REGRESO A URUGUAY

Aquí estoy otra vez! Después de casi tres meses regreso a Uruguay… Aún no aterrizo del todo, pero ya les puedo contar aventuras de mi viaje y decirles que sí, que los anhelos del alma se pueden cumplir… Que hay quienes de repente despertamos cada cierto tiempo y sentimos: quiero otra vida, quiero/necesito un cambio… y, dependiendo de muchas cosas –humanas y divinas-, optamos realmente por intentarlo, por atrevernos y a veces lo logramos, como siento que me está pasando ahora…  No sé en qué culminará esta nueva travesía y estoy abierta a los regalos y sorpresas, a fluir, a explorar, a recibir y a dar, a vivir… Por eso, como dirían en Uruguay: señor, señora, muchacho, muchacha, pasee desde su pantalla, sumerja su mente y su corazón por estos relatos desde las tierras del Sur del Mundo; mire que son gratis, no contaminan ni engordan, sólo pretenden generar, entre varias otras cosas, alegría y elevar nuestra inspiración!

BIEN-VENIDAS

… Es sábado por la mañana, hay sol y no hace frío como el día en que llegué. Pero hay un viento que te despeina y te empuja todo el rato y que a mí me alegra, aunque ahora que es primavera hay más polen y pelusas dando vueltas, así que de al menos un estornudo nadie se salva.

El clásico Gaucho

El clásico Gaucho

Después de buscar alguna campera (chaqueta) en alguna expo (galería) –la linda, es decir yo, pensó que era primavera y trajo casi pura ropa liviana, así que sufro al ver a la gente bien abrigada- entro a El Gaucho, una pizzería clásica en la calle principal del centro y de las pocas que tienen wi-fi por estas cuadras. Me siento en el rincón de siempre, donde sé que hay enchufe para el computador. Llega el mozo y me dice: “Yyy, ¿qué se había hecho, andaba perdida?”. Me río, me sorprendo y recuerdo porqué me cautivó este país…. Porque hay algo familiar, hay un aire más humano, algo que algunos podrían llamar “provinciano” y que para mí es un valor en medio de tiempos tan alterados…

Al lado de mi mesa se celebra un almuerzo de cumpleaños con un grupo de “viejos”, la cumpleañera debe celebrar sus 70 y tantos, me imagino. Cuando llega la aplauden y finalmente la acompaña más de una docena de “colegas”. Curioseo su menú y hay churrascos, milanesas, lasañas, papas fritas, ensaladas y copas de vino. Me hacen mucha gracia, son bulliciosos y bastante chics algunas. Cuando llega la hora de cantar el cumpleaños, se arma una guerra de cánticos porque hay otras mesas celebrando cumples también y cada una compite por quién canta más fuerte, todos se ríen y los mozos avivan la competencia.

… SOBRE MI LLEGADA EL 8 DE OCTUBRE?

Las afueras de Montevideo desde el avión

Las afueras de Montevideo desde el avión

Mmm, aterrizo otra vez en esta tierra verde y ventosa. Las emociones van de a poco. Al principio, un poco distraída, no me doy tanta cuenta de que ya estoy acá; subo al bus que nos traslada de la loza del aeropuerto, a las salas de arribo.

Ah, pero de pronto sí me doy cuenta que estoy en Uruguay. La señora que me atiende en la ventanilla de policía internacional, está hablando por celular; amable, me sonríe, y me atiende mientras no para de hablar sobre detalles del almuerzo y la merienda (té de media tarde), supongo que habla con la familia, mientras me pregunto si ingresará bien mis datos.

Sí, esa informalidad o poca solemnidad de la poli y de las autoridades en general, me recuerdan que ya estoy acá: en este país pequeño, sencillo y con sabor a sur.

Y luego las emociones suben. Me espera mi amiga Analía, que me recibe en su casa (ahora, “Analía Hostel”) por unos días. Nos abrazamos emocionadas y contentas y no paramos de hablar en el auto y ponernos al día. Hay mucho sol y… viento! Sí, cómo me gusta esa sensación fresca, de aire limpio y revuelto. Lo único malo es que ahora está frío… y yo no contaba con eso. Claro, en Santiago ya partió la primavera, me vine con 28 grados y no pensé que aunque acá hay sol, el clima es más variable y ahora  hay unos 18º en promedio, pero que a ratos parecen 10 con el viento frío y fuerte… Mmm, parece que tendré que pedir abrigos prestados o comprarme alguno barato en una feria… veremos.

En la tarde vamos al aeropuerto de nuevo a recibir a una lama que viene de Brasil y dará una charla a la tarde. Me alegra encontrarme con el grupo budista, entre ellos Stefan, que me apoda la “enamorada de Uruguay”. Entonces, compro tarjeta para cargar mi celular y la sorpresa es que cuando lo hago inmediatamente me llegan mensajes de dos amigas, Yvonne y Graciela, que me dan la bienvenida y me preguntan cómo llegué… Qué bello! Me emociona recibir energía tan cálida y presente! Lo mismo pasa a la tarde cuando vamos a la charla y me reencuentro con otros uruguayos.

La onda del Fun Fun

La onda del Fun Fun

La charla termina y un grupo de unos 20 nos vamos a celebrar el cumpleaños de Ana Carla, una de las encargadas del templo en Minas, y la llegada de lama Sherab al Fun Fun, un bar clásico en el centro histórico, la ciudadela, que tiene cantantes de tango y bandas en vivo. Todo de madera, con barra ídem y a media luz, tiene un pequeño escenario para la música donde canta una tanguera muy uruguaya (de voz ronca y rasgos italianos) con su guitarrista que le hace bromas. El trago obligado es el “uvita” un vino dulce muy bueno. Me siento y lo primero que veo es la foto de MI Presidenta, la inigualable Michelle Bachelet (sí, soy fans absoluta), de lo más sonriente con los dueños en su visita al bar, ¿qué tal? Vaya recibimiento!

Mmm… Hasta aquí esta primera entrega. La sinopsis de lo que viene incluye tormenta eléctrica, la mirada de otro chileno sobre Montevideo y andanzas por la bella Colonia…

Que pasen lindo!! (así se despiden acá, jaja)

Ji.

Anuncios

10 comentarios en “REGRESO A URUGUAY

  1. Jime!! que lindo! ya te lanzaste al cyberespacio con tu blog!! FELICITACIONES!
    Muy linda la primer entrega!!
    Que el viento te empuje por buenos caminos en tu nueva vida!!
    y que te sigas inspirando en mi bello paisito, asi sencillito nomas que es lo que vale!!
    Un beso grande
    Yvonne

    Me gusta

  2. Mi querida enamorada de Uruguay,
    Qué lindo post!
    Me encanta tu blog, la foto, el texto de bienvenida y todo lo que cuentas.
    Qué bien que encontraste este espacio, porque además de transmitir tus vivencias, me permites estar más cerquita!
    Te extraño amiga, pero a la vez admiro y aplaudo tu valentía para generar ese cambio que anhelas.
    Besos!
    Caro

    Me gusta

    • Carooo, todo el rato también te extraño y te dedico estas aventuras…!
      Extraño nuestras caminatas conversadas, vente pa’cá, paseamos, bailamos, comemos, vamos a la feria y luego te devuelves por un ratito hasta tu próximo viaje!!!!
      Un abrazo con viento fresco!
      Ji

      Me gusta

Si quieres, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s