Entre cierres e inicios, ¡Feliz otoño 2015!

Armando el altar

El equipo armando el altar. Gracias!

Pasan muchas cosas con los rituales de cambio de estación que hace rato hacemos… Pasan antes (cuando la energía comienza a manifestarse, a sintonizarse con lo que estamos viviendo, a abrirse y desafiar, también a “soplar” por dónde irá la meditación), durante (muchas sincronías, ayudas, regalos, pruebas) y después (reflexiones, agradecimientos, cariño, generosidad, comprensiones de lo vivido, transformaciones)… Y siempre se respira Amor… Desde el trabajo previo y de equipo días antes y en esa misma jornada, el apoyo generoso de Juventud Providencia que abre sus espacios para que muchos nos encontremos, los mails enviando amor y energía, el altar que se arma paso a paso, luego en la quietud de todos los asistentes en distintos momentos, en la entrega, la presencia plena, la dulzura de los niños, la sabiduría de los abuelos, el baile entusiasta, las palmas, los ojos cerrados en algunos pasajes, las sonrisas, el compartir de los frutos, los abrazos al final… La conexión con nuestro corazón puro se deja sentir y brilla para que todos la gocemos…

Los frutos del altarLa tarde de este 28 estuvo muy íntima, con una energía muy profunda… Chile -y todos quienes habitamos esta tierra sureña poderosa- está(mos) en una transformación dolorosa y bellísima a la vez, que nos remece y nos reconecta al mismo tiempo. Por lo mismo, cada paso de este Ritual de Otoño fue dedicado al norte chileno que hoy palpa la muerte, el desapego total, la angustia, la desolación y ‘futuramente’ el renacer. También enviamos nuestra energía al sur con sus bosques que arden y sus volcanes que despiertan con fuerza, que hacen saltar nuestros miedos, desesperación  y perplejidad…. Por eso bailamos y disfrutamos como ofrenda para todos los seres, incluidos nosotros mismos…

Fuimos alrededor de 300 uniéndonos para decirle a nuestro cuerpo, ego y corazón verdadero: aquí estamos con todo lo que somos, con toda nuestra belleza, nuestros miedos, nuestras heridas y nuestras ganas de hacer una vida distinta, y podemos detenernos a revisar cuánto crecimos en este ciclo de tres años que cerramos, cuántas capas de piel botamos, cuántas vueltas dentro de la lavadora y miren cómo estamos hoy… Estamos más grandes, más conectados, con más conocimiento y herramientas para avanzar de forma más integra y armónica. Ya no caminamos sólo escuchando al ego con sus urgencias, su deber ser, sus rabias, sus creencias rígidas, miedos o penas; sus trampas y espejismos… Ahora comenzamos otra etapa del viaje y este otoño 2015 es la bienvenida a este tiempo nuevo donde tenemos tanto que crear, vivir, reconectar y aportar… Podemos atravernos a experimentar desde el corazón!

Desde el teatro Oriente, nos juntamos a detenernos y celebrar

Desde el teatro Oriente, nos juntamos a detenernos y celebrar

En este ritual pasamos por muchos gestos, desde el reconocer en qué momento de nuestra vida está cada uno y colectivamente, hasta el darle la mano a nuestros miedos porque están ahí para algo y es bueno hacerles un espacio y escuchar qué tienen que decirnos, sólo que ya no podemos dejarles el mando… Y también hicimos otro gesto: honrar al padre que elegimos tener en esta encarnación y  -haya sido como haya sido- agradecerle la Vida que con Amor nos traspasó… Desde una conexión de corazón muy profunda compartimos esto con Chile, un territorio poderoso y sanador donde muchas veces el padre aparece más bien lejano o derechamente ausente… Esta tarde, desde la energía de Amor y Poder del padre, abrimos tanto los caminos como nuestras alas para que en este nuevo ciclo nos decidamos a tener una vida más auténtica, que nos apasione y podamos brillar con todos los dones que tenemos para compartir…

Hoy, al día siguiente, sentimos el amor flotando, el sonido de la música del norte y del sur, y el baile de Happy con que todos vibramos porque el otoño nos invita a soltar y disfrutar!! Soltar apegos, miedos, ideas antiguas, stress, expectativas, rencores, exigencias, críticas, prisa, dudas, obsesiones, pasividad… Podemos soltar todo lo que nos impide sonreír: desde el corazón, con suavidad, como hojas de otoño, podemos dejar caer pesos y energías opacas para quedarnos más a gusto con lo que de verdad somos: bellísimos seres humanos con un corazón espiritual de un poder infinito… 

ALTAR ritual otoño

Nuestro altar de otoño ❤

Muuuuchas gracias a todos por leer este espacio, por compartir los rituales, escuchar los mensajes y avanzar juntos en tiempos tan desafiantes y de tanta luminosidad al mismo tiempo! Ahora podemos ver y sentir mucho más por dónde es el camino de cada uno, sólo hay que soltar miradas antiguas, detenernos más, abrazar a nuestro ego y miedos para que ocupen su lugar, reírnos con ganas de nosotros mismos, probar nuevas fórmulas y acompañar el fluir de la Vida sabia y amorosa que sabe por dónde llevarnos... Un gran abrazo otoñal con música del norte chileno para bailar con el corazón e irradiar Amor! GRACIAS y seguimos viaje! ❤