalee pero también recordarle que como dice un proverbio budista: Esto también va a pasar…. Y la Vida es un constante cambio.

Y por si fuera poco, hay un cuarto tipo de sufrimiento: Cuando viene uno tras otro. Cuando te pasa de todo en un tiempo no muy largo, cuando pensabas que ya terminaba y aparece algo más, no te alcanzas a sentar y otro hecho llega a tu vida. Lo que muchos llaman una mala racha. A eso los budistas lo llaman el sufrimiento sobre el sufrimiento. Y encima frente a éste te felicitan porque estás purificando mucho karma. -Linda la cuestión! -hemos dicho en estas situaciones, ¿no? Recuerdo a amigos uruguayos y ahora a un par de chilenos que están en esta experiencia y entonces uno ya no quiere más y se pregunta ¿hasta cuándo? Una amiga ariana decía estos días en su cumple: ya, y dejen de mandarme cosas por un rato -señalando a sus guías que le han explicado el porqué y para qué de algunos hechos y enfermedades que le correspondió vivir los últimos meses…

Y desde el verano hasta el comienzo de este otoño en Chile, me parece que estamos en este tipo de sufrimiento. En la acción irrefrenable de una descontrolada centrífuga, de una gran agitación purificadora que parece no querer dejarnos tranquilos y llamar nuestra atención desde donde estemos para comenzar un nuevo tiempo con otra energía y hacer los cambios internos que tenemos que hacer ya, no mañana.

cordillera de los andes

Cordillera de Los Andes, Chile

Chile, con toda su belleza y precariedad, se deja ver estos días en que sucede uno y otro hecho desde fines de 2014 hasta acá: revelación de oscuros temas políticos y económicos que tocan a las élites de todos lados hasta con cárcel preventiva para algunos -cosa nunca vista en estos rincones-, un volcán que erupciona y saluda cada par de días, incendios en bosques milenarios y en zonas costeras, lluvias inéditas en zonas desérticas que provocan tremendos aluviones que arrasan con ciudades y pueblos completos y dejan otros llenas de lodo y desechos tóxicos de la rica minería de la zona frente a la perplejidad y desolación de sus habitantes, accidentes aéreos y terrestres de gente que intenta ayudar en estos últimos hechos… Uuufff! Cuánta limpieza y crudos remezones para nuestro ego… Cuánto dolor, decepción, asombro, verdad y fuerza interna se mezclan en cada hecho de los últimos meses… No sólo para Chile, en muchos espacios geográficos y personales estamos en plena agitación purificadora…

El norte de Chile, ante un drástico cierre de ciclo, dolor y poder juntos. (Foto: Publimetro)

El norte de Chile, ante un drástico cierre de ciclo, el dolor y el poder interior  juntos. (Foto: Publimetro)

Y este movimiento intenso que también pasa en el cielo entre el irreverente Urano (despertar de consciencia, innovación, sorpresas, liberación, locura, vientos, electricidad, aeronáutica), el poderoso Plutón (transformación, muerte, intensidad, profundizar, secretos, energía subterránea, volcanes, intuición, obsesiones, dinero compartido), el mágico Neptuno (empatía, inspiración, caos, entrega, aguas, evasión, fantasía, unión) y el sólido Saturno (límites, obstáculos, disciplina, logros, ambición, rigidez, tierra, montañas, madurez, sabiduría). Juntos hacen de las suyas y nos remecen para decirnos que ya no podemos quedarnos esperando algo más, tenemos que levantarnos a resolver en nuestras vidas y hacer los cambios necesarios por dolorosos o amenazantes que sean porque si esperamos a que vengan de afuera la energía será aún más drástica… Luego de estos tres años de gran crecimiento, ahora nosotros tenemos que tomar la posta de nuestra transformación y dar pasos cada día. Ya no somos los mismos. Y los hechos externos lo anuncian, lo reafirman… Estamos en una purificación de todo lo antiguo en nosotros; de nuestros propios abusos, rigideces y evasiones. Nos corresponde a todos el despojo de las comodidades y obsesiones que nos estancan para tomar la nueva Vida que se nos ofrece donde la autonomía, la creatividad, la intuición, la coherencia, la felicidad cotidiana, la consciencia, la mirada despierta, el corazón abierto y el desarrollo de nuestros talentos son los ingredientes claves…

alma diamanteEn estos momentos aparentemente hay puro caos, pareciera que reina la inestabilidad y la destrucción de las formas y de lo que era sólido en nuestras vidas. Pero es mucho más que eso. Estamos en pleno despertar de nuestro PODER INTERIOR y esto es tremendo regalo. Mucho de lo que está pasando dentro y fuera es para activar la chispa de poder que reside en nuestro corazón verdadero, no el de Hollywood ni el de telenovela turca, por cierto; sino el diamante de luz que está al centro de nuestro pecho y que contiene toda la información de lo que fuimos, somos y seremos. Desde este espacio podemos aquietarnos, pedir respuestas -o pistas- a la Vida, conectar con nuestros guías y maestros y entonces movernos con poder espiritual, es decir, no sólo por la voluntad egoica que quiere todo ya y a su forma… Toda esta agitación puede sacar lo mejor de nosotros. Es como entrar al ojo del huracán, aquietarnos, respirar profundo, ir al corazón y desde esa vibración saber qué hacer y hacerlo, eso es Poder…

Ahora que abrimos este abril eclipsado, donde tenemos más herramientas y contexto para mirarnos y ver tanto lo luminoso como lo oscuro en nosotros (incluidos nuestros abusos y agresiones, ojo, que aún se nos están mostrando y a cada rato), es un tiempo precioso para seguir transformándonos y permitirnos un renacer brillante. Todo está a nuestro favor. Incluso la destrucción e incertidumbre que bajo su aterradora amenaza nos llaman a reinventarnos desde la fragilidad, el agradecimiento y las pequeñas osadías que esconden tremenda fuerza…

otoñoComo lo dije en radio Cooperativa la semana anterior, desde aquí honro la experiencia dolorosa y drástica del Norte de Chile sumergido en el barro y en la incertidumbre. Agacho mi cabeza ante la grandeza de hombres, mujeres, niños y viejos que hoy no tienen nada y viven -además de dolor- crudas incomodidades y extremo desapego. Honro su caminar, todo lo que nos enseñan y todo el poderoso proceso de transformación que nos muestran… Como ellos, estamos llamados a -de un momento a otro- comenzar de nuevo más allá de los miedos, de las creencias, de los egoísmos que nos muestran quienes tienen todo para ayudar y aún no lo hacen (a veces las tragedias revelan lo peor y lo mejor de lo nuestro), de las rabias y penas que nos inundan… Que la experiencia de quienes viven hoy este cierre e inicio tan drásticos dé bellos frutos, que entreguemos y reciban toda nuestra ayuda material y energética, y que el Poder de su (nuestro) corazón nos anime a todos a construir una Vida Nueva, más flexible y despierta. Infinitas GRACIAS y que renazcan en gloria y majestad. Así es y así será ❤

Anuncios

23 comentarios en “Tiempos de purificación, dolor… y Poder

  1. Jime querida…
    tres cosas:
    – me fascina el “Estilo Ji”…claro, simple y no menos potente
    – sí! Así es y así será!!
    – más importante: 1000 gracias!!! 🙂
    Abrazo caprino y otoñal,
    Poli

    Le gusta a 1 persona

  2. Llevo dias sintiendo q hay algo q ocurrira, algo grande, algo que nos llevara al punto de inflexion…..no se si sera mi intuicion o mis ganas locas que se cumpla “lo prometido”, pero me emociona sentir que todo va por buen camino, aunque todo se ve y escucha pesimo….como quiero un mundo nuevo, en profundo amor!!! asi quiero q vivan mis hijos, asi quiero vivir yo!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Leerte me hace emocionar y sentir que describen el presente MEJOR IMPOSIBLE!!!
    Comparto el sentir desde la humildad y reverenciar el dolor que estan experimentando personas, naturaleza y seres vivos en nuestro norte, sur. Que nuestro caminar sea suave y amoroso para endulzar y crear una nueva energia.

    Le gusta a 1 persona

  4. Mi estimada:
    No tengo otra explicación para llegar a tu página que el destino. Vivo en otro espacio, distinto al tuyo, pero desde el centrifugado me has explicado esto que he vivido. Tu último post me describe. Pensé que era cansancio y ahora descubro que es fortaleza, la de la flexibilidad, la del desapego. Tienes razón, no soy lo que fuí. He vivido los tres tipos de sufrimiento juntos, pero agradezco por las enseñanzas que representan en mi vida y ahora me constituyen, me conforman. No hablo tu lenguaje. Soy neófita en esta manera de entender el mundo, pero estamos en conexión. Gracias. Otra vez, gracias. Recibe un abrazo desde algún pequeño lugar.

    Le gusta a 1 persona

  5. Querida Jimena:
    Intensos y agitados han sido para mí también estos 3 últimos años. Y me resulta llamativo que menciones lo del abuso, xq para mí todo esto se desató hace 3 años con el abuso como inicio y protagonista de la temporada.

    Por otro lado, al ego lo hemos ido suavizando, menguando, capa a capa como una cebolla. Ya no es un caballo desbocado. Ahora sabemos escucharlo y guiarlo para que nos lleve a buen puerto. Pero es puñetero y, tras tantas centrífugas y desapegos, aparece en su versión más discreta. Pero aparece también la fuerza o la sabiduría interior de manera más firme, más presente.

    Solo le pido al universo tiempo y espacio para asentar todas las lecciones. No somos los mismos, eso te lo puedo asegurar. 😉

    Un abrazo enorme y un GRACIAS gigante!

    Le gusta a 1 persona

    • Maideeer! Ya te extrañaba! qué risa leer lo del ego puñetero, así es nuestro amigo, a veces un niño pequeño, a veces un adoelescente lleno de estados de ánimo… y mucho más. Pero aquí estamos con nuestro crecimiento y nuestra energía más brillante… Abrazo hasta tu primavera! ❤

      Me gusta

  6. Gracias, gracias y más gracias. Cada palabra que escribiste me llegó directo al corazón en este proceso en el que creo que “moriré”… y quizás esa es la solución: morir para renacer, tal como lo señalas.
    Que muera el ego que tanto nos (me) hace sufrir y que de verdad nos conectemos con nuestro poder, que tan violentado y vapuleado por nosotros mismos ha sido.

    Gracias nuevamente… y no voy a decir que ojalá pase esto luego, porque hay que confiar no más!

    Jajajajaja!

    Un abrazo infinito.

    Coni

    Le gusta a 1 persona

  7. Pucha Ji… es cierto… tus palabras nuevamente me hacen muucho sentido, las acojo y por más que a mi ego le choque y le duelan los conceptos de “sufrimiento”, “cambios” y “desapego”, fundamentalmente, más que nada por lo que implican, permito, aunque me cueste, que él patalee un poco, para que luego pueda dar espacio a la comprensión de cada uno de éstos valiosos conceptos…
    No quiero más proceso de lavado!!, jejeje, varios nos encontramos pasando por él, temores, angustia, incertidumbre, rabia, heridas pasadas… y resulta que esto no es siempre… hay periodos en que pareciera que uno está más sensible, y los sentimientos afloran y debes enfrentarlos… Pero tal como señalas, podemos morir, para renacer, así lo asimilo yo… como buena escorpión, “renazco de las cenizas”, de esa agua estancada que se convierte en pantano y puede dar lugar a nueva vida, y como no a grandes aprendizajes, más de los que he adquirido.
    Muuchas gracias por tan valiosas reflexiones!.
    Un fuerte abrazo de escorpión! ❤

    Me gusta

  8. Querida ji
    Gracias por tus palabras, he ido aceptando de a poco los cambios, en mi salud, estar en la casa disfrutar de la crianza. Tener coraje para atreverme a ser mamá nuevamente. Sin embargo me duele el corazón algunas cosas, el desapego es lo mas,doloroso que me ha tocado vivir.
    Confío en Dios no mas, seguro hay una buena enseñanza aunque ahora no la vea.
    cariños jime

    Me gusta

  9. Vecina !!!

    Que bello-bello post has escrito. Agradezco tu mirada, que a pesar de comprender que como país estamos revueltos con el lodo, siempre está la posibilidad de aprender y encontrarnos con nuestros diamantes (nuestros recursos, nuestro poder interno).

    Honro también a mi Norte sufrido y maravilloso al mismo tiempo.

    Un abrazo grande,

    PD: Que bien le hará a mi Capricornio ponerme a estudiar sobre los sufrimientos de los budistas 🙂

    Me gusta

  10. Gracias Ji por tu post y compartir lo que se viene en estos tiempos de incertidumbre para muchos de nosotros, donde el otoño nos enseña a soltar y que una vez más tenemos que desapegarnos, para lograr purificar nuestro dolor y seguir creciendo en nuestro poder interior con el corazón.

    Un abrazo otoñal!

    Me gusta

Si quieres, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s