7 ELEMENTOS INDISPENSABLES PARA VENIR A URUGUAY

1. Bufanda, pañuelo o cuello de polar, y cortaviento; o todas las anteriores (especialmente si usted viene de tierras cálidas). A veces los usas hasta dentro de las casas porque el viento se cuela por todas partes. Y qué decir en la calle, el sol puede brillar, pero a veces la sensación de frío ventoso no te la quitará nadie de otoño a primavera y aunque a ratos pase, puede sorprenderte en cualquier esquina.

2. PACIENCIA y con mayúsculas. Acá hay un ritmo particular; particularmente leeeeeeeeeeennnntooooo. Es como si no conocieran el ¡ahora!, o el ¡ya! No, acá conocen el “bueno”, y con eso todo puede ser. Como la charla que en el papel dice 20.00 hrs y que en realidad comienza a las 20.45 porque el propio conferencista llega a esa hora. Lo único que hasta ahora vi puntualísimo, es la salida de los buses interurbanos, un agrado. Pero los ómnibuses (las micros de la ciudad) pueden andar más lento que cualquiera caminando; la gente se toma su tiempo para atenderte en las tiendas y no hay apuro por nada, los montevideanos caminan más lento que los habitantes en otras capitales. Hoy, por ejemplo, compré una botella pequeña (petaca) de grapa miel (popular licor local ideal para el frío!) en el supermercado y había que sacarlo de una vitrina aparte. La cajera se levantó, fue hasta otra caja, sacó su estuche de cosméticos  y hurgueteó insistentemente hasta vaciarlo por completo y encontrar la llave para abrirla.  ¿Los que venían en la fila tras de mí reclamaron? Noooo, y eso que todo el asunto debió tomar unos 5 minutos al menos.

3. Perros o ganchos de ropa. Porque obvio que la ropa se vuela -y lejos- cuando la tiendes. No es broma colgar después de lavar y cada uno desarrolla su técnica.

4. Sonrisas. Sí, porque  la mayoría de los uruguayos sonríen poco, entonces cuando lo haces se sorprenden y se contagian.

5. Humor y disposición para hablar. Hace unos días en el supermercado buscaba una lechuga, miré una, la tomé y luego la devolví porque estaba fea y ya me dio lata perder las hojas, lavarla y todo el rollo. En eso se me acerca un señor con boina y barba y me dice: “aquí encontrar una lechuga bonita es como sacarse la lotería!”  Y yo me reí a carcajadas y asentí.

Luego otra señora que me escucha hablar me dice:

-¿De dónde sos?

-De Chile  -le respondo.

Y agrega: -Ahhh, me encanta, tuve una amiga chilena-. Se va y luego vuelve: “Ah, y yo veo todos los programas de allá: veo Pelotón, veo ese de la mañana… –el Buenos días a todos, salto yo-, ese!”, responde. Y finaliza con orgullo: “ah, y veo Calle 7 y Animal Nocturno”.

-¡Aaahh, nooo! -le digo- ¡Pero ves más que yo! -Y nos reímos.

Luego le pido consejo para comprar hamburguesas congeladas, me dice que ella no compra, que las hace –me lo imaginé, le digo-, pero que las de marca Schneck son muy buenas y traen sabor a chorizo: “te vas acordar de mí, estas son uruguayas, con estas te vas a la segura, muchacha”. Y nos despedimos felices las dos.

6. Kilos de menos, es decir, venir bajo tu peso corporal. Es que es inevitable comer asado, bizcochos (croissants de todos los tipos y uno más rico que el otro; son terribles) a la hora del mate, pizza, pastas, milanesas, hamburguesas…  la lista es interminable! Por lo tanto, si usted quiere venir por estos lares, haga dieta como un mes antes si no quiere comprarse ropa más grande o deprimirse a su regreso. Y si la estética no es su problema, pues coma sin culpa alguna y deje que su paladar se alegre infinitamente.

7. Un dedo pulgar sano, ágil y dispuesto a fortalecerse… Llegando a esta tierra sus oídos descansarán. Sí, porque aquí no se habla por celular, aquí se mensajea por celular. Es decir, todo el mundo se manda mensajes y hasta el más anciano y aislado sabe cómo hacerlo. Hablar es más caro que en otros países, entonces los uruguayos son expertos en mensajería móvil y se mandan hasta declaraciones amorosas por SMS. En el ómnibus se escucha a cada instante la alarma de los mensajes. Anoche, un uruguayo que se queda en el mismo hostal que yo, le pidió a otro el celular para responderle un mensaje a la novia y estuvieron yendo y viniendo los SMS como 10 minutos…

En fin, si usted trae todo esto, además de pocas expectativas, un corazón blandito y una mente abierta; seguro su estadía en este país pequeño será una experiencia memorable!

Anímese y venga!

Ji.

Anuncios

10 comentarios en “7 ELEMENTOS INDISPENSABLES PARA VENIR A URUGUAY

  1. Sigue escribiendo… esto es como las series… necesitamos entrega semanal 😀 me encantò el blog, admiro tu habilidad comunicacional!!!!

    Un beso chiquilla!!!

    Me gusta

    • Lauuu
      Gracias por alentarme! Me encanta tener una fans española-chilena… jajaja. Aunque contenta, igual extraño cosas y gente, entre esas tú… acumularemos “pila” de temas para pasar largas noches en la terraza del Lomit’s, por ejemplo!
      Abrazos sureños!
      Ji

      Me gusta

  2. Nena!!! cómo van tus relatos…??? no hay episodios nuevos de mis series favoritas, y no hay nuevas entregas de Uruguay… voy a empezar a morderme las uñas… te escribiré un mail pa ponerte al día, a ver si “te nos” inspiras!

    Un besito!!! cuídate! se te echa de menos…

    Me gusta

    • Lauuu!
      es que estaba “en otra” buscando hostel, porque el Ché Lagarto fue fatal… Ahora siento que recuperé mi centro y parece que no por casualidad este se llama “Unplugged”, me desenchufaré para conectarme conmigo, ala!
      Venga, gracias por estar ahí, besos

      Me gusta

  3. Jimena: Soy argentino, editor y vivo en los Estados Unidos. Leí tus notas. Me gustó el tono. Te paso algunos datos en materia de información tecnólogica: Uruguay es el primer país exportador de software per cápita de América Latina (AL). El 30 por ciento de los hogares tienen banda ancha. Más que en Chile y Argentina. Tiene más celulares que habitantes. Todos datos de CNN. Pero lo grande de Uruguay es su sociedad. No hay clasismo; triste realidad de todos los países de AL. Hay una fuerte clase media que vive a su ritmo, orgullosa de su origen y destino profundamente democrático. Metete más en el alma uruguaya y descubrirás que hay secretos que aún no contaste y que te sorprenderán. Allí los curas están en los templos. Y los homosexuales pueden adoptar niños. No sé si estarás de acuerdo. Pero de esto se trata la democracia. Uruguay es un ejemplo democrático del que deberían aprender todos los países de América (la conozco desde Alaska hasta Tierra del Fuego). Los argentinos los tenemos al Oriente y no hemos aprendido nada de la Orientalidad.

    Me gusta

    • Ricardo!
      Absolutamente de acuerdo… adoro Uruguay por eso, por su calidad humana… No sé si eso quedó claro en los post que leíste… te sugiero: “A la uruguaya y tips anímicos de viaje”, y el otro blog que escribo: http://participacion.elpais.com.uy/mirauruguay/
      Sobre Internet, creo que sin duda hay mucha más presencia en Chile y Argentina, créeme que he visitado bastante estos rincones y por aquí sigo, feliz con el viento, la gente linda y simple, sin stress ni pretensiones…. todo un regalo!
      Un abrazo desde el sur!

      Me gusta

  4. Jimena:

    Gracias por responderme. ¿Todavía en Uruguay? A propósito de tecnología en ese país, te sugiero que hagas una nota sobre el plan Ceibal. Hace unos días leí un artículo en El País de Madrid que considera ese proyecto como una revolución silenciosa y radical. Poner una computadora en las manos de los niños más pobres es un legítimo acto de justicia social. Claro, lo tuyo es más el turismo, pero me gustartía enterarme cómo funciona eso, para saber si es posible aplicarlo en otros países de AL. Por tu onda, me parece que este verano la vas a pasar muy bien. A vos te recomiendo más Punta del Diablo que Punta del Este. Chau. Ricardo

    Me gusta

    • Mira cómo me lees la onda… sí, me encantó Punta del Diablo… igual me dicen que está muy comercial últimamente, pero tiene su sello aún. Punta del Este no tiene sabor… es como muchas playas que uno podría conocer; en fin.
      Por ahora regreso a Santiago, y seguro que vuelvo porque dejo amigos, proyectos, lugares por conocer y otras cosas más…
      Y sí, el Plan Ceibal es impresionante, he conocido a un par de chicos que trabajan en el programa y me han contado cosas, pero, sin duda, lo más impresionante es andar por un pueblo perdido en el mapa y ver a los niños en la plaza o fuera del cole con su túnica blanca de uniforme y su compu verde en las piernas con las caras llenas de sorpresa… bellísimo! muy emocionante!…
      Un abrazo aún desde el suuurrrrrr y con tormentas!

      Me gusta

Si quieres, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s